Viajes

Cinco playas de Ibiza para descubrir la riqueza natural de la isla

Entre los paisajes salvajes y el turismo de fiesta masificado, Ibiza es una tierra de contrastes que atrae a visitantes de muy diverso tipo. Sin embargo, siendo una isla, lo más probable es que tanto si buscas encontrar belleza natural como si lo tuyo es el bullicio y el ambiente acabes en una playa.

Sin embargo, en este caso vamos a alejarnos de los arenales más concurridos para mirar al lado mejor conservado y más auténtico de este paraíso balear. Aquí tienes una selección de cinco playas que muestran la cara más agreste y natural de Ibiza.

La playa de las Salinas, o ses Salines, se encuentra en el área protegida del mismo nombre, en el estrecho entre Ibiza y Formentera y cuenta con humedales, dunas, bosque de pinos, acantilados y muchos otros tesoros naturales que la convierten en una de las más bellas de la isla.

En la costa oeste, frente al islote de Es Vedrá, encontramos esta pequeña cala con arenal de aguas turquesas y arena dorada. Se encuentra protegida por un acantilado, y es ideal para contemplar la puesta del sol mirando el mar.

Famosa por la transparencia de sus aguas, su baja pendiente y la calidad de su arena, la Cala Bassa se encuentra rodeada de un frondoso pinar ideal para refugiarse del calor del estío.

Una de las características que hacen única a la Cala Boix es su arena negra, que contrasta con el azul del mar y el dorado de los acantilados que hay que bajar por una pequeña escalinata.

De aguas poco profundas, cristalinas y tranquilas, la Cala Comte se encuentra en un entorno natural inigualable. Cuenta también con fondos rocosos ideales para la práctica del esnórquel.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba