Deportes

Apretón de manos por Dembélé

Semana de buenas nuevas para el Barça. En lo deportivo, empate meritorio contra el Sevilla (1-1) en el que pudieron incluso asaltar el Sánchez Pizjuán. En los despachos, dos potenciales victorias. La primera, el inminente fichaje de Ferran Torres tras cerrar el acuerdo con el Manchester City por 55 millones, más diez en variables. La segunda, según Gerard Romero y Fabrizio Romano, la renovación de Ousmane Dembélé, que acaba contrato en junio y tantas pesadillas ha causado a la dirección deportiva culé.

Xavi ya declaró en su presentación que esto era clave para él, mostrando su predilección por el francés: «En forma, es el mejor del mundo en su posición». Tras muchos tira y afloja, los periodistas afirman que la extensión está acordada, tras rechazar el extermo ofertas jugosas de la Premier League y la Serie A en las últimas semanas. La duración de acuerdo aún no ha trascendido, pero el anuncio, según la información citada, podría llegar en los próximos días.

Bala del Newcastle esquivada

El Newcastle entabló conversaciones con el agente de Ousmane semanas atrás para hacer una propuesta formal una vez fuese legal, a partir del 1 de enero. De hecho, desde Inglaterra se afirmó que estaban dispuestos a cubrirle de oro con 15 millones de euros netos por temporada. Moussa Sissoko, el representante del futbolista, trató de dilatar el ‘sí’ al Barça, sabedor del mercado que tiene su representado, pero el deseo del de Vernon, seguir en la Ciudad Condal, está siendo clavo en la negociación.

Hace poco, desde la entidad azulgrana dieron una especie de ultimátum a nuestro protagonista, emplazándole a decidir en 15 días, antes del cambio de año. Parece que la táctica ha surtido efecto y el Mosquito seguirá dando picotazos en el Camp Nou el curso próximo, de confirmarse los optimistas vaticinios de los periodistas citados. Fichado a golpe de talonario en 2017, la mochila cargada con los 135 millones de euros que supuso su fichaje, además de eternos problemas físicos, no han permitido a Dembélé cumplir con tanta expectativa. Con 24 años, está a tiempo de revertir la situación. El apretón de manos está listo.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba