Deportes

Carlos Sainz responde en la pista y vuelve a dominar a Leclerc en su propio terreno

Cuando al llegar a AbuDhabi le pidieron a Carlos Sainz su opinión sobre que muchos subestimaran su potencial para rivalizar con Charles Leclerc en su primera temporada en Ferrari, el madrileño tiró de flema: «Estoy acostumbrado a elló», sentenció. Y es quedesde que debutara en Fórmula 1 siempre ha existido ese punto de reserva hacia las cualidades del piloto español para incluirle en el grupo de los ‘superclase’, o en el de los ‘simplemente buenos’.

Es muy llamativo que, de no haber mediado aquel toque del alerón trasero en una estratosférica vuelta de clasificación en Arabia Saudí, serían cinco carreras consecutivas en las que Carlos partiría por delante de Charles. Que el madrileño era capaz en carrera de estar a la altura de su muy valorado compañero era algo que desde hace mucho sabíamos, pero doblegarle también en la velocidad a una vuelta, la gran especialidad del monegasco, viene a confirmar su progresión y enorme talla como piloto.

«La verdad es que lo necesitaba», reconocía Sainz con alivio al terminar el día. «Después de lo que pasó en Jeddah, donde fui muy rápido pero no lo suficientemente inteligente para transformar esa velocidad en el crono, aquí quise ir poco a poco y tener el pico de competitividad en el momento que cuenta. No fue una clasificación fácil, pues había demasiado juego estratégico en pista con las vueltas preparatorias, pero pudimos gestionarlo bien y sacar una buena vuelta».

Mattia Binotto quiere que a Charles Leclerc no le asalten dudas y mantenga a tope su fortaleza mentalMattia Binotto quiere que a Charles Leclerc no le asalten dudas y mantenga a tope su fortaleza mental Mattia Binotto quiere que a Charles Leclerc no le asalten dudas y mantenga a tope su fortaleza mental

La fortaleza mental para liderar

Cada vez parece más claro que los mensajes protectores hacia Charles Leclerc por parte de Mattia Binotto, así como la sucesión de extrañas decisiones tomadas desde el muro de boxes del equipo italiano, tienen como fin proteger la confianza del monegasco. Basta ver el rendimiento de Max Verstappen para comprender la importancia de este factor para el rendimiento de un piloto y de qué forma tan poderosa influye en el estado de gracia de un deportista el sentir el apoyo incondicional de tu equipo detrás tuyo.

‘Off-topic a cuenta de esta cuestión’: Maverick Viñales ganó la primera carrera de la temporada en MotoGP, pero Fabio Quartararo, su compañero de equipo, ganó la segunda. A partir de ahí, según palabras del jefe del equipo Yamaha, Lin Jarvis, la confianza de Maverick se resquebrajó y el resultado ya les conocido: Quartararo campeón y Viñales despedido del equipo por indisciplina. No es lo mismo ahora en Ferrari, o quizás pueda ocurrir el año que viene, pero la excelente forma que está mostrando Carlos en este final de temporada ha debido de encender algunas alarmas en Maranello sobre cierta fragilidad mental de Leclerc, y de ahí esa especie de sobreprotección a su teórico piloto número uno.

La clasificación de Abu Dhabi ha sido un buen ejemplo de la forma de ser de Carlos. Después de no haber sido ayudado precisamente por su equipo desde el muro de boxes en Jeddah, se envainó cualquier tipo de reproche y se propuso contestar donde se debe: En la pista. Ojo, que el vueltón final del español fue casi replicado por el monegasco (apenas les separaban tres centésimas a ambos). Es decir, no hubo errores ni problemas, simplemente una igualdad extrema en el que Sainz envía ese mensaje a Leclerc diciéndole: «Yo también soy capaz de hacerlo».

Carlos Sainz. (EFE/Ali Haider) Carlos Sainz. (EFE/Ali Haider) Carlos Sainz. (EFE/Ali Haider)

Una igualdad extrema

La igualdad fue extrema en las cinco siguientes posiciones tras Verstappen y Hamilton. Entre la tercera plaza de Lando Norris y la octava de Yuki Tsunoda, estaban todos en la misma décima. No hay espacio por tanto para el error y de ahí la satisfacción del piloto español al bajarse del coche.

La única pega fue que Lando Norris logró un magnífico tercer puesto. Con el británico Sainz lucha por la quinta plaza final en el campeonato, mientras que su equipo aún mantiene alguna opción de batir a Ferrari por la tercera plaza en el mundial de constructores. Aunque consciente de la igualdad, el madrileño confía en sacar el domingo un buen resultado: «Lo cierto es que McLaren han seguido siendo muy rápidos estas últimas carreras pero, por una cosa o por otra, no han conseguido redondear sus actuaciones. Esta pista se le da muy bien a Lando, ya el año pasado lo hizo muy bien, pero espero que mañana podamos darle guerra», concluyó el madrileño.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba