Deportes

Alonso y Renault ganan para subirse al RS20 a final de año. ¿Y Sainz con Ferrari?

Aunque todavía no se ha confirmado oficialmente por Renault, Fernando Alonso tomará parte en el último test de la temporada en Abu Dabi con el equipo francés, dos días después del último gran premio de la temporada. Posiblemente, esta vez con el monoplaza de la presente temporada, el RS 20, la base que el español utilizará el próximo año, por lo que dispondrá de una oportunidad crucial para acelerar su adaptación de cara al próximo campeonato.

Las negociaciones entre los equipos y las autorizaciones de la Federación Internacional no se han cerrado todavía al respecto, pero Renault ha conseguido el objetivo para su piloto ante las singulares circunstancias que han rodeado la temporada 2020. La presencia de Alonso abre la puerta a que otros pilotos puedan rodar con sus nuevos equipos, incluido Carlos Sainz con Ferrari, aunque para este último la cuestión no parece tan fácil y dependerá de varios factores todavía en marcha, más si cabe tras la autorización de la FIA para que Alonso pueda tomar parte en el test final.

Alonso ha rodado en dos ocasiones con el RS18, pero Renault habría recibido el permiso de la FIA para su presencia en el test con el RS20 actual.Alonso ha rodado en dos ocasiones con el RS18, pero Renault habría recibido el permiso de la FIA para su presencia en el test con el RS20 actual.Alonso ha rodado en dos ocasiones con el RS18, pero Renault habría recibido el permiso de la FIA para su presencia en el test con el RS20 actual.

“Te cambia todo”

La prueba posterior al GP de Abu Dabi estaba originalmente destinada a jóvenes pilotos, con pocas oportunidades de ganar kilometraje durante la temporada. En las últimas semanas, los equipos han estado negociando la posibilidad de transformarlo en un test convencional, con Renault como interesado principal para ofrecer más tiempo en pista a Alonso, así como una más rápida integración en los múltiples sistemas del equipo. Renault insistía para lograr la autorización de la FIA, y haciendo méritos en paralelo. Posiblemente preparando el terreno para recibir luz verde con Alonso, el fabricante francés ha llevado a cabo en estas últimas semanas una suerte de compensación con los jóvenes de la Renault Driver Academy (Christian Lundgaard, Oscar Piastri, Guanyu Zhou), quienes ya probaron a primeros de noviembre en Bárein, así como el chino también con el reciente test de Alonso con el RS18.

Que varios equipos, entre ellos McLaren, rechazaran la participación de Alonso confirmaba la trascendencia de tal oportunidad. Hasta el momento, el español ha rodado con un monoplaza de hace dos años (RS18), un segundo más lento y de diferente comportamiento al actual. Pero no solo se trata de reencontrarse con las prestaciones y singular comportamiento de un F1. Probar el RS20 le permite avanzar en numerosas áreas durante el invierno.

Preguntado al respecto, Carlos Sainz apuntaba en Bárein el valor de un test semejante, como fue su caso desde Renault a McLaren a finales de 2018. Cuestiones que también aplicarán al propio Fernando Alonso. “Te cambia todo, vas al invierno conociendo tu posición de asiento, cómo funciona el volante, cómo se siente el coche, cómo va el ‘set up’, qué cosas has probado en esas cien vueltas. Has trabajado con tu ingeniero, sabes lo que luego tienes que trabajar”, especificaba el español, “las comunicaciones, qué te gusta más y menos que te digan, conoces a la gente con la trabajas al año que viene… Puedes ir al simulador sabiendo cómo va el coche en pista, lo que cambia prácticamente toda la preparación. Va a ser una faena no tenerlo con Ferrari, porque te da una ventaja muy grande de cara al año siguiente”. Aunque quizás el panorama pueda cambiar para Sainz. Pero dependerá de la decisión final de McLaren.

La presencia de Alonso en Abu Dábi podría abrir la puerta al test de Ricciardo, Vettel y Sainz con sus nuevos equipos, aunque no hay nada decidido aún.La presencia de Alonso en Abu Dábi podría abrir la puerta al test de Ricciardo, Vettel y Sainz con sus nuevos equipos, aunque no hay nada decidido aún.La presencia de Alonso en Abu Dábi podría abrir la puerta al test de Ricciardo, Vettel y Sainz con sus nuevos equipos, aunque no hay nada decidido aún.

Llegar “verdes” a 2021

La pandemia obligó a tomar decisiones radicales en 2020, como el congelamiento de los actuales monoplazas para 2021 (demorando la entrada del nuevo reglamento previsto para 2022) y el recorte a solo tres días de la próxima pretemporada en febrero, con lo que un Sainz o un Alonso solo tendrían día y medio para preparar el arranque del campeonato. “Es lo que hay, nos complica la vida a Ricciardo, Vettel, Fernando y todos los pilotos nuevos que no sean ‘rookies”, lamentaba Sainz el pasado fin de semana, “nos hará la primera mitad de año mucho más complicada porque un día y medio para preparar una temporada con un coche nuevo no es suficiente, con la cantidad de botones, con lo complejos que son estos coches… Ya os puedo asegurar que a la primera carrera llegamos verdes en un coche nuevo que pilotemos en 2021”.

En Bárein, las señales apuntaban a la negativa final de los equipos como decisión firme, pero Sainz lo veía de otra manera. “En mi opinión personal, para la Fórmula 1 hubiese sido bonito organizar un test con Ricciardo, Sainz, Vettel, Fernando, en un coche nuevo. Un día más de prensa, de estar en las noticias, esa primera vez que te subes a un Ferrari, Fernando a un Renault, hubiera generado un muy buen impacto mediático que creo es lo que la F1 necesita, así que es una pena”. ¿Podría la presencia de Alonso facilitar que Ricciardo, Vettel y Sainz adelanten su primer contacto con sus nuevos equipos?

¿Permiso de McLaren a Sainz?

Según ha podido saber El Confidencial, las negociaciones siguen abiertas. Pero los tres pilotos mencionados necesitarían el permiso de sus actuales equipos. Sin embargo, McLaren anticipó que no tomaría parte en los test finales ante el objetivo inicial del test, por lo que ni siquiera podría disponer de Daniel Ricciardo aunque este recibiera el permiso de Renault, que seguramente obtendría ante la presencia de Alonso. Por tanto, quedaría en manos de McLaren cambiar de opinión sobre Sainz, así como reconsiderar su presencia con el australiano a bordo del MCL35. Sin embargo, el pasado fin de semana Andreas Seidl dio por hecha la ausencia de su equipo.

En estas circunstancias, queda en el aire la autorización de McLaren para que Sainz prueba con Ferrari en Yas Marina. El equipo italiano ya anunciaba la presencia en el test de dos de sus jóvenes pilotos, Robert Shwartzman and Antonio Fuoco, decisión que podría variar si Sainz estuviera disponible. De momento, Mattia Binotto anunciaba en Bárein que el español tendría a su disposición un amplio test en enero, pero a bordo de un monoplaza con dos años de antiguedad como mínimo, según el reglamento.

En cuanto a Racing Point, el futuro Aston Martin anunciaba la pasada semana que no contaba con monoplazas de hace dos años, con que no podría dar tiempo en pista a Sebastian Vettel si este a su vez fuera liberado por Ferrari y pudiera subir al coche de 2020. Pero la presencia de Alonso con Renault y el RS20 podría encadenar como fichas de dominó la presencia de los pilotos mencionados en sus nuevos equipos lo que, como aconsejaba Sainz, daría una espectacular cobertura e interés a los últimos entrenamientos de 2020.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba