Deportes

Atrio sufre un robo de «valor incalculable»

El pasado martes tuvo lugar un inusual robo que afectó al popular restaurante cacereño Atrio, establecimiento que cuenta dos estrellas Michelín y tres soles Repsol. El objetivo de los asaltantes era la extraordinaria bodega de este famoso local. En concreto, fueron sustraídas 45 botellas de vino de un gran valor en el mercado.

Entre las botellas robadas se encuentran 38 de Romanée Conti y una joya única, un Chateau d´Yquem de 1806 que se considera “histórica” y que poseía un precio en la carta del restaurante de 150.000 euros, como detalla El País.

“Esa botella era parte de mi historia personal, casi parte de mí, de la historia de Atrio, pero también de Cáceres, de sus ciudadanos, de todos los amantes del mundo del vino; ella es la botella, imposible de sustituir por lo que de esfuerzo, sacrificio y amor a una profesión y al vino ha conllevado. 215 años de historia de España, de guerras, de tiempos de paz y de la construcción de una Europa unida”, explicó José Polo, quien dirige Atrio junto al chef Toño Pérez.

Un hombre y una mujer, presuntos responsables

“Yo no la vendería ni por un millón de euros”, añadió Polo a la agencia EFE. Los responsables del restaurante cacereño admiten estar desolados por un suceso que tuvo lugar sobre la 1:30 horas de la madrugada. Según ha narrado el copropietario los responsables del robo son un hombre y una mujer que solicitaron alojarse en el hotel que tiene el restaurante.

«Ha venido una señora a alojarse, con un hombre, tremendamente amables ambos y han pedido cenar algo», ante lo que el recepcionista les ha dicho que las cocinas estaban cerradas. Pero “en ese afán que tenemos siempre de agradar», explica José Polo a EFE, el empleado ha abandonado su puesto para ver si les podían preparar algo, lo que ha sido aprovechado por los ladrones para bajar y entrar en la bodega sin forzar las cerraduras, por lo que intuyen que han utilizado medios electrónicos muy sofisticados.

«Difícilmente se pueden vender en el mercado»

De esta manera, estas dos personas habrían logrado acceder la bodega de este establecimiento, una de las más importantes de España, con más de 40.000 botellas, y hacerse con un botín considerado único. No obstante, José Polo asegura en El País que estas botellas de vino “difícilmente se pueden vender en el mercado. Las de Romanée Conti, por ejemplo, están numeradas”.

No obstantes, sospechan que podría haberse tratado de una acción llevada a cabo por “encargo”, como explicó a EFE esta misma fuente, que señaló que los ladrones tenían claro su objetivo, ya que además de ir en busca del Chateau d´Yquem de 1806, “han ido a por lo que más valor tenía esta bodega: los Romanée Conti, que hay 3.500 botellas por año; no hay más. Es una tarea ardua conseguir tener esas botellas en nuestra bodega”. Las botellas de este vino tienen un precio medio de 12.000 euros en la carta de Atrio y uno de ellos, el Montrachet Grand Cru 1999 Magnum, alcanza la cifra de 25.500 euros.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba