Deportes

Braithwaite, el último contratiempo de Koeman: estará tres o cuatro meses de baja

Martin Braithwaite fue operado ayer de una lesión femoropatelar en su rodilla izquierda tras lesionarse en la victoria ante el Getafe (2-1). El Barcelona no ha concretado todavía el tiempo de baja, que dependerá de cómo avance la recuperación. No obstante, se estima que estará fuera entre tres y cuatro meses. Es un nuevo contratiempo para Koeman, que sólo tiene sanos a De Jong y Memphis en la delantera.

El Barcelona ha comenzado bien la temporada, a pesar de la derrota y del golpe de realidad ante el Bayern (0-3). Los culés han sumado siete puntos en tres jornadas (sólo el empate ante el Athletic le privó de hacer pleno de victorias en Liga). Han anotado siete tantos: dos de Memphis, Braithwaite y Sergi Roberto y uno de Piqué. Con esta lesión, Koeman se queda sin uno de sus principales referentes. Bien es cierto que podría verse relegado, si estuviera sano, por el favoritismo del holandés por De Jong.

La situación en Barcelona parece insostenible, y no sólo por la delicada coyuntura económica. La relación entre Koeman y Laporta no es la mejor desde que el catalán volvió a la presidencia. Su intención fue despedir al técnico holandés, pero no pudo por la economía. La semana pasada, el técnico realizó entrevistas con varios medios y fue rotundo: “El poder tiene que ser del entrenador”.

Memphis, frente al Bayern. (Reuters)Memphis, frente al Bayern. (Reuters) Memphis, frente al Bayern. (Reuters)

La peor plantilla desde Gaspart

La plantilla del Barcelona es la peor que se recuerda en mucho tiempo, quizá desde los tiempos de Gaspart. A la falta de fichajes se ha sumado la ausencia de Messi, cuya marcha fue totalmente inesperada. Para más inri, los capitanes tuvieron que rebajarse el salario para que pudieran ser inscritos los fichajes: Eric García, Agüero y Memphis.

La etapa de Koeman, que dejó la selección holandesa tras el S.O.S. que le hizo el Barça, no pudo empezar peor. A los pocos días de llegar, Messi envió el famoso burofax tras la negativa de Bartomeu a cogerle el teléfono. En Barcelona temieron la salida del rosarino, que acabó certificándose un año más tarde.

La ruptura entre la directiva y la plantilla era total. Más aún tras la histórica goleada ante el Bayern (2-8) y la salida de Luis Suárez. Las formas en la marcha del uruguayo no gustaron a los jugadores, especialmente a Messi, cuyo vínculo con el delantero iba más allá de simples compañeros de equipo.

Bartomeu. (Reuters)Bartomeu. (Reuters) Bartomeu. (Reuters)

Koeman, de desgaste en desgaste

Los socios, cansados de la gestión de Josep María Bartomeu, reunieron más de 16.000 firmas en busca de una moción de censura. Sin embargo, antes de que pudieran convocarla el mandamás presentó su dimisión. Se inició así el proceso para convocar elecciones a la presidencia del Barcelona.

El Barcelona, a pesar de un dubitativo comienzo de temporada, fue avanzando en la Copa, que acabó ganando con una exhibición ante el Athletic (0-4). Y la Liga la peleó hasta el final, pero no pudo ser. En cambio, en la Champions sufrieron la mejor versión de Mbappé y fueron apeados en octavos.

La eliminatoria ante el PSG supuso el regreso de Laporta a la presidencia. Por fin se acabó la situación de interinidad, algo que agradeció Koeman. Poco después de la eliminación en la Liga de Campeones, el expresidente, Bartomeu, fue detenido, junto a Óscar Grau, director general del club, y Román Gómez Ponti, responsable de los servicios jurídicos.

Ronald Koeman. (Reuters)Ronald Koeman. (Reuters) Ronald Koeman. (Reuters)

El expresidente fue acusado de administración desleal y corrupción entre particulares por monitorizar las redes sociales para desprestigiar a diversas personas del entorno culé. También por oculta la existencia en facturas inferiores a 200 mil euros para que no tuvieran que pasar por los órganos de control del club.

La temporada terminó con la continuidad del holandés, a pesar de que Laporta era reacio a ello. Pero no había dinero. Sonó Xavi, pero el exjugador tiene claro que este no es su momento por la delicada situación del club. Es un cartucho que no quiere gastar tan pronto.

Ahora Koeman tendrá que reinventarse tras otro contratiempo. Uno más desde que llegó a Barcelona, una ciudad en la que quiere continuar. “Yo siempre estoy abierto a escuchar y a quedarme más años aquí, pero no puede haber dudas sobre el poder del entrenador”.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba