Deportes

Aprobados y suspensos del Barça en el aguacero del Pizjuán

Así fue la actuación de los jugadores del Barça en el empate en el Sánchez Pizjuán ante el Sevilla.

Ter Stegen: Con los pies sigue demostrando una regularidad impresionante, siempre sacando el balón de forma aseada. Bajo los palos ya es otra cosa. Sigue sin dar síntomas de mejoría. En el gol hizo la estatua. Puede que hubiera muchas piernas y era difícil ver el balón, pero la sensación de inseguridad que transmite el meta alemán es más que preocupante.

Araújo: Superlativo. Un partido para enmarcar el suyo. En defensa se mostró intratable y en ataque fue capaz de marcar un golazo de cabeza tras superar en el salto casi medio cuerpo a los rivales. Repitió jugando como lateral derecha y hasta se atrevió en alguna ocasión a acompañar a Dembélé por la banda.

Piqué: Partido serio del central catalán, que supo leer siempre las necesidades del partido. Atento en la anticipación y poderoso en el juego aéreo.

Eric: Magnífico en la salida de balón. De hecho, su primera parte es para enseñarla en las escuelas de fútbol de cómo ha de jugar un central con el balón en los pies. Lástima que se tuviera que retirar del campo por un fuerte golpe en las lumbares.

Alba: Partido irregular del lateral, que en esta ocasión no subió tanto al ataque, guardando más su espalda. En todo caso, hay que recordar que viene de jugar con molestias en los isquios derechos, soportando los noventa minutos bajo un fuerte chaparrón. Esfuerzo encomiable el suyo. Su mejor acción del partido fue provocar que se le cruzaran los cables a Koundé y que le lanzara el balón a la cara, siendo expulsado.

Sergio Busquets: Si el capitán está cómodo, el equipo se siente seguro. En la primera parte, el de Badia se movió con un compás en el campo, trazando siempre el pase más acertado, pero tras el descanso, la presión del Sevilla comenzó a dificultar su tiralíneas. A veces tendría que arriesgar más en los pases entre líneas, pero su solvencia en el juego es una garantía.

Frenkie: Mal. En su línea en los últimos partidos. Sin presencia, sin marcar las diferencias, sin protagonismo en la segunda línea, sin acierto…Un cúmulo de despropósitos, aunque hay que reconocer su esfuerzo encomiable a la hora de la presión.

Gavi: Soberbio. Otro partidazo y cerca de su tierra. Este chaval está llamado a ser uno de los jugadores que marquen un antes y un después, como en su día fue Leo Messi, o incluso Xavi o Iniesta. Y si llega a marcar el gol de cabeza, a una gran asistencia de Abde, en el nuevo proyecto del Espai Barça habría que dejarle un hueco para ponerle al menos un busto.

Dembélé: El hombre más desequilibrante entre los blaugrana, sobre todo en la segunda parte, donde se vio al extremo con ganas de reivindicarse. Estrelló un balón a la cepa de poste e intentó ver puerta en más de una ocasión, sin acierto. Los últimos minutos se desgañitó en centros, algunos más acertados que otros.

Jutglà: Buena puesta de escena de este chaval, que jugó su segundo partido como titular en el Barcelona. Buscando siempre dar salida al balón, jugando de espaldas a la portería, y atacando los espacios con inteligencia. Sufrió un acoso y derribo por parte de Fernando. En alguna ocasión pecó un poco de exceso de ambición, probando remates desde fuera, cuando tenía algún compañero en mejor posición. Fue sustituido por Nico.

Abde: El marroquí tuvo un duelo de altos vuelos con Ocampos y Delaney. En la mayoría de ocasiones salió perdedor, pero nunca le perdió la cara al partido. Tuvo una gran ocasión, pero el remate se le fue fuera.

Sustituciones

Nico: Su salida dio más fuerza y agresividad al juego. Se puso cerca de Dembélé para proyectarle balones a la banda derecha.

Lenglet: Sustituyó a un mermado Eric. No tuvo mucho trabajo porque el Sevilla estaba encerrado atrás al jugar con uno menos.

Luuk: Lo de siempre en el holandés, intimidación y poco más. Tuvo un remate de cabeza que Bono detuvo sin problemas.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba