Viajes

10 destinos españoles para escapar el puente de diciembre

Azul mar y verde bosque. De esos colores se pinta esta privilegiada Reserva de la Biosfera cuyo corazón es el río Oka, que se transforma en ría al llegar a Mundaka, paraíso surfero, creando unas impresionantes marismas. Hacia ellas mira el Urdaibai Bird Center, moderno observatorio de obligada visita. También lo son el pueblo pesquero de Bermeo, el cabo de Matxitxako y San Juan de Gaztelugatxe, mítica Rocadragón en Juego de Tronos. turismourdaibai.com

Desde la imponente mole rocosa sobre la que se asienta Ares del Maestrazgo, la vista recorre casi cada punto de esta comarca de interior. La capital es Albocàsser, con un ermitorio, el de Sant Pau, que nos recuerda el pasado cátaro de la zona. La naturaleza aquí se mezcla con la historia, que podemos descubrir entre las ruinas del antiguo castillo árabe de Culla, el casco histórico de Benassal y la lonja gótica de Catí. ¡Qué rico está su queso! altmaestrat.es

Bañada por el Noguera Ribagorzana y su afluente, el Noguera de Tor, esta comarca es cien por cien Pirineos, perfecta para aventureros -tiene su propia estación de esquí- pero también para amantes del arte. Formado por pueblos que durante siglos permanecieron aislados, la vall de Boí ofrece una sucesión de iglesias románicas que hoy son Patrimonio de la Humanidad. Entre ellas, Sant Climent y Santa María de Taüll y Santa Eulàlia d’Erill la Vall. turismealtaribagorca.cat

A la zona oriental de Cantabria pertenece este valle formado por más de veinte pueblos surgidos durante la Edad Media. Es un territorio accidentado, con varios puertos de montaña como Los Tornos, Portillo de la Sía y Lunada, ideales para un road trip rural. Imprescindible: asomarse al Mirador del Asón, al que se accede por la carretera que va de La Gándara a Arredondo, para contemplar la espectacular cascada que forma el río al nacer. turicantabria.com

Más de dos kilómetros miden las murallas de esta bella localidad, a unos pasos de Portugal, coronada por un castillo construido en el siglo XIV en un tajo sobre la vega del río Águeda. Casonas y palacios se suceden por las calles del centro histórico, que preside una gran Catedral. En los alrededores, el yacimiento de arte rupestre de la Siega Verde, con sus petroglifos, nos hará viajar en el tiempo. ¿Para comer? Un embutido especial: farinato. turismociudadrodrigo.com

Comprar alfajores y mantecados puede ser una buena excusa para visitar esta ciudad que existe más allá del sol que por ella sale. En su alcazaba destaca la Torre del Homenaje, con el Reloj de Papabellotas, y en el Museo de la Ciudad, su efebo, un bronce romano. Todo nos espera a las afueras: los dólmenes de Menga y Viera y el tholos de El Romeral, con su nuevo museo, la Peña de los Enamorados y El Torcal, paraje natural con un sinfín de rutas. turismo.antequera.es

Las azoteas echadas y los patios inclinados de las blanquísimas casas de la isla funcionan como espejos ante los rayos solares. Buscando precisamente el sol llegamos hasta playas como la de Famara por la que, de niño, corría César Manrique. Sigamos sus pasos, desde el Mirador del Risco hasta los Jameos del Agua. Timanfaya, con sus Montañas de Fuego, es de otro mundo. De este son los vinos de La Geria, negro suelo volcánico salpicado de vides. turismolanzarote.com

Pura naturaleza. Eso es lo que ofrece este valle pirenaico, en las proximidades de Jaca, en el que conviven quebrantahuesos y osos pardos. Estamos en el lugar exacto donde nació el Reino de Aragón y también una leyenda: el monasterio de San Pedro, en Siresa, custodió en el siglo IX el Santo Grial. Hayas, pinos y abetos dan vida a la Selva de Oza, mágico lugar desde el podemos llegar hasta la Corona de los Muertos, un poblado de hace 5.000 años. valledehecho.es

Con más de 110 kilómetros esquiables, Sierra Nevada es uno de los destinos de nieve preferidos de los más deportistas. La montaña nos ofrece diversión pero sus alrededores bien merecen una visita. El Poniente granadino esconde lugares como Montefrío, con un castillo que hace equilibrios sobre el precipicio, o Moclín donde comienza la Ruta del Gollizno, con un tramo que discurre entre puentes colgantes sobre la garganta de los Tajos de la Hoz. turgranada.es

La capital de las casas colgantes cumple 25 años como Ciudad Patrimonio de la Humanidad y ha preparado un programa cultural en su auditorio José Luis Perales del 4 al 7 de diciembre con José Mercé el día 7 y la Royal Film Orchestra el 4. Información y entradas en cuenca.es, auditoriocuenca. es y visitacuenca.es

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba