Viajes

10 cosas (al menos) que hay que ver en El Escorial

La del Monasterio de San Lorenzo de El Escorial es una excursión ineludible, especialmente cuando se está en Madrid. Las razones son muchas. Sólo la basílica alberga más de 4.000 estancias.

Pero en la localidad de San Lorenzo, que da sitio al Escorial, hay más que ver. Y en los alrededores, porque el inmenso monasterio que mandó construir Felipe II se ubica en un espacio de gran valor medioambiental. Estas que siguen son, al menos, diez cosas que hay que ver en El Escorial.

En una visita al Real Sitio de San Lorenzo de El Escorial, ese es el nombre completo, hay que entrar en su Real Monasterio y Palacio del ‘Siglo de Oro’. El edificio, obra de Juan de Herrera, está considerado Bien de Interés Cultural y Patrimonio de la Humanidad.

Un resumen de tan enorme monumento nos indica que en la visita hay que ver, o intentarlo, todo ésto:

No todo es arquitectura en el Monasterio del Escorial. También hay que aprovechar para ver su Museo de pinturas. Expone obras de grandes maestros como Velázquez, El Greco, Tiziano o Patinir.

En San Lorenzo, en el pueblo, hay más tesoros. Por ejemplo, la Casa de los Infantes y la Reina o el Coliseo de Carlos III. También hay que pasear por su trazado urbano, que armoniza casas señoriales de estilo herreriano, con plazas y avenidas racionalistas.

Según la tradición, sirvió de observatorio a Felipe II durante la construcción del monasterio de El Escorial. Se trata de un conjunto de plataformas escalonadas sobre un canchal de granito a los pies de Las Machotas. En realidad, parece ser que se trata de un nemeton o altar de sacrificios de origen vetón.

Si el tiempo acompaña, el Área Recreativa La Herrería, en pleno bosque de La Herrería, es un lugar donde disfrutar de la naturaleza. Si nos gusta el golf, aquí encontramos el Real Club de Golf La Herrería, al pie del monte Abantos, rodeado de encinas, fresnos, robles y con El Escorial de fondo.

Quien quiera contemplar una de las vistas nocturnas más bonitas de El Escorial debe subir al mirador de Ángel Nieto 12+1, en el Puerto de la Cruz Verde. Es también un homenaje a Ángel Nieto y a todos los motoristas, amantes de las cerradas curvas de estas carreteras.

Para acabar, mesa y mantel. Según los cocidistas madrileños, el de El Charolés es, desde 1977, uno de los mejores. Empieza con una sopa desgrasada y sigue con materias primas excelentes: garbanzos de Fuentesaúco (Zamora), patatas gallegas, gallinas viejas segovianas, tocino curado de Verín (Ourense), costillas de ternera charolesa, AOVE de Baena (Córdoba), etc. Ojo, sólo los lunes, miércoles y viernes.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba