Viajes

Cinco destinos cálidos, tranquilos y especiales para recibir el nuevo año

Costa Rica, playas y descanso

Considerado entre los países más seguros de América ante la pandemia, los turistas menores y los mayores de 18 años que tengan las dosis contra la Covid-19 pueden entrar en Costa Rica sin restricciones. Una vez en el país, deben presentar certificado de vacunación de máximo 72 horas antes de la llegada y cumplimentar un formulario epidemiológico. Uso de mascarilla y mantener normas como distancia de seguridad es obligado en todo el territorio.

El país tico presume de costas al Pacífico y al mar Caribe. En ambas orillas la cantidad de playas apetecibles hace difícil la elección. Como pistas, Playa Limón, próxima a la caribeña Cahuita, ha sido nominada entre las diez mejores del mundo. En el otro lado, la paradisíaca Ocotal, en Guanacaste, ofrece la tranquilidad de sus aguas transparentes ideales para el buceo y el esnórquel.

Costa Rica, la isla de La Palma, Tailandia, República Dominicana y el Caribe mexicano ofrecen rincones perfectos y cálidos para desconectar

La Palma, el despertar de la Isla Bonita

Dormido el volcán de Cumbre Vieja, no hay que olvidarse de la Isla Bonita y de sus sufridos habitantes. Ir a La Palma estas fiestas es apuesta segura para pasar unos días inolvidables y, también, para ayudar a los palmeros.

Contemplar el espectáculo que ha dejado la furia volcánica es imprescindible. Asombrarse ante el apabullante escenario de lavas, mares de ceniza y fajadas que han formado la parte más joven del territorio español, por supuesto. Hay que ir más allá.

El Parque Nacional de la Caldera de Taburiente, uno de los cuatro que acogen las Islas Canarias, es destino preferente. Las excursiones que propone, por el interior de la enorme y gigantesca caldera y por las cumbres que se elevan más arriba de dos mil metros, serán ejercicio para los más deportistas.

Quienes busquen alternativas más relajadas, nada mejor que conocer los pueblos palmeros que conservan hechuras coloniales y tradiciones de toda la vida. El Paso, Tazacorte, Tijarafe y El Remo, sin olvidar la capital, Santa Cruz de la Palma, son algunos de ellos.

Tulum, todo el encanto del Caribe mexicano

La calidad de los resorts de la Riviera Maya y el rosario de sus paradisíacas playas convierten al Caribe mexicano en un destino recurrente cuando llega el frío a nuestro territorio. Aguas turquesas, playas coralinas y el relax que ofrecen sus establecimientos hoteleros son razones de peso para ello. Entre todos los lugares de las costas de Yucatán, Tulum aporta el atractivo impensable de bañarse bajo unas imponentes ruinas mayas que se asoman al mar turquesa.

Al sur de Cancún y frente a la isla de Cozumel se localizan estos vestigios mayas, los más importantes de la costa mexicana. La visita de las ruinas que se alzan sobre los acantilados añade un punto de misterio y aventura a los días de playa. El imponente castillo, los restos de las murallas de este antiguo puerto y otras construcciones permanecerán siempre en el recuerdo de quien pasa unos días en Tulum.

Por si fuera poco, a solo cuatro kilómetros se localiza el Gran Cenote, considerado el más espectacular de estos enigmáticos pozos rebosantes de agua que se abren en el suelo mexicano.

Phuket, santuario de bienestar en Tailandia

Desde el pasado mes de noviembre, Phuket, la isla situada al sur de Tailandia, ha visto aumentar su lista de atractivos con la apertura de un hotel Meliá. Inaugurado el pasado mes de noviembre, la cadena española Meliá Hotels International se hace sitio con este establecimiento top en uno de los destinos más reconocidos del sudeste asiático.

El Meliá Phuket Mai Khao es un luminoso resort que, a los tradicionales espacios de esta clase de establecimientos, añade el plus de que el español sea idioma principal en sus instalaciones. Villas y piscinas privadas, albercas de agua salada y áreas de Spa y relax se extienden en una atmósfera que reproduce la naturaleza tai, con jardines acuáticos, cascadas y un estanque en mitad de la exuberante vegetación tropical.

Unida a Bangkok con cómodos vuelos que salen varias veces al día de la capital de Tailandia, Phuket tiene una amplia oferta de playas, donde las que están en la parte norte de la isla (donde se sitúa el Meliá Phuket) son las más tranquilas.

Aparte de los preceptivos relax, baños de sol y sesiones de Spa, arenales como Mai Khao, Nai Yang, Surin, Laem Singh y Kamala, entre otros, brindan la práctica de esnórquel y escalada. No está de más una excursión en barco a las Phi Phi, islas cuya belleza las hizo protagonistas de una de las películas de James Bond. Visitar los monumentos del interior de Phuket, los templos Chalong y Wat Chalong y el Big Buddha a la cabeza, y regatear en los mercadillos completarán estos días tailandeses.

República Dominicana, el sueño del Caribe

Un arenal interminable abierto a las aguas turquesa al que dan sombra las palmeras acostadas en el aire. Es fácil encontrar en República Dominicana el prototipo de la playa paradisíaca que todos llevamos en la cabeza. Lo que solo está en la imaginación de muchos ciudadanos de muchas partes del mundo es moneda corriente en República Dominicana.

La isla es uno de los destinos playeros más frecuentado por los españoles. De manera especial durante las vacaciones navideñas, fechas situadas en el mejor momento del clima tropical caribeño, que se extiende entre noviembre y abril.

Boca Chica, Canto de la Playa, Saona, Punta Cana, Playa Rincón, Barahona y La Romana son algunas de las rutilantes estrellas de su irrepetible catálogo de arenales. Junto con los ajustados precios para volar desde España, la hospitalidad de sus gentes y la variedad de posibilidades que ofrece justifican lo irresistible de su oferta.

El turismo de naturaleza, con observación ornitológica y trekking como actividades preferentes, ha cobrado protagonismo los últimos años. Sin olvidar la cocina criolla, de inspiración española y francesa con toques llegados del continente africano.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba