Viajes

Cinco playas imprescindibles para visitar en Mallorca

Si algo no falta en una isla como Mallorca son playas. La más grande de las Baleares alberga más de 300, que varían entre extensos arenales llanos y recónditas calas de ensueño.

Entre tantas posibilidades, hemos seleccionado cinco playas con un encanto especial para que las tengas en cuenta si planificas un itinerario por la isla.

Se trata de dos playas unidad de arena fina y blanca, con poca profundidad y aguas cristalinas que reflejan el celeste del cielo. Tras ella, se extienden pinares y bosques, antes de llegar a zonas más urbanizadas.

Cerca de Pollença se encuentra esta playa virgen custodiada por acantilados a la que sólo es posible el acceso a pie. Es ideal para el baño, con un fondo de arena (pese a la orilla de cantos rodados) y aguas limpísimas y cálidas.

La playa de Es Trenc, ubicada junto a las salinas del mismo nombre, es un extenso arenal virgen, fin de un sistema dunar y unas marismas. Destaca por la transparencia de sus aguas, tranquilas y mansas.

Escondida entre escarpados acantilados y frondosos pinares está la Cala Pi, de arena blanca y agua turquesa, un sinuoso brazo marino al que se puede acceder a pie a través de unas escaleras.

Una de las estampas más famosas de Mallorca la encontramos en la puerta al mar que crean los acantilados de Sa Calobra, en plena Sierra de Tramuntana. Excelentemente conservada, es una playa de guijarros en la desembocadura del Torrent de Pareis, que transcurre por gargantas de vértigo antes de tocar el mediterráneo aquí.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba