Vivienda

Ábalos rechaza rebajar a cinco propiedades la consideración de gran tenedor

El ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, ha rechazado este lunes la propuesta de Unidas Podemos de rebajar a cinco propiedades la consideración de gran tenedor en la futura ley de vivienda en la que trabaja su departamento, y ha pedido “olvidar” políticas de “carácter confiscatorio o expropiatorio”.

Tal y como avanzaba hoy ‘Cinco Días’, se trata de la última propuesta formulada por la coalición de Pablo Iglesias en la negociación sobre la futura ley de vivienda con el ministerio que dirige Ábalos. Una propuesta que este mismo ha rechazado en rueda de prensa desde la sede del PSOE en Madrid, en la que ha comparecido tras la reunión de la Comisión Ejecutiva Federal de su partido como secretario de Organización.

“Es un elemento nuevo que contradice las consideraciones hasta la fecha”

El titular de Transportes ha recordado que en las distintas normas que ha ido aprobando el Gobierno de coalición, como en las ayudas al alquiler o la paralización de desahucios, se ha tipificado como gran tenedor a partir de 10 propiedades, por lo que la última propuesta de su socio de Gobierno “es un elemento nuevo que contradice las consideraciones de ambas formaciones hasta la fecha”.

De hecho, las posibles exenciones fiscales a grandes tenedores ha sido una de las cuestiones que ha atascado las negociaciones entre PSOE y Unidas Podemos sobre la futura ley de vivienda, tal y como adelantó El Confidencial, y cuya aprobación estaba prevista para principios de febrero y que, finalmente, se retrasará hasta pasadas las elecciones catalanas del 14 de febrero, lo que no ha gustado a la formación morada. Las compensaciones a grandes tenedores de vivienda —propietarios con más de 10 inmuebles— ya fue un tema de discusión entre PSOE y Unidas Podemos en las negociaciones sobre el decreto para paralizar los desahucios durante el estado de alarma.

Iván Gil

En todo caso, Ábalos ha asegurado que la nueva ley, “como política pública, no puede descansar sobre los particulares” y, en lugar de ello, ha apostado por una ley “que comprometa a todas las administraciones en el ámbito de su competencia” para garantizar la función social de la vivienda. “La política pública exige responsabilidad pública”, ha apostillado.

Evitar operaciones con fondos buitre

En este sentido, José Luis Ábalos ha apostado por evitar operaciones como, por ejemplo la venta a “fondos buitre” de vivienda pública como hizo la Comunidad de Madrid o incluso Sareb, el conocido como ‘banco malo’, que se encarga aún de gestionar activos inmobiliarios de entidades financieras a partir del rescate del sector en la anterior crisis. Operaciones con las que, ha reconocido, se ha hecho “negocio” con la vivienda.

“Eso es lo que tenemos que tratar de evitar, pero olvidando un carácter confiscatorio o expropiatorio que creo que no corresponde”, ha dicho el ministro de Transportes, que ha señalado que desde el Gobierno buscan sacar una ley “desde el punto de vista del rigor constitucional”. “La vivienda afecta a la propiedad privada y hay límites que no queremos sobrepasar”, ha aclarado.

Por su parte, desde Unidas Podemos, su portavoz, Isa Serra, también ha apostado por exportar a nivel estatal la normativa catalana al entender que así el Tribunal Constitucional (TC) no encontrará elementos para poder pararla. Hay que recordar que la semana pasada el TC anuló la normativa de vivienda que el Govern aprobó en 2019 al entender que limita el derecho de propiedad y prevé medidas “coactivas, no voluntarias” para los dueños de pisos que no pueden imponerse mediante un decreto ley.

La ley, aún en negociación

En todo caso, ha asegurado que la nueva ley de vivienda se encuentra aún en “trabajos previos” dentro de su propio departamento, antes de “hacer ese trabajo de cooperación” con la Vicepresidencia de Derechos Sociales y con las formaciones que integran el Gobierno de coalición.

En otro momento de la rueda de prensa, Ábalos ha dicho que “los equipos de trabajo a nivel técnico ya tienen su propuesta hecha”, pero su intención como ministro es “entrar el detalle”.

“Hay todo un trabajo previo, pero el nivel político no lo hemos concluido”, ha dicho. Todo ello a pesar de que, según el acuerdo alcanzado entre el PSOE y Unidas Podemos para cerrar los Presupuestos Generales del Estado de 2021, el Gobierno debía tener cerrado antes de acabar enero esta ley, y ser remitida al Congreso antes de finalizar febrero. Preguntado por este retraso, Ábalos ha manifestado que “ese compromiso se mantiene”, y que confía en presentar el proyecto de ley este mismo mes. “Esperemos que nos dé tiempo a lo largo de febrero de poder presentarlo”, ha zanjado.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba