Deportes

Alberto González es el elegido por el Mirandés

El Mirandés ya tiene nuevo técnico: Alberto González, que llega procedente del Linares. El técnico ha llevado a un recién ascendido a disputar el Playoff de ascenso a Segunda División. Cayó en la batalla final, pero el año fue sobresaliente. Esta semana decidió romper su vínculo con el club y, tras sonar para el Córdoba, se convertirá en nuevo entrenador del Mirandés, dando el salto a la categoría de plata.

Antes de Alberto González, se habían puesto otros nombres encima de la mesa como Joseba Etxeberría o Iñigo Vélez de Mendizabal. Finalmente, el Mirandés confía en un técnico que no ha probado el fútbol profesional, pero que ya ha demostrado tener madera de campeón. Es más, sus conocimientos están fuera de toda duda y no solo por sus resultados.

Alberto González ha escrito el libro “Fútbol. Dinámica del juego desde la perspectiva de las transiciones” y es un maestro en su ejecución. Es un entrenador de pizarra. En su obra explica con precisión el contragolpe como estilo idóneo para sacar resultados, algo que en Segunda División es fundamental. Su análisis es completo, desde el momento del robo hasta la finalización, pasando por las posiciones que deben ocupar los jugadores para el mejor desempeño de su labor.

Además, explica las transiciones desde las dos perspectivas. Es decir, defensa-ataque y ataque-defensa. Su libro está dirigido a entrenadores e incluye ejercicios de entrenamiento para perfeccionar la técnica, aunque es muy didáctico y válido para cualquier aficionado. Sus jugadores se rigieron por ese patrón durante la temporada y no les fue nada mal.

El que será nuevo técnico del Mirandés ya tiene experiencia mediática. En la 2019/20 entrenó a Real Jaén y San Fernando. Con el equipo jienense logró un récord histórico: por primera vez en Copa del Rey, un club de cuarta categoría conseguía vencer a uno de primera. El Jaén arraso al Deportivo Alavés por tres goles a uno. No fue una casualidad derivada de acciones puntuales. Los locales hicieron sus tres tantos en brillantes transiciones, ejecutadas con velocidad y aprovechamiento total del espacio.

También sabe tratar la otra parte de un vestuario. El Linares Deportivo no ha vivido un año fácil. Los resultados han llegado y se ha logrado el inesperado ascenso a Primera RFEF, pero hubo piedras en el camino. En abril, en plena segunda fase, tuvieron que pasar días confinados por un brote de COVID-19. Pidieron aplazar los partidos, pero no se les concedió. La respuesta fue tajante: dos victorias consecutivas y rumbo al Playoff. Otro triste episodio fue el fallecimiento del padre de José Cruz. Horas después de su entierro, decidió jugar con sus compañeros otra final y ganaron en bloque. Llega al Mirandés un maestro de la táctica, con grandes dotes con la plantilla.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba