Ciego de un ojo y de 25 años: así es el primer entrenador de suplentes de la historia

En un deporte donde cada vez se suman más profesionales de diferentes disciplinas con el objetivo de sacar el máximo de los detalles, el AFC Wimbledon de la League One -Tercera División inglesa- está revolucionando el uso de los suplentes. Por primera vez en la historia, un club de fútbol cuenta con un experto íntegramente dedicado a la potenciación de los jugadores que esperan su turno en el banquillo para que puedan dar el mayor rendimiento posible.

Después de que el Liverpool de Jürgen Klopp contratase al primer analista dedicado a los saques de banda, Thomas Grønnemark, ahora el fútbol ha ido un paso más allá. Este es Sammy Lander, el primer entrenador de suplentes de la historia. Tan solo tiene 25 años, nunca ha jugado al fútbol al máximo nivel y es ciego de un ojo desde pequeño al sufrir un grave accidente de coche.

Inglaterra perdió la final de la Eurocopa por 'culpa' de tres suplentes. (Reuters/Carl Recine)Inglaterra perdió la final de la Eurocopa por 'culpa' de tres suplentes. (Reuters/Carl Recine) Inglaterra perdió la final de la Eurocopa por ‘culpa’ de tres suplentes. (Reuters/Carl Recine)

«Llamar ‘suplente’ a un futbolista es una palabra muy negativa. Por eso los llamamos ‘finalizadores’, aunque también tenemos otras alternativas motivacionales para referirnos a ellos dentro del cuerpo técnico. Al final, ser suplente significa ser el segundo mejor y creemos que no es un término que pueda empoderar al jugador«, cuenta Lander al otro lado del teléfono en conversación con El Confidencial. No hace referencia únicamente a los delanteros, sino a todos los jugadores que no han sido titulares y están en el banquillo. A lo largo de los últimos tres años y antes de que surgiese esta aventura, Lander había sido analista de rivales y segundo entrenador del Weymouth, en la National League (Quinta División inglesa), así como ojeador de la academia del Bournemouth.

«Al analizar el rendimiento de los suplentes, me di cuenta del poco impacto que tenían, analicé cuál era el motivo y si era una situación normal»

«Todo empezó en el Weymouth donde teníamos un presupuesto muy humilde. Durante la pandemia, yo era segundo entrenador y teníamos varios lesionados y positivos. Justo antes del encuentro, otro jugador llamó para decir que había estado en contacto con un positivo, así que alguien del club me dijo: ‘¿Puedes estar en el banquillo como jugador hoy?’, le dije que sí». Lander no esperaba tener que saltar al campo. «En el minuto 89, nuestro delantero se fue al suelo y el entrenador me preguntó: ‘¿Estás listo para salir al campo?’, yo le contesté que no estaba ni cerca de estarlo«.

En ese momento, Sammy empezó a investigar sobre el concepto de suplente y el uso que se les daba. «Al analizar el rendimiento de los suplentes, me di cuenta del poco impacto que tenían en los partidos, cuál era el motivo y si se había convertido en una situación normal que los sustitutos pasaran de puntillas por los encuentros». Entonces, presentó su trabajo al AFC Wimbledon y le llegó la oportunidad que necesitaba. «El club tenía una mentalidad muy moderna y abierta que encajaba con mi rol».

Cómo preparar a los suplentes

«Lo más importante es asegurarme de que los jugadores se sientan preparados a nivel mental, técnico, táctico y físico para añadir valor y tener el impacto positivo necesario en el partido. Luego también tengo que ayudar al cuerpo técnico a hacer las sustituciones adecuadas en el momento adecuado para maximizar el impacto de los suplentes», explica el experto a este diario. Pero, ¿cómo se puede mantener una actitud positiva cuando uno espera su turno en el banquillo eternamente? «En este club es sencillo porque el ambiente es muy positivo. Discutimos con los suplentes las tácticas y el análisis del rival para ver cómo sumar entre todos».

Aunque esto pueda sonar muy impreciso, el entrenador de suplentes profundiza en su labor. «He diseñado un calentamiento específico para que los ‘finalizadores’ tengan una guía y nos podamos asegurar de que están con la misma intensidad y energía que los jugadores que están disputando el partido«. Esa preparación busca acercar al futbolista la realidad del duelo. «El descanso a la media parte es crucial. Los sustitutos están conmigo, tocan la pelota, practican diagonales, dan pases si así lo desean… pero sobre todo, hacemos un calentamiento específico que les brinde situaciones que luego protagonizarán en el partido», detalla Lander.

Ningún partido ilustra tan fielmente la preparación adecuada que deben tener los suplentes como la final de la Eurocopa, donde el seleccionador de Inglaterra, Gareth Southgate, introdujo a Marcus Rashford, Buyako Saka y Jadon Sancho en el minuto 120 para lanzar los penaltis contra Italia. Los tres jugadores fallaron sus penas máximas y se desató una oleada de insultos racistas.

«Es el ejemplo más serio por la envergadura del choque, aunque solo los que estaban en ese momento saben si estaban o no bien preparados. La realidad es que, en general, los suplentes no tienen el efecto deseado en el partido«. En su presentación con el AFC Wimbledon, Lander enseñó a los responsables del cuerpo técnico que Sancho y Rashford no habían estado en contacto con el balón en los instantes previos ni habían realizado un calentamiento profundo. «No creo en la suerte», dice Sammy.

Inglaterra perdió la final de la Eurocopa en la tanda de penaltis. (Reuters/Laurence Griffiths)Inglaterra perdió la final de la Eurocopa en la tanda de penaltis. (Reuters/Laurence Griffiths) Inglaterra perdió la final de la Eurocopa en la tanda de penaltis. (Reuters/Laurence Griffiths)

En los últimos años, Lander ha sido voluntario en diversas organizaciones benéficas centradas en la salud mental, un hecho que le ayuda en su trabajo actual. «Sé el daño mental que puede causar la ansiedad a un individuo en entornos profesionales muy exigentes. Normalmente, se pasa por encima de la salud mental, pero para mí es un aspecto crucial en mi rol. Hay que ayudar a la gente a prosperar», detalla el entrenador de suplentes.

¿Cómo calcular entonces el impacto? «Son ganancias marginales, pero a través de las estadísticas que manejamos sí que hemos podido comprobar que el AFC Wimbledon es el equipo que más rendimiento extrae de sus suplentes en toda la liga«, revela Lander. De los 20 goles a favor que suma el equipo inglés esta temporada, siete acciones de gol (tanto o asistencia) han venido de un suplente (cuatro goles y tres asistencias). La temporada pasada, a estas alturas de la competición, el equipo también llevaba 20 goles a favor, no obstante solo logró un tanto de un jugador que había entrado desde el banquillo.

El experto en suplentes afirma que no todo se puede medir en los goles que anotan los sustitutos: «Si sacas un defensa y logras que no se acerque el rival, no cuenta en el marcador. Si con la entrada de un mediocentro te haces más fuerte por dentro, tampoco. Ni si un delantero tiene una buena ocasión y oxigena a su equipo al contragolpe». Lander cree que el impacto de los suplentes es una de las grandes áreas por explorar en los clubes al máximo nivel y que esto solamente supone el principio. «No creo que los suplentes estén sumando tanto como podrían, aún queda mucho terreno por delante».

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba