Deportes

Castro lidera la fiesta albinegra

El FC Cartagena tiene los dos pies en Segunda División. Objetivo prácticamente cumplido de los de Luis Carrión tras lograr tres victorias consecutivas ante CD Castellón, RCD Espanyol y UD Almería. La última, en un encuentro en el que se agrandó la leyenda de Rubén Castro. El ariete hizo dos goles y ya suma 19, viendo puerta en las últimas cuatro jornadas. Ahora falta esperar a los resultados de sus perseguidores para que la salvación sea oficial en la ciudad portuaria. Unos celebran y otros se llevan las manos a la cabeza, pues los de Rubi acumulan 8 jornadas sin vencer, ‘dan’ el ascenso directo al RCD Mallorca y deben mejorar para no quedarse fuera del playoff.

El arranque del FC Cartagena fue bueno, aunque le duró el tiempo que estuvo Gallar en el terreno de juego. El extremo, pasado el cuarto de hora, se tuvo que retirar por una lesión muscular y lo notó su equipo. Aunque antes de la sustitución, el cuadro de Rubi ya había avisado en dos ocasiones. La primera en un gol bien anulado a Ramazani. Después, un centro de Sadiq al que su compañero no pudo llegar en el área pequeña. La mejor oportunidad para los locales fue un clamoroso error en la entrega de Fernandes a Makaridze al que estuvo muy cerca de llegar De Blasis y plantarse sólo ante la portería rojiblanca.

Con el paso de los minutos la UD Almería iba aumentando su control. Ramazani y Sadiq lo intentaban pero sin acierto. Aunque la ocasión más clara fue para Morlanes, que sólo ante Marc Martínez la envió fuera al rematar con la espalda, a escasos metros de la línea de gol, un saque de esquina. Pero el fútbol no entiende de méritos y menos si el rival tiene a Rubén Castro. El ariete albinegro, en el primer tiro a puerta del FC Cartagena, puso el 1-0 en el marcador con un potente disparo desde dentro del área.

Quedaban apenas cinco minutos para el descanso, pero la UD Almería reacción. Marc Martínez evitó el empate ante Sadiq, repeliendo su remate. En el córner, la toca Samu y Sadid, ahora sí, batió al cancerbero catalán. Tablas y a vestuarios.

Castro, otra vez

Si movido había sido el final del primer tiempo, lo fue todavía más el arranque del segundo. No se cumplía ni un minuto cuando un error de Fernandes dejó el balón en bandeja a Rubén Castro para hacer el 2-1. El canario superó con calidad a Makaridze. Pero poco duró la ventaja, pues respondió la UD Almería con el empate tras un discutido penalti sobre Sadiq que materializó Ramazani.

Bajó el ritmo, pero no las ocasiones. También desapareció el control de la UD Almería, imprecisa conforme avanzaba el reloj. José Ángel tuvo el 3-2 con un cabezazo que sacó el meta visitante y Sadiq perdonó el 2-3, al plantarse ante Marc Martínez y con todo a favor para disparar cedió a un compañero. Delmás estuvo atento y evitó el remate de Robertone.

En el tramo final, Makaridze fue el triste protagonista. Acertó al despejar un potente chut del argentino De Blasis, pero erró en la jugada decisiva. Intentó recortar a De Blasis en la presión y le derribó. El colegiado no decretó penalti, pero sí lo hizo tras consultar el VAR. El extremo no desaprovechó el regalo y marcó desde los once metros. Triunfo y la permanencia en la mano para unos. Para otros, mucho trabajo por hacer.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba