Deportes

Carlos Soler arropa a un benjamín que debe dejar el fútbol por una enfermedad rara

Xavi tiene 8 años y una pasión compartida: el fútbol y el Valencia. Hasta hace unas semanas las disfrutaba de forma conjunta siendo jugador del Valencia Benjamín B Fundación en la Academia VCF. Hasta que tras un torneo en Alzira el pasado septiembre acabó con molestias que lejos de remitir con el paso de los días le fueron a más hasta hacerle cojear de forma ostensible. Enfermedad de Legg-Calvé-Perthes les indicaron desde los servicios médicos de la Academia VCF. El diagnóstico se acabó confirmando con las pruebas que le realizaron en el hospital y le obliga a Xavi a abandonar indefinidamente la práctica del fútbol y de cualquier actividad física.

El Legg-Calvé-Perthes es una de las denominadas enfermedades raras que afecta a la cadera y produce la destrucción de parte de la cabeza del fémur. El organismo puede regenerar completamente este hueso o hacerlo sólo de forma parcial y provocar una deformidad permanente. “Para un niño que no tiene más que futbol y el Valencia es un impacto muy duro decirle no vas a poder jugar. Para él y para nosotros. Psicológicamente estamos destruidos” explica Rubén, el padre de Xavi, que ante la falta de un tratamiento efectivo, se aferra a que el cuerpo de su hijo acabe regenerando de forma correcta. Se aferran también a los casos conocidos que han acabado bien. Como el delantero danés Martin Braithwaite, que sufrió esta enfermedad entre los 5 y los 7 años, estando durante dos años en silla de ruedas, y que ha podido llegar a la élite.

Hay niños que se recuperan en 4 años, otros en dos, otros en uno… Nuestra meta es que Xavi se recupere y más allá del fútbol, que pueda tener una vida normal, que pueda andar bien y no tenga más dificultades”, destaca Rubén que junto a su mujer se han integrado en la Fundación ASFAPE (Asociación de Familias con Perthes).

Después de varias semanas sin pisar la ciudad deportiva de Paterna, Xavi volvió con sus padres el viernes pasado a ver el partido que su equipo, el VCF Benjamín B Fundación jugaba ante el Ciutat de Valencia. Antes del encuentro sus compañeros le esperaban todos con una camiseta especial: con la foto de Xavi y un mensaje de ánimo que le trasladaron en cada uno de los goles que anotaron en el partido.

No fue la única sorpresa. También quiso compartir un rato con Xavi el jugador del Valencia  Carlos Soler, que le regaló una camiseta con el 10 en la espalda y una dedicatoria muy especial para Xavi, que le miraba con cara de no creerse lo que estaba viviendo junto a uno de sus ídolos. “Estamos enormemente agradecidos al Valencia”, explica el padre de Xavi. “Han estado todos muy encima: llamadas continuas, pruebas… Si no fuera por el Valencia hoy no sabríamos en qué fase está, ni qué tenemos que hacer. Y más con el detallazo que hemos tenido hoy, que ya habéis visto, que Xavi casi ni respiraba, no le iba ni el corazón de verse con Carlos Soler. Y ver a su equipo todos con la camiseta. Ver como lo quieren, los jugadores, entrenadores es impactante. Estamos muy emocionados”, termina.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba