Noticias locales

Ayuso admite que tendría que haber invitado a menos gente a Ifema pero justifica «la explosión de alegría»

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha admitido que tendría que haber invitado a menos representantes públicos al acto de cierre del hospital provisional de Ifema, por lo que ha pedido disculpas, pero justifica que la «explosión de alegría» que se produjo.

En una entrevista en Telemadrid, la dirigente madrileña ha afeado la premura de la Delegación del Gobierno a la hora de investigar si en el acto se incumplió el distanciamiento social.

«La Delegación tiene en estos meses tiene muchas cosas que hacer. Tuvimos hace poco autorizaciones de manifestaciones independentistas en Madrid que iban a provocar un desorden público, como pasó, y no dijo nada. Teníamos unas manifestaciones como las del 8M donde se llegaron a concentrar 120.000 personas en el corazón de Madrid, tanto es así que ahora mismo tiene que estar dando explicaciones en la Justicia», ha sostenido.

Ayuso ha incidido en que fue «un evento especial» y ha desvelado que desde el Gobierno regional quisieron invitar a los representantes de los ciudadanos de la Asamblea y del Ayuntamiento. Por esto, ha pedido perdón porque ahora cree que tuvieron que haber sido invitados «muchos menos», solo los portavoces.

A pesar de estas palabras, ha hecho hincapié en que en el acto que organizaron, dentro de uno de los pabellones, sí se mantuvieron las distancias de seguridad porque tenían perfectamente cuantificando «dónde y en qué espacio se ponía cada uno». «Pero es cierto, tuvieron que ser menos», ha dicho.

En este punto, ha explicado que cuando llegó al hospital de Ifema se encontró «una explosión de alegría de todos los profesionales que se han estado dejando la vida allí durante estos meses tan duros». Así, ha subrayado que todos los profesionales quisieron estar: sanitarios, bomberos o el Ejército.

Según ha narrado, se dejaron llevar «todos», incluidos los miembros del Ejecutivo, porque muchos sanitarios lo han pasado «muy mal». Además, ha contado que en Ifema también se dieron cita este viernes profesionales que no habían trabajado allí pero que querían conocerlo antes de que «se apagara».

«Imagínense lo que es, los que estaban, los compañeros, los que ya se despiden… porque a partir de aquí cada efectivo de los que estaba en Ifema vuelve a su hospital. Otra de las magias de Ifema es que es un hospital de hospitales», ha subrayado. Este fue un día «muy especial» y, tal y como ha indicado la presidenta, los sanitarios «hasta se abrazaban con sus mascarillas y protecciones».

Además, ha destacado lo emotivo de ver cómo las últimas cuatro pacientes eran dadas de alta y lo abandonaban, con el Himno de España, así como a los médicos jóvenes del MIR sin destino, que era la primera vez que habían trabajado. También ha contado que los food trucks que estaban instalados a la salida corresponden a empresas que de manera gratuita han dado «comida y servicio» a los pabellones.

Para la jefa del Ejecutivo autonómico, «todo eso mezclado fue lo que provoco las fotos». En este sentido, ha vuelto a pedir disculpas por la parte del Gobierno en la organización del evento porque tuvieron que ir «todavía menos» pero ha remarcado que hay veces que «la emoción te puede».

Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar