Noticias locales

Ayuso insiste en que el confinamiento en casa “es la última solución” y Aguado quiere el cierre regional todo noviembre

La Comunidad de Madrid no será una de las autonomías que pida el confinamiento domiciliario, como hizo este lunes Asturias y como parece que harán otros presidentes en los próximos días. “Para Madrid el confinamiento domiciliario es la última solución”, ha insistido este martes la presidenta Isabel Díaz Ayuso. También se ha manifestado en estos términos el vicepresidente Ignacio Aguado, que ha pedido “contundencia ahora” para evitar un nuevo encierro generalizado en las casas como la pasada primavera.

Para el sector Cs del Gobierno regional, el endurecimiento de las medidas pasa por alargar el cierre perimetral de la Comunidad que se hizo el pasado puente festivo de Todos los Santos. Aguado quiere que esta limitación de entrada y salida de la región, salvo por causa justificada, se prolongue durante todo el mes de noviembre.

Según ha incidido el también portavoz del Ejecutivo, esta decisión podría suponer un balón de oxígeno para la economía regional, porque subiría el consumo en negocios madrileños. Esto es algo que ya se ha notado este pasado puente: al reducirse un 50% los viajes fuera de la Comunidad con respecto a las mismas fechas del año pasado, el consumo ha aumentado en Madrid.

Hoteles, casas rurales y hostales han facturado, de media, un 37% más con respecto al fin de semana anterior. El gasto en comercios textiles ha subido un 10% y el consumo en bares y restaurantes repuntó un 17% solo el día de Todos los Santos. Además de dinamizar el consumo, ha remarcado Aguado, cerrando perimetralmente un mes habría más posibilidades de salvar la campaña de Navidad.

Sobre la posibilidad que plantea el vicepresidente no se ha pronunciado la presidenta, pero Díaz Auso y el resto de consejeros del PP siempre han apostado por lo que llaman “restricciones quirúrgicas”, cerrar y limitar derechos el menor tiempo posible, el tiempo imprescindible. En este sentido, la estrategia en vigor marca que esta semana estará levantada la restricción y el viernes a las 0.00 horas volverá hasta las 23.59 del día 9 de noviembre.

“Oímos rumores acerca de confinamientos totales, para Madrid es la última solución”, ha indicado Díaz Ayuso este martes tras visitar la nueva UCI del hospital Gregorio Marañón. “Tenemos que darlo todo, trabajar sin descanso para que el confinamiento (domiciliario) sea algo impensable. Las consecuencias de los confinamientos domiciliarios ya las hemos conocido y generan muchas otras patologías. Y, por eso, la Comunidad de Madrid va a seguir trabajando sin descanso para evitarlo”, ha agregado.

“No estamos relajados ni confiados. Somos conscientes de que queda mucho por hacer“, ha repetido la presidenta, mientras su consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, ha cifrado en un millón los desplazamientos que se han evitado en Madrid el pasado puente y ha cifrado la incidencia acumulada de la Comunidad de Madrid en 403 casos por 100.000 habitantes a 14 días.

“Es una situación controlada, pero siempre con la prudencia que hay que hablar cuando uno habla de coronavirus”, ha afirmado Ruiz Escudero,que ha remarcado que los contagios llevan seis semanas de tendencia descendente en la región.

La presidenta madrileña también ha anunciado este martes que va a pedir a la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios que permita al Gobierno regional realizar test de antígenos Covid-19 en las farmacias y en las clínicas dentales y a “otros puntos seguros”, algo que ya se está haciendo en otros países.

“Si pudiéramos distribuirlos en más puntos sería más fácil que toda la población se pudiera proteger y hacer así cuarentenas con mayor eficacia“, ha considerado la presidenta, que ha asegurado que en “situaciones anómalas” como la generada por la pandemia “hay que actuar de esta manera”.

Mostrar más
Botón volver arriba