Viajes

Andalucía para todos: una ruta para aprender en familia

Una de las grandes ventajas de viajar en familia es que cada escapada supone una nueva oportunidad de descubrir costumbres, tradiciones o historias fascinantes sobre un determinado lugar y verlo a través de los ojos de diferentes generaciones. Durante el curso escolar, la historia, la ciencia o la cultura están muy presentes en los contenidos curriculares de nuestros hijos. Y, en este temario, Al-Ándalus, la actual Andalucía, ocupa un lugar muy destacado.

Córdoba fue su antigua capital. Y es el punto de partida de esta ruta familiar en la que los más pequeños verán algunos lugares donde se desarrolló una parte de los episodios más importantes de los últimos siglos.

Aquí es imprescindible conocer su mezquita y si es posible hacerlo con una visita guiada. El mejor recorrido deberían incluir un paseo por el barrio de la Judería, el alcázar de los Reyes Cristianos y la sinagoga, los monumentos más importantes de una ciudad cuyos patios son otra de las paradas obligadas.

El viaje por la monumentalidad de la región continúa en Granada y más concretamente en su edificio más emblemático, la Alhambra, protagonista de decenas de páginas de la historia. En este lugar, padres e hijos conocerán la trayectoria de algunos de los sabios de aquella época. Unos siglos en los que la ciencia en Al-Ándalus alcanzó un alto grado de perfeccionamiento. El legado continúa en el Parque de las Ciencias, un museo interactivo que gustará a los pequeños.

En este paseo por los siglos pasados no podía faltar La Rábida, en Huelva. En su muelle de Las Carabelas se encuentran las reproducciones de La Pinta, La Niña y La Santa María, las célebres naves del primer viaje de Colón a las Américas en 1492.

En esta provincia y Sevilla se encuentra el Parque Nacional de Doñana. Se puede recorrer en una visita guiada en 4×4, que resultará de lo más divertida y educativa, ya que permitirá conocer los ecosistemas de esta Reserva de la Biosfera.

Muy cerca de allí, en la provincia de Cádiz, se puede visitar el faro de Chipiona, el más alto de España con 62 metros. Y ver en directo la desembocadura del Guadalquivir, río que atraviesa la provincia de Jaén, donde también merece la pena el Parque Natural de Cazorla.

En estas vacaciones familiares no podíamos olvidarnos de otras formas de cultura, como la pintura o el cine. En el caso del arte moderno, Málaga es uno de sus mejores exponentes. La conocida como ‘Ciudad de los Museos’ cuenta con más de cuarenta instalaciones de este tipo, entre las que sobresalen el Museo Picasso, el Carmen Thyssen o el Centre Pompidou y en todos ellos es posible disfrutar de visitas guiadas.

En cambio, Sevilla es la capital del barroco, con su Museo de Bellas Artes (que cuenta con excelentes obras de Zurbarán, Murillo y Valdés Leal) y templos como la Iglesia de la Caridad.

Y si hablamos del séptimo arte, los amantes del cine tienen que conocer el parque temático Oasys MiniHollywood para pasear por los escenarios de wésterns como El bueno, el feo y el malo, en el desierto de Tabernas (Almería). Y, por supuesto, recorrer las calles de Sevilla, ciudad que ha acogido rodajes de películas tan significativas como Lawrence de Arabia y Star Wars: Episodio II – El ataque de los clones, así como la famosa serie Juego de tronos.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba