Deportes

Así se preparan las aerolíneas frente al coronavirus

Las aerolíneas ya miran hacia la nueva normalidad. Aún no está regulado cuándo y en qué condiciones podrán volver a operar como era habitual antes de la pandemia del coronavirus. El plan de desescalada presentado por el Gobierno no aclara nada al respecto, sino que en su epígrafe relativo a este tipo de transporte especifica que la movilidad aérea está sujeta a un acuerdo nacional e internacional en materia de seguridad que permita viajar al extranjero.

Es evidente, como ocurrirá en casi cualquier ámbito de nuestra vida, que los viajes en avión no serán como los hemos conocido hasta ahora. Tal y como ocurre en el transporte público, las mascarillas pasarán a ser obligatorias hasta nuevo aviso, el uso de geles desinfectantes y de guantes también estará muy extendido y seguramente no se permita el equipaje de mano para evitar posibles contagios y transmisiones del virus. En este sentido, la Asociación Internacional de Transporte Público (IATA) ha desarrollado un protocolo para garantizar la seguridad en el avión.

Ocupación máxima de las plazas del avión

Estas medidas son asumibles tanto por clientes como por aerolíneas, pero éstas están poniendo más el foco en la total ocupación de los asientos del avión, descartando que pueda haber limitación de plazas. Conscientes del problema de rentabilidad y el encarecimiento de precios que supondría una limitación de plazas, las compañías abogan por todo lo contrario: aprovechar al máximo los asientos disponibles de un avión.

Para ello, proponen que se hagan controles previos a los pasajeros en los aeropuertos o incluso antes para asegurar que no suban a un avión personas que puedan haber contraído el virus y que por tanto puedan transmitirlo a sus compañeros de vuelo o a la tripulación. Aena, en este sentido, se ha mostrado a favor de esta petición, según informa la Cadena Ser, pero ha defendido la importancia de que estos controles se efectúen en el aeropuerto de origen y no en el de destino, por el conflicto que puede generar tanto a los pasajeros a los que se puede negar la entrada si resultan positivos por COVID-19, tanto al resto de personas que vayan en el vuelo, que han podido ser infectados durante el viaje.

Aena prepara sus aeropuertos para reiniciar la actividad

Precisamente, Aena ya está preparando el regreso a la actividad de los aeropuertos españoles. Así, tiene previsto proceder a señalizar las terminales para garantizar la distancia social, quiere limitar el acceso de acompañantes de los viajeros y quiere establecer una serie de pautas y recomendaciones para que tanto en la terminal como en la zona de embarque no se produzcan aglomeraciones y situaciones en las que se favorezca la transmisión del virus.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba