Noticias locales

18.500 millones de 88 países con la vista puesta en las finanzas y la tecnología: así es la inversión extranjera en Madrid

Isabel Díaz Ayuso ha viajado esta semana a Estados Unidos con un objetivo claro: atraer capital y proyectos hasta la región. La presidenta de la Comunidad de Madrid ha mantenido reuniones con fondos de inversión y organizaciones financieras, económicas y políticas para explicar cuáles son las principales políticas que está desarrollando su gobierno en materia empresarial, así como los ambiciosos planes que se dibujan en el futuro inmediato de la región: desde el desarrollo de Madrid Nuevo Norte hasta el plan de descarbonización pasando por la estrategia de mejora y modernización de la red del Canal de Isabel II, a la que se prevé destinar en los próximos años 617 millones de euros.

En los encuentros de trabajo que ha mantenido la dirigente madrileña, que ha cruzado el charco junto a un reducido grupo de colaboradores, las cifras de inversión extranjera en Madrid han tenido un protagonismo indiscutible. Especialmente las que tienen que ver con Estados Unidos. En 2017 llegaron a Madrid procedentes de este país norteamericano 1.700 millones en inversiones directas, mientras que el año pasado el indicador se situó en 334 millones. ¿Qué pasó para que el descenso fuese tan acusado?

Resolver esta cuestión es, quizás, una de las razones por las que Díaz Ayuso ha emprendido esta gira institucional. En la maleta, eso sí, ya ha llevado las últimas estadísticas del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, que reflejan que los inversores estadounidenses han recuperado parte de su interés por Madrid: entre enero y junio de 2021 han llegado desde el país norteamericano algo más de 961 millones en inversiones y le han situado en el segundo país con más dinero invertido en Madrid este año.

Con un inversor yanqui que de nuevo se fija en Madrid, y ante la perspectiva de crecimiento que sucederá a la pandemia, en el Gobierno autonómico han considerado que era un buen momento para ir a extender cartas de presentación a Nueva York y Washington. Y puede que este viaje no sea el único que realice la presidenta madrileña al extranjero persiguiendo el objetivo de atraer inversión. “Tomamos nota de estos seis días para hacer más internacional Madrid”, dijo el jueves la presidenta.

Y aunque es uno de los países más atractivos para ir a buscar capital… no solo de Estados Unidos ‘vive’ la inversión extranjera en Madrid. De hecho, en el primer semestre de este año se han contabilizado inversiones de 79 estados y en 2020 el cómputo ascendió hasta 88.

Las cantidades que destinan a la región son tan diversas como sus emisores: desde los 600 euros que el ejercicio pasado invirtió Tailandia, el que tenía menor capital, a los más de 6.458 millones procedentes de Luxemburgo, que fue en 2020 fue el país con más volumen de negocio en Madrid. Suele encabezar este ranking de inversores, de hecho en el primer semestre de este año también lo ha hecho.

Suiza (3.308 millones invertidos), Reino Unido (2.514), Francia (1.686) y los Países Bajos (731 millones) son otros países con elevadas inversiones en la Comunidad de Madrid, de acuerdo con los datos del año pasado, el último ejercicio completo con estadísticas disponibles. En lado opuesto de la balanza, aparecen la citada Tailandia, Gambia (960 euros), Irán (2.850), Turkmenistán, Sudán, Rumanía o Mónaco, estos cuatro últimos con 3.000 euros invertidos en todo el año pasado.

Respecto a los sectores de interés, las principales son los servicios financieros, la esfera de las telecomunicaciones, la construcción de edificios y los servicios de información. En actividades que tienen que ver con la administración de mercados, la gestión de fondos de inversión, la correduría de seguros o la inversión colectiva, entre otros, el capital extranjero en Madrid superan los 4.444 millones.

En telecomunicaciones, las inversiones ascienden a 2.167 millones y tienen que ver con comunicaciones por satélite, cable o inalámbricas. La construcción de edificios residenciales y no residenciales y la promoción inmobiliaria concentró algo más de 1.292 millones, mientras que en los negocios relacionados con los portales web, el procesamiento de datos o el hosting se invirtieron 1.208 millones.

Los principales sectores donde ha recaído la inversión extranjera a lo largo de 2020 han sido las actividades auxiliares a los servicios financieros (15,3%), telecomunicaciones (12,1%), servicios financieros (9,5%) y construcción de edificios. Otros sectores con elevada cuota de inversión son el transporte aéreo, el suministro de energías, el ámbito de los seguros y la consultoría.

Cualquiera podría pensar que en 2020, en un año marcado por la pandemia casi por completo, los sectores de interés de los inversores extranjeros en Madrid se resentirían porque dejaron de enviar capital, pero no es así. El año pasado, el caudal de inversiones de terceros países fue el más elevado del intervalo 2016-2020, con la única excepción del ejercicio 2018, que registró un volumen inusual -algo más de 46.425 millones de euros- porque en el segundo trimestre del año se produjo una importante operación de compra de acciones realizada por una empresa española a través de una filial extranjera, según explican desde la Consejería de Economía y Hacienda.

En 2020, llegaron a la región procedentes del exterior algo más de 18.548 millones de euros, 3.746 millones más que en 2019. De acuerdo con fuentes del departamento que dirige Javier Fernández-Lasquetty, los datos de inversión extranjera no obedecen a un “patrón cíclico”, como sí sucede en otros ámbitos económicos y macroeconómicos. “Se trata de decisiones que se toman en virtud de la oportunidad y la confianza”, afirman.

A juzgar por los datos de inversión del primer semestre de 2021, parece que este año también se ha confirmado esa tendencia de “confianza” exterior en Madrid. Entre enero y junio llegaron 4.150 millones de euros procedentes de otros países. En el conjunto del Estado, la inversión extranjera llegó en el mismo periodo a 7.250 millones, lo que supone que Madrid concentró más del 57% de todo el capital que llegó España.

Para el Gobierno autonómico, estas cifras no se pueden achacar exclusivamente al ‘efecto capitalidad’ de Madrid: recuerdan que la capital del Estado está fijada desde hace casi cinco siglos, pero que la región solo ha superado a Cataluña en el plano económico en las últimas dos décadas. “Estos buenos resultados se deben a la combinación de seguridad jurídica, impuestos bajos y libertad económica“, opina Manuel Llamas, viceconsejero de Economía. “Madrid aplica el régimen fiscal más competitivo de España y goza de un marco regulatorio favorable a la creación y desarrollo de empresas, tanto nacionales como extranjeras”, agrega.

“Que la Comunidad de Madrid sea la mayor receptora de inversión extranjera de España no es algo excepcional ni fruto de la casualidad“, insiste Llamas. Los datos de inversión registrados el año pasado y el primer semestre del actual hacen pensar en una tendencia positiva para los próximos ejercicios, pero desde la Consejería de Economía y Hacienda reiteran que la “volatilidad” de este sector, sumada a “un entorno enormemente complejo y de gran incertidumbre”, hace difícil prever un escenario con antelación.

En cualquier caso, lo “razonable” para el Ejecutivo regional es que se mantenga el interés del capital extranjero y el liderazgo de la Comunidad de Madrid sobre el conjunto de España. “Madrid es el principal polo de inversión foránea desde hace muchos años y esta tendencia, lejos de frenarse, sigue mejorando con el paso del tiempo, mostrando así un crecimiento sólido y estable, con independencia de la coyuntura económica vigente en cada momento”, zanja el viceconsejero de Economía.

Mostrar más
Botón volver arriba