Deportes

Cádiz trolea a Kichi: proponen llamar al estadio Santiago Abascal y Francisco Franco

A José María González, conocido como Kichi, no le está resultando nada sencillo sacar adelante la propuesta del cambio de nombre del estadio Ramón de Carranza. El alcalde de Cádiz se encuentra con el rechazo de los que no quieren renunciar a la identidad de un estadio por el que se le conoce desde su inauguración en 1955. El Ayuntamiento, amparado en el cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica, puso en marcha una iniciativa para eliminar cualquier referencia a un golpista. Los resultados para sustituir el nombre no pueden ser más sorprendentes. El más votado sigue siendo el de mantener Ramón de Carranza y los siguientes son los de Santiago Abascal y Francisco Franco.

Parece evidente que la consulta que hizo el Ayuntamiento puede haber sido reventada por los sectores más conservadores de la ciudad en una votación que se ha hecho por correo. No ha habido más filtro y desde el consistorio entienden que no tiene ningún carácter vinculante. Querer que el estadio lleve el nombre de Santiago Abascal o Francisco Franco es un acto de rechazo político en el que se han movilizado los contrarios al Gobierno del alcalde y también los nostálgicos que se niegan a perder la identidad de Ramón de Carranza.

José Manuel González, Kichi, en la grada del estadio Ramón de Carranza. (Efe)José Manuel González, Kichi, en la grada del estadio Ramón de Carranza. (Efe)José Manuel González, Kichi, en la grada del estadio Ramón de Carranza. (Efe)

La postura más firme es la que muestra el presidente de la Federación de Peñas de Cádiz, Juan Antonio García, que ofrece la posibilidad de quitarle el nombre de Ramón y que el estadio siga siendo reconocido como Carranza. “No podemos perder esa tradición futbolera cuando se dice ¡gol en el Carranza!”, comenta el presidente de la Federación de Peñas, medio en broma, pero también muy en serio, en su postura de no querer borrar lo que considera auténtico.

Prohibido los nombres propios

La comisión que se encarga de que se cumpla con la Ley de Memoria Histórica reacciona ante el resultado de las votaciones y deja claro que no se va a permitir que el estadio lleve un nombre propio. Da carpetazo a la posibilidad de que se quede con Carranza, como no hace caso a lo de Santiago Abascal ni Franciso Franco. Lo contemplan como un boicot. De esta forma se descarta la posibilidad de que se pudiera llamar estadio Michael Robinson, en reconocimiento al difunto periodista que estaba enamorado del Cádiz y la ciudad, o Mágico González, futbolista leyenda.

A. Pascual

La selección que se ha hecho de otras propuestas para el cambio de nombre contempla estos nombres: La Tacita de Plata, Bahía de Cádiz, Nuevo Mirandilla, Gadir, Ciudad de Cádiz, Gades, De la Laguna y la Pepa. El consistorio deja claro que no se permite el enaltecimiento de cualquier edificio de la ciudad con simbología franquista en cumplimiento con la Ley de Memoria Histórica. El Ayuntamiento, en 2017, ya eliminó el nombre de Carranza de una céntrica avenida de la ciudad. El teniente alcalde, Martin Vila, ha dejado claro que no se puede separar Carranza de Ramón y de lo que supuso para la ciudad su papel cómplice en el golpe de Estado.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar