Tecnología

Adopt Me! de Roblox ha hecho bien todo lo que Second Life hizo mal o demasiado pronto: así tienen a 64 millones de usuarios y facturan 50 millones

Adopt Me! de Roblox ha hecho bien todo lo que Second Life hizo mal o demasiado pronto: así tienen a 64 millones de usuarios y facturan 50 millones

En plena fiebre de Nintendo DS y con una campaña de marketing espectacular, en Nintendo consiguieron colocar casi 24 millones de las distintas versiones de aquél pelotazo llamado ‘Nintendogs’. Un fenómeno a nivel mundial que convirtió a aquellos perretes virtuales en el segundo juego más vendido de la portátil.

Las cifras son espectaculares, sí, pero están a punto de quedarse anticuadas frente a nuestras narices. ‘Adopt Me!’, otro juego que nos invita a cuidar animales, conseguía recientemente la friolera de 64 millones de usuarios activos mensuales.

Por ponerlo en perspectiva, tendrías que sumar las unidades de los ‘Mario Kart’ y ‘Animal Crossing’ de Nintendo Switch para alcanzar esa cifra. O meter en el mismo saco todo lo conseguido por dos fenómenos como ‘Tetris’ y ‘Pokémon’ en la Game Boy original.

Pero la comparativa no es justa. La gran diferencia entre ‘Adopt Me!’ y juegos como los anteriormente mencionados es que estamos ante un juego free-to-play. Algunos dirán que eso es contar con ventaja, claro, y tras ello probablemente reducirán el tamaño del círculo de asombro dibujado brevemente con sus labios. Pero ojo, que si nos asomamos a las cifras de un rival similar puede que el círculo se haga aún más grande.

Las espectaculares cifras de  ‘Adopt Me!’

En plena pandemia, y viviendo uno de sus momentos más dulces, ‘Fortnite’ cerraba el pasado junio uno de sus mejores meses cosechando 80,4 millones de usuarios activos mensuales. Los 64 millones de usuarios de ‘Adopt Me!’, en cambio, son del pasado mes de enero, y son 30 millones más de los que tenía en enero de 2020.

Pero vayamos un paso más allá porque, a diferencia de ‘Fortnite’, ‘Adopt Me!’ no es un juego per se. En realidad es tan sólo una de las miles de experiencias que podemos encontrar en ‘Roblox’, la plataforma de creación de juegos que apunta a convertirse en la próxima Disney.

Allí, junto a otras experiencias que se encargan de adaptar otros éxitos transformando ‘Rocket League’ en un juego de fútbol social, o a ‘Among Us’ en un juego de escondite y terror con un cerdito asesino como protagonista,  ‘Adopt Me!’ se ha convertido en un caballo de batalla capaz de generar más de 50 millones de dólares al año en micropagos -de los que Roblox “se quedacerca del 75%-, y congregar hasta casi dos millones de usuarios simultáneos.

Adopt Me!

Desde Dreamcraft, la desarrolladora detrás de ‘Adopt Me!’, llevan ese último hito con orgullo -no todos los días se consigue un récord similar-, pero lo cierto es que la comunidad de ‘Roblox’ entró en cólera cuando ellos solitos tumbaron los servidores del juego con la expectación generada con una de sus últimas actualizaciones.

Un juego capaz de petar una plataforma de juegos. O visto de otro modo, como si un vídeo tuviese el efecto llamada suficiente para hacer caer YouTube. Te diré más, ¿recuerdas el bombardeo que recibimos con la canción de Baby Shark? El famosísimo vídeo de Youtube lleva amasadas 8.000 millones de reproducciones, pero la página de ‘Adopt Me!’ dentro de ‘Roblox’ ya ha superado las 20.000 millones de visitas.

De dónde sale el mayor fenómeno de ‘Roblox’

La evolución de ‘Adopt Me!’ desde su lanzamiento a mediados de 2017 ha sido otro monumental bombazo, y no sólo por la cantidad de usuarios que ha conseguido arrastrar con el tiempo. Detrás de la idea están dos amigos que, tras años jugando a ‘Roblox’, decidieron probar suerte y crear su propio juego en la plataforma.

El concepto vendría a ser como una versión infantilizada del juego de rol que se monta en títulos como ‘GTA Online’ o ‘Minecraft’ de la mano de servidores propios o iniciativas como Marbella Vice. En este caso, al entrar elegías si querías ser padre o hijo, y el juego te colocaba en ese rol invitándote a formar una familia.

A medio camino entre ‘Los Sims’ y un perturador Tamagotchi, si eras padre se te asignaba un hijo al que vigilar a base de cuidados como alimentación, limpieza, entretenimiento… Y como objetivo principal, al completar tareas ganarías bucks, la moneda del juego con la que adquirir ítems para personalizar la experiencia decorando tu casa, comprándole cucamonadas a tu avatar o incluso consiguiendo un vehículo para poder llevar a tu familia al parque o a la playa.

El clásico simulador de vida social con tintes de rol en un entorno seguro plagado de niños -y miles de empleados de ‘Roblox’ monitorizando que al software de control y censura no se le escape ninguna salvajada en forma de acoso o problemas peores-.

Hasta ahí todo bien. Una experiencia más de las muchas que puedes encontrar en la plataforma. Pero un año después de su lanzamiento el equipo detrás de ‘Adopt Me!’ decide ir un paso más allá. Ahora, además de  niños también podrás adoptar y cuidar tus propias mascotas.

El pelotazo de ‘Adopt Me!’

Lo de cuidar a un bebé -que en realidad es otro jugador de ‘Roblox’- resulta bastante menos llamativo que el hecho de tener un cachorrito perruno al que llevar de aquí para allá. Muchísimo menos que, por ejemplo, que ese perrete en realidad sea un unicornio rosa con alas sobre el que puedas montarte para pasear por los escenarios de la ciudad de ‘Adopt Me!’ levantando envidias y pasiones.

Y hete ahí la joya de la corona del juego. Lo que antaño era un juego de rol virtual, hoy es un hub social en el que presumir de tu última adquisición o intercambiar mascotas para conseguir completar la colección de bichos más exclusiva del juego. Y justo ahí, también, está la clave del éxito financiero de ‘Adopt Me!’.

Si bien las acciones básicas del juego entregan dinero virtual y cada cierto tiempo te regalan otro puñado de billetes, para alcanzar todos los ítems más caros de ‘Adopt Me!’ tarde o temprano toca pasar por caja e invertir en Robux (incluso hay tarjetas de regalo disponibles en Amazon), la moneda de ‘Roblox’ que luego puedes intercambiar por objetos o monedas propias de cada experiencia como los citados bucks.

A base de adquirir huevos de distintas categorías, desde el más básico hasta el legendario, la posibilidad de conseguir la mascota que quieres es más o menos alta. Y si además quieres aplicarle mejoras para tener tu propio bicho volador con el que ir de aquí para allá, pues también toca pasar por caja o pedirle al Ratoncito Pérez que te deje un buen alijo de Robux bajo la almohada.

Actualizaciones semanales, acciones comerciales con personajes como Scooby Doo y animales que brillan, han convertido la ciudad de ‘Adopt Me!’ en un mercadillo ambulante en el que grandes y pequeños intercambian bichos virtuales como si de un ‘Pokémon’ de corte consumista se tratase.

Scoob

Al jugador medio le toca cruzar los dedos, amasar mucha pasta virtual o invertir euros reales para cumplir su sueño de adoptar un tiranosaurio esqueleto que brilla en la oscuridad.  Lo que sea para poder coleccionarlos todos o conseguir ese que han visto al youtuber de turno.

El pez que se muerde la cola

Cualquiera que lleve invertidos un buen puñado de años en las marcianadas sociales de internet recordará con más o menos cariño ideas como ‘Second Life’, ‘Habbo Hotel’ o ‘Club Penguin’, y no tardará en establecer ciertas similitudes entre estos y el éxito que nos ocupa.

Aunque algunos de ellos siguen vivos de una forma u otra, ya sea por vías oficiales o mediante proyectos sustentados por la comunidad, ninguno de ellos puede acercarse a las cifras generadas por ‘Adopt Me!’. De hecho, el pico más alto conocido en el caso de ‘Second Life’ se reduce a un millon de usuarios mensuales allá por 2013.

¿Qué hicieron mal aquellos o qué ha hecho muy bien ‘Adopt Me!’? Pues parece que es uno de esos casos en los que estar en el sitio adecuado y el momento preciso marca la diferencia. Además del paraguas de una Roblox Corporation lo suficientemente grande como para salir a bolsa hace unos meses, la adopción de cachorros y dinosaurios ha nacido en plena era de YouTube y Twitch. Suma contenido infantil a esa mezcla y ya tienes todo el pescado vendido.

‘Roblox’ atrae usuarios, ‘Adopt Me!’ los fideliza, y los creadores de contenido se fijan en ese incipiente crecimiento para abrazar la idea, llevando así aún más usuarios a la plataforma y terminando de cerrar el círculo.

Un uroboro de colores pastel y cabeza de LEGO de Hacendado. El clásico pez que se muerde la cola que no sólo se encarga de engordar las cuentas de la plataforma y el juego, sino también de los youtubers y streamers que van a la zaga.

Hoy, a diferencia de aquél entonces, tenemos casos como el de Megan Letter, la conocida como Reina de Roblox que en 2018 apenas se sacaba 400 dólares al mes gracias a sus vídeos de ‘Los Sims’ en YouTube y que, con el salto a la plataforma de juegos, va camino de cosechar más de 8 millones de dólares en 2021.

Y así, hablando de millones de dólares y un grueso de usuarios que supera la población total de España, de repente me han entrado unas ganas locas de crear un juego en ‘Roblox’, o de crear contenido sobre ‘Adopt Me!’. O incluso de ambas, ya que estamos.


La noticia

Adopt Me! de Roblox ha hecho bien todo lo que Second Life hizo mal o demasiado pronto: así tienen a 64 millones de usuarios y facturan 50 millones

fue publicada originalmente en

Xataka

por
R. Márquez

.

Mostrar más
Botón volver arriba