Deportes

Benedetto se vuelve a cruzar en el camino del Real Betis

Darío Benedetto vuelve a cruzarse en el camino del Real Betis. Ya no como alternativa para reforzar su delantera, sino como una de sus principales amenazas de cara al partido del próximo domingo, en el Martínez Valero, frente al Elche CF. El delantero argentino fue objeto de deseo del club andaluz, aunque los problemas con el límite presupuestario y el bloqueo con la salida de Loren Morón impidieron que los contactos cristalizasen.

Benedetto era uno de los jugadores pretendidos por Manuel Pellegrini. Desde que el Olympique de Lyon abrió la puerta de salida al Pipa, el Real Betis lanzó su red sobre el ahora jugador del Elche. La opción estuvo a punto de concretarse, pero la espera se dilató y entonces el internacional argentino prefirió aceptar la propuesta del Elche, dirigido por su amigo y representante Christian Bragarnik y del que Benedetto tiene parte de la propiedad.

De nada sirvió que Antonio Cordón, director deportivo del Real Betis, intentara hasta el final frenar la llegada de Benedetto al Elche. La espera no podía dilatarse eternamente y en la madrugada del 19 de agosto aterrizó en el aeropuerto Miguel Hernández Alicante-Elche, donde le esperaban los propietarios del club: Christian Bragarnik, Gustavo Papagna y Bocha Valeri. Los intentos de Cordón para remontar los contactos fueron inútiles. La cesión de Loren se confirmó una semana después. Ya era tarde.

Ahora Benedetto afronta una jornada en la que muchas de las miradas estarán puestas en su actuación. Viene de ser suplente en las últimas cuatro jornadas, en las que el Elche no ha logrado la victoria, y quizá esta cita señalada pueda convertirse en una motivación añadida para que el técnico Fran Escribá encuentre en el Pipa al acompañante de su compatriota Lucas Boyé, insustituible en los planes del cuerpo técnico ilicitano.

Hasta la fecha, Benedetto ha disputado 12 jornadas con el Elche, seis de ellas como titular. Suma dos goles y una asistencia. Su rendimiento debe ir a más a medida que vaya avanzando la competición para un jugador que la pasada temporada no disputó tantos minutos como esperaba. En la entidad franjiverde está cedido hasta final de temporada y la idea es que pueda continuar en la que se puede considerar su casa, dada su relación con la propiedad y el accionariado. El Olympique pagó por él a Boca Juniors, hace dos temporadas, 14 millones de euros por su traspaso. A sus 31 años quiere recuperar el protagonismo perdido y el domingo, ante el que pudo ser su equipo, tendrá una nueva oportunidad para conseguirlo.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba