Vivienda

35 millones y 200 ventas, año de infarto para Bidx1, la plataforma de subastas online

35 millones de euros y 200 activos vendidos. Son las dos cifras que resumen el primer año de vida en España de la firma irlandesa BidX1 especializada en subastas online de activos inmobiliarios. El pasado 30 de octubre celebró su primera venta y, a pesar de la pandemia, no ha cesado su actividad. De hecho, en pleno estado de alarma logró ventas por más de 2 millones de euros, muchas de ellas sin que el comprador llegase a visitar la vivienda y la maquinaria sigue funcionando a pleno rendimiento de cara a las próximas subastas que tendrán lugar en octubre, noviembre y diciembre.

A lo largo de este año, la compañía ha realizado un total de cuatro subastas virtuales logrando 500 nuevos registros, y con visitas de más de 173 países diferentes a la web de la compañía, lo que refleja un creciente interés por esta nueva manera de comprar y vender propiedades, que permite invertir o comprar a distancia. A pesar de la incertidumbre económica, lo cierto es que la compañía espera alcanzar las 400 propiedades vendidas a lo largo de 2020 y llegar a 1.000 activos en 2021.

Espera alcanzar 400 propiedades vendidas a lo largo de 2020 y llegar a 1.000 activos en 2021

Entre los activos más importantes vendidos en los últimos meses destacan un edificio residencial en el centro de Madrid y de un centro comercial en la localidad cordobesa de Lucena, entre ambos, 5.675.000 euros.

El primero de ellos se encuentra en una de las mejores zonas de Madrid, entre las calles Hortaleza y San Mateo, en pleno barrio de Chueca. En total, el inmueble cuenta con 12 viviendas con garaje distribuidas en cuatro alturas más planta baja con un total de más de 1.500 metros cuadrados. Asimismo, se trata de uno de los edificios más altos de la zona, con terraza en los áticos. El precio inicial era de 3.725.000 euros y finalmente se logró su venta por 3.925.000 euros.

Lo que demuestra, según Javier de Pablo, director de propiedades de BidX1 España que, a pesar del entorno de incertidumbre, los activos bien ubicados siempre despiertan el apetito de inversores. De hecho, asegura que el precio de salida se fija en consenso con el vendedor y se pueden conseguir precios de cierre un 10% superiores.

“A pesar de las circunstancias, creemos que el mercado inmobiliario dispone de liquidez y de una amplia demanda por parte de inversores, no solo a nivel nacional sino también internacional, lo que nos impulsa a diseñar un plan de negocio ambicioso para este final de año y también de cara a 2021”, explica Javier de Pablo.

E. Sanz

A lo largo de los meses que duró la situación, BidX1 adaptó todos sus recursos para facilitar las transacciones, permitió acceder a tours virtuales y lanzó su nueva aplicación móvil, “todo ello acompañado de un equipo de asesores disponibles permanentemente, lo que transmitió confianza y supuso un impulso para cerrar ventas”, según de Pablo.

“Sin duda la llegada del coronavirus ha acelerado la transición a procesos puramente digitales en el sector inmobiliario. En nuestro caso, gracias a nuestro modelo de negocio, logramos adaptarnos rápidamente a las nuevas circunstancias, para afrontar la situación y salir reforzados” afirma Daniela Marchesano, directora de operaciones de BidX1 España.

Comprar sin visitar el activo

El funcionamiento de la plataforma, “novedosa y disruptiva en España”, tal y como la describe Marchesano, es muy sencillo. Para poder optar a la compra de una propiedad los usuarios tienen que registrarse previamente en la página facilitando documentos que demuestren su identidad, así como un depósito que se devuelve de manera inmediata en caso de no ser el ofertante ganador.

Una de las viviendas vendidas.Una de las viviendas vendidas.Una de las viviendas vendidas.

“Las principales ventajas de la plataforma tecnológica son la transparencia, ya que todos los documentos e información está publicados en todo momento en la web y el Día de Ventas las ofertas se muestran en tiempo real; la eficiencia, logrando simplificar el complejo modelo de venta de inmuebles; y la rapidez, ya que logra reducir los plazos de la compra de los 6-9 meses que se tarda de media en España a tan solo 10 semanas“, apunta Javier de Pablo, quien destaca cómo muchas de los activos se han vendido sin que el comprador llegase a visitar la vivienda “dado que la transparencia del sistema hace que disponga de toda la información, como la nota simple, el modelo de escritura de compraventa.”

Este modelo ha cosechado grandes éxitos en mercados como el de Irlanda, Reino Unido, Sudáfrica o Chipre, donde la compañía ya ha logrado vender más de 6.000 propiedades de manera totalmente online en tan solo dos años, con una cifra de negocio de más de 1.100 millones de euros. Además de España, la compañía continúa con sus planes de expansión europea y tiene previsto abrir oficinas en Portugal, Grecia e Italia durante el 2021.

Sobre todo activos residenciales

“Gracias a la sencillez del proceso y a la posibilidad de realizar la compra desde cualquier dispositivo móvil, se han registrado compradores desde los 19 hasta los 82 años, si bien el perfil más habitual son hombres y mujeres de entre 30 y 50 años que buscan primera residencia“, explica Marchesano. Sin embargo, la compañía está observando un interés cada vez mayor de inversores, que ya representan cerca del 20% del total de los compradores en la plataforma. Entre sus clientes, particulares, fondos de inversión o family office.

En cuanto a la tipología de las propiedades vendidas, más de 27 millones de euros corresponden a inmuebles residenciales, mientras que los restantes 7 millones de euros han sido ventas de activos terciarios. La compañía ha logrado cerrar ventas en más de 25 provincias españolas, con una alta tasa de concentración en Madrid, Barcelona, Valencia, Zaragoza, Málaga y Alicante, donde se han localizado el 70% de las ventas.

BidX1, cuya traducción literal es ‘apuesta por uno’, nació en plena crisis en Irlanda, uno de los países que, junto con España, sufrió las dramáticas consecuencias de la gestación y posterior estallido de la burbuja inmobiliaria. La firma echó a andar en 2011 y es fruto de la alianza entre la mayor compañía británica de subastas inmobiliarias, Allsop, y Space Property Group, que aquel año decidió entrar en el mercado de las subastas con la compra de acciones de Allsop valoradas en 4 millones de euros. Ese año, la compañía fue rebautizada como BidX1.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba