Noticias locales

Caos en los conciertos del Mercado de Diseño y denuncias de muchos que no han entrado pese a tener entrada

Numerosos eventos y actividades se han celebrado este fin de semana en la Comunidad de Madrid con motivo de la festividad de San Isidro, patrón de la capital. Los conciertos fijados para que los madrileños festejaran este día habían transcurrido con total normalidad hasta este domingo, cuando varios usuarios han expresado sus quejas por la organización en uno de los espacios habilitados para que los ciudadanos disfrutaran de la jornada.

El objeto de las críticas ha sido el Mercado de Diseño, ubicado en el distrito de Chamartín y que acogía este 16 de mayo en su escenario a Cosmen, Ladilla Rusa y Roldán, ofreciendo también a los ciudadanos juegos como el bingo o típicos bailes como el chotis.

Sin embargo, algunos de los asistentes han denunciado a través de sus redes sociales las largas colas a las puertas del lugar, así como el insufrible tiempo de espera para acceder a los conciertos una vez dentro del Mercado. Además, según estos ciudadanos el aforo, establecido en 897 personas según la organización, se habría rebasado.

Los usuarios han asegurado que se han vendido más entradas de las localidades disponibles para acceder a la puesta en escena de los artistas, por lo que muchos, tras esperar más de una hora para entrar en el recinto, no han podido presenciar las actuaciones.

También se han criticado las medidas de seguridad, asegurando que las mesas de las terrazas no guardaban la distancia mínima de un metro y medio o que se asignaba el número del asiento del concierto aleatoriamente.

Muchos han aprovechado las publicaciones del Mercado de Diseño promocionando estos eventos en Instagram para exigir la devolución del importe de las entradas, así como para tachar de “estafa” que se hubieran vendido tickets si después no se les iba a dejar entrar al concierto.

“Aforo de 897 personas y ¿cuántas entradas habéis vendido?“, se preguntaba un internauta, mientras que otro calificaba lo sucedido de “estafa” y aseguraba que “no tienen vergüenza, han vendido por encima de su capacidad, una hora y media de cola esperando para nada”.

Mostrar más
Botón volver arriba