Economía

Calviño cree que el riesgo contra la recuperación económica es cada vez menor

La vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, cree que los principales peligros a los que se enfrenta la recuperación económica tras la pandemia del covid se han visto muy reducidos en los últimos días tras el anuncio de la efectividad del 90% de la vacuna de Pfizer y BioNTech, la elección de Joe Biden como próximo presidente de Estados Unidos y el acuerdo en Bruselas sobre el marco financiero plurianual. Según ha indicado Calviño en una intervención telemática para cerrar el XXV Encuentro de Economía de S’Agaró, estas últimas noticias han reducido, respectivamente, el riesgo de un empeoramiento de la pandemia, el de las tensiones comerciales geoestratégicas y el de las dificultades poner en marcha las inversiones europeas.

Nadia Calviño ha defendido que las previsiones económicas de su ministerio de un crecimiento “muy intenso” para el año próximo, de en torno a un 7%, podrían hasta quedarse cortas en dos o tres puntos con la llegada de los planes de recuperación comunitarios.

Fernando Garea

“España es probablemente el país más avanzado en el plan de recuperación. Trabajamos con las comunidades autónomas, las corporaciones locales y el sector privado para, entre todos, diseñar este plan de recuperación”, ha asegurado la ministra, que no ha querido poner una fecha exacta a la ejecución de estos fondos porque cada uno de los proyectos que se llevarán a cabo -entre los que ha mencionado el Corredor Mediterráneo, un plan masivo de eficiencia energética o un impulso a la inteligencia artificial– “son muy distintos”.

Calviño ha anunciado un real decreto ley que buscará agilizar la ejecución de esta inversión pública para “desplegar de la manera más eficaz todo este programa”. También ha celebrado el acuerdo sobre el marco financiero plurianual de Bruselas, a lo que faltará sumar -según plantea- la aprobación de los Presupuesto Generales del Estado, que fecha para finales de enero: “Son dos las piezas: el plan de recuperación y el proyecto de presupuestos”, ha asegurado.

Carlos Sánchez

Para la vicepresidenta tercera, es fundamental que estos fondos comunitarios no se queden sin ejecutar ni se inviertan en sectores a los que no les corresponda: “Hay que gastarlo todo y hay que gastarlo bien“, ha resumido. El trabajo actual de su ministerio es justamente ese, “cómo aterrizar”, para lo que ha informado de que están siguiendo muy de cerca las conversaciones abiertas en Bruselas sobre cómo ejecutar estos fondos.

El futuro del plan de recuperación europeo no es el único motivo de esperanza para Nadia Calviño, que cree que la noticia de la efectividad del 90% de la vacuna de Pfizer y BioNTech es “muy positiva” porque permite “controlar la pandemia y generar confianza en los operadores económicos, que ven la luz al final del túnel”. El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, aseguró previamente en el mismo foro que la vacuna “elimina los escenarios económicos más negativos”, un planteamiento que comparte Calviño.

Carlos Santamaría*

La vicepresidenta tercera también se ha referido veladamente a la elección del demócrata Joe Biden como presidente de Estados Unidos, que ha considerado como un factor de reducción de los peligros contra la recuperación económica. “El riesgo de las tensiones comerciales y geoestratégicas ha quedado reducido por cambios al otro lado del Atlántico“, ha asegurado Calviño sin citar directamente ni a Estados Unidos ni a ninguno de los contendientes en las recientes elecciones. El presidente saliente, Donald Trump, se ha caracterizado por una política exterior basada en el bilateralismo, el rechazo al multilateralismo y las tensiones comerciales con China. Se espera que el dirigente electo, Joe Biden, dé marcha atrás a muchas de esas medidas, por lo que su elección ha sido recibida con alivio por muchos líderes políticos europeos.

Nacho Alarcón. Bruselas

Respecto al peligro de un empeoramiento de la pandemia, Calviño ha hecho hincapié en que queda reducido por la aparición de la vacuna y que la segunda ola actual tiene, en cualquier caso, “un impacto económico mucho menor” que en los primeros meses de pandemia. “Incluso en un escenario de rebrotes como en el verano o en septiembre en Madrid, hemos visto que la economía española ha seguido creciendo y creando empleo”, ha sentenciado. Para defender su tesis, ha destacado la importancia de los datos económicos del tercer trimestre, que muestran un rebote también de la inversión, lo que muestra “la confianza de las empresas y los operadores económicos respecto al futuro”.

El cuarto y último riesgo para la recuperación económica que se ha reducido es el de un impacto estructural, según Calviño. La vicepresidenta interpreta que el tejido productivo de España se mantiene listo para la recuperación en cuanto pase la pandemia y no ha sido, por tanto, herido de muerte por esta crisis sanitaria y económica.

Extensión de los créditos ICO

La ministra ha anunciado también que el Gobierno aprobará la extensión de los periodos carencia de los créditos ICO en el Consejo de Ministros del martes. Ha sostenido que en estos momentos se debe empezar “a pensar en la solvencia” de las empresas más allá de la liquidez y que también se anunciarán nuevas medidas en esta línea. Calviño ha explicado que la extensión de la carencia de los créditos se ha acordado junto con la Comisión Europea y las entidades bancarias, y que tendrán especial atención con los sectores más golpeados por la segunda ola de la pandemia, como la hostelería y la restauración.

LABE Abogados

Actualmente, los créditos ICO -concedidos por entidades y avalados por el Gobierno- para mantener la liquidez en los peores momentos de la pandemia tienen una carencia de 12 meses, y falta definir con exactitud cuánto se ampliará y si será para todos los sectores. Calviño ha dicho que estas nuevas medidas tienen la intención de proteger el tejido productivo para garantizar la solvencia de las empresas y ha destacado que el programa de avales español es el de “mayor efectividad” de los países europeos.

El importe avalado por el Gobierno con los créditos ICO es de unos 81.000 millones de euros y en total se han movilizado unos 107.200 millones. La ministra ha reconocido que no ha sido fácil llevar a cabo esta extensión porque debía contar con el apoyo de la Comisión Europea por tratarse de ayudas públicas y no entrar en conflicto con el “marco judicial” de los bancos. “Queríamos actuar sabiendo que no se generaba un problema en otro ámbito”, ha sostenido Calviño sobre las entidades financieras, que son las perjudicadas por la extensión.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba