Deportes

Así comenzó el viaje hasta el Olimpo NBA de Luka Doncic: “Nunca había visto nada igual”

El 30 de abril de 2015, en un partido aplazado de la 29ª jornada de la Liga Endesa contra el Unicaja de Málaga, Pablo Laso dio una alegría a los aficionados madridistas dando entrada a un joven esloveno catalogado como la gran perla de la cantera blanca. El equipo tenía la victoria asegurada y el jugador sonaba desde hacía meses como una promesa absoluta. En el primer balón que tocó anotó un triple. “Un momento que puede ser histórico”, se oyó en la retransmisión, algo que 5 años después pasaría a ser cierto, con un Luka Doncic cuyo nombre se ha convertido en una súper estrella de la NBA. La estrella de los Dallas Mavericks debuta por primera vez en unos Playoffs frente a los todopoderosos Angeles Clippers de Kawhi Leonard esta madrugada del lunes al martes, dando inicio a la segunda fase de la burbuja de Orlando.

Luka Doncic, en mitad de una penetración a canasta. (Reuters)Luka Doncic, en mitad de una penetración a canasta. (Reuters)Luka Doncic, en mitad de una penetración a canasta. (Reuters)

Luka Doncic se ha destapado como una de las mayores atracciones de la NBA. Siempre sonriendo, el de Dallas ha mejorado tanto sus números como su incidencia en el juego de su equipo, siendo su máximo exponente y líder dentro y fuera de la pista. A sus 21 años acumula un premio a Rookie del Año y una participación en el All Star, logros que los tejanos esperan que aumente a en las próximas temporadas. A José Luis Pichel, primer entrenador que el esloveno tuvo en su llegada al Real Madrid en el 2012, le parece lógico la apuesta total de la franquicia por Doncic: “En los años que estuve entrenando nunca he visto en la cantera del Madrid, nunca, nada parecido. Ha habido gente que ha destacado mucho, gente muy buena de joven, pero esa sensación de ver un jugador como Luka no, ni antes de él y después, tampoco”.

Pichel, que actualmente forma parte de la estructura deportiva del Montakit Fuenlabrada y que dirigirá al equipo EBA la próxima temporada, recuerda con cariño y alegría a aquel “niño esloveno que acababa de aterrizar en Madrid”. El conjunto blanco acordó una serie de pruebas y entrenamientos privados con Doncic, cuando este apenas tenía 13 años. El equipo técnico de la cantera había visto vídeos de ese joven que parecía profesional con el balón en las categorías inferiores del Petrol Olimpija, de su Liubliana natal. “Fue rápido”, asegura el técnico, ya que a su juicio para poder señalar las virtudes de Luka “tampoco hace falta ser un súper experto en baloncesto”. “En el primer entrenamiento sabíamos que estábamos delante de un chico muy especial. Cualquier proyecto de futuro es difícil de ver de forma prematura, pero en un primer vistazo veías a un jugador que iba a ser importante en la estructura del club”, apunta.

Doncic se divierte en mitad de un partido con el Real Madrid. (EFE)Doncic se divierte en mitad de un partido con el Real Madrid. (EFE)Doncic se divierte en mitad de un partido con el Real Madrid. (EFE)

A pesar de los ecos de futura estrella, Doncic era un niño en una ciudad nueva para él, sin conocimientos del español y con el inglés como único idioma común, aunque esto “no sería un problema”. Luka trabajó en perfeccionar un español que ahora mismo sigue utilizando a diario en los Mavericks, por ejemplo, para relacionarse con el veterano jugador puertorriqueño Juan José Barea. “Era un chico muy cariñoso, muy cercano”, apunta José Luis Pichel, quien también señala que la forma de ser del esloveno caló hondo entre otros componentes del equipo: “Con todo el mundo, incluso con compañeros de su equipo que podrían tener menos nivel. Era consciente que era superior, pero nunca fue un problema”.

La segunda temporada de Luka Doncic en la NBA ha supuesto la confirmación de que el esloveno se encuentra en la absoluta élite de los mejores jugadores de la liga. 28,8 puntos, 9,4 rebotes y 8,8 asistencias son los números de una posible candidatura al MVP que, finalmente, se la disputarán LeBron James, James Harden y Giannis Antetokounmpo. La sonrisa permanece perenne en un físico que ha cambiado a lo largo de estos 10 años hasta convertirlo en un auténtico prodigio en la cancha. “Era un bebé, era un chico que no se desarrolló muy rápidamente. Cerca del 1,82 en su momento, muy longitudinal, parecía que iba a ser grande como al final ha sido”, comenta Pichel, antes de añadir que “todavía tiene margen de crecimiento todavía, su físico le permite contacto, ya lo hacía cuando era cadete contra junior”.

Alberto Ramírez

Un niño que dominaba ante “los mayores”

“Fue muy especial la primera mini Copa que él jugó. Era su primer año y empezaba a dominar mucho. Fue una de las primeras ediciones, teníamos muchas ganas de jugar, era un crío”, señala a este periódico Pichel. Fue en el 2013, en Vitoria, cuando Doncic arrasó durante todo el torneo, con una magnífica actuación en la final frente al Barcelona en la que consiguió 25 puntos, 16 rebotes, 3 asistencias y 5 robos.

“Recuerdo un torneo menor, con muy poco impacto mediático que jugamos en Italia. Donde vimos un momento mágico, jugábamos con equipos mayores, esa sensación de ver a alguien ver a alguien que le está saliendo todo”, rememora Pichel: “Que tú como entrenador no puedes hacer más, eres un espectador y lo ves desde fuera e intentar no molestar”. “No era una gran competición, pero sí la primera vez que nos asustamos. Es que es demasiado. Ha sido una suerte poder haber coincidido con un jugador así, guardo muy buenos recuerdos”, sentencia el técnico de cantera del Fuenlabrada.

El paso a profesional y a ser el mejor jugador del Real Madrid

José Luis Pichel se muestra claro a la hora de señalar a una figura clave en la progresión de Luka Doncic, en su paso de promesa del Real Madrid a todo un líder del equipo: Pablo Laso. “Fue una gestión muy buena de él y de todo el staff. Le pudieron haber puesto cuando querían, tenía nivel para debutar”, alaba sobre la calma y paciencia que se tuvo con el esloveno.

Pablo Laso, en mitad de un partido de Euroliga (EFE)Pablo Laso, en mitad de un partido de Euroliga (EFE)Pablo Laso, en mitad de un partido de Euroliga (EFE)

La figura del entrenador del Real Madrid fue determinante en la carrera de Luka Doncic, labrando una relación maestro pupilo que tras su salida del Real Madrid mostrarían numerosas señales de afecto. “Cuando yo estaba en la cantera, y ahora me consta que es igual porque le veo, Pablo la sigue él mismo. Conoce a los jugadores, va a ver los partidos, sabe que jugadores hay detrás, se preocupa por la cantera. Eso forma parte de sus números, de la cantidad de jugadores que él ha hecho debutar y que se han quedado. Si no les conoces y les oyes de oídas no alcanzas ese nivel de confianza con ellos”, destaca el entrenador.

Doncic ha jugado una media de 33,6 minutos por partido en esta temporada regular de la NBA, casi 10 más de los que promedió en su última temporada en el Real Madrid. Aunque hay una diferencia de 8 minutos por partido en el cambio de ACB a la liga norteamericana, muchas voces se han alzado desde que Luka se convirtiera en una pieza inamovible del quinteto titular de Dallas, preguntándose si Pablo Laso esperó demasiado con el esloveno. Una teoría que no comparte Pichel: “Los pasos fueron correctos, ni Pablo, ni nadie del club trataron de ponerse una medalla, consiguieron que Luka llegara suficientemente preparado a nivel de madurez”.

La realidad es que Luka Doncic fue el jugador más joven en debutar en ACB de la historia del Madrid con 16 años y dos meses. Fue el miembro de la plantilla con mayores minutos acumulados en su última temporada con el Real Madrid y logró ser el MVP de la Euroliga más joven en toda la historia de la competición en el año 2018, logrando 21,7 de valoración (16,1 puntos, 4,9 rebotes y 4,3 asistencias) a los 19 años, llevándose además el título para Cibeles.

Pablo Laso y Luka Doncic conversan en un entrenamiento. (EFE)Pablo Laso y Luka Doncic conversan en un entrenamiento. (EFE)Pablo Laso y Luka Doncic conversan en un entrenamiento. (EFE)

Su paso por el equipo le convirtió en un madridista de por vida, como el propio Luka se define. “Él estuvo muy contento”, asegura José Luis sobre los años del esloveno en el equipo y como ha acabado por ser el mejor embajador en la NBA: “Trata de devolver un poco el cariño. Es un rasgo muy de la personalidad de Luka, el ser agradecido y cariñoso. Lo refleja en su forma de actuar”.

La evolución de su juego en la NBA

“Tiene una calidad innata, conoce todo lo que sucede en la pista durante la acción, muy detallada. Capaz de verlo todo y de entenderlo. No necesita hacer grandes alardes para tomar buenas decisiones”, declara Pichel sobre el espectacular y apabullante impacto que Luka Doncic ha tenido en la NBA, ha sido el jugador que más triples dobles (conseguir dobles dígitos en tres aspectos positivos de las estadísticas) ha logrado en la liga, con sus 17 realizados, es el jugador más joven en la historia de la NBA en liderar la liga en ese apartado, superando a Magic Johnson. “Una de las pequeñas dudas que había con él en la NBA era su físico. Le puedes poner de cualquier posición, incluso defendiendo a 4, como hacía de niño. Te permite ser muy versátil a la hora de plasmar juego”, insiste el entrenador.

“Ha habido bastantes cosas que ha tenido que ver con su adaptación. La cantidad de registros que tiene para tirar lo ha perfeccionado mucho, siendo muy fiable en muchos aspectos diferentes”, apunta Pichel sobre la mejoría, especialmente anotadora, del juego de Doncic. Liderados por el joven ex del Real Madrid el equipo tejano ha regresado a la fase final de la NBA tras 3 años de ausencia.

Luka Doncic ha brillado en especial en esta final de temporada regular en la burbuja de Orlando. (Reuters)Luka Doncic ha brillado en especial en esta final de temporada regular en la burbuja de Orlando. (Reuters)Luka Doncic ha brillado en especial en esta final de temporada regular en la burbuja de Orlando. (Reuters)

Pensamiento similar al de Rick Carlisle, entrenador de Luka en los Dallas Mavericks, que llegó a comparar la visión de juego del esloveno con la de Larry Bird, con quien compartió vestuario en los Boston Celtics de los 80. “Es una especie de sabio sobre el parqué, Larry Bird podía verlo todo así… Jason Kidd también lo hacía. Luka está hecho con el mismo molde. Simplemente es un jugador con un cuerpo y un estilo de juego diferentes, pero cuando él está al mando sabes que algo bueno va a suceder. Está hecho para los grandes momentos”, señaló el pasado 9 de agosto en rueda de prensa, tras confirmarse que se enfrentarían a los Clippers en los Playoffs: “Estará bien”.

“Ellos lo van a tener complicado, pero lo van a pelear”, declara Pichel, sobre esta eliminatoria ante el temible Kawhi Leonard y una plantilla hecha únicamente para conformarse con el título de la NBA, pero advierte “Dallas con meterse en estos cruces están satisfechos y cumplen objetivos. Conociendo a Luka creo que desde luego no van a ir con la actitud de que esto se ha terminado”. A las 3 de la mañana hora española comienza el duelo.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba