Viajes

Cinco pueblos con menos de mil habitantes para pasar la Navidad con tu pareja

Pasar la Navidad lejos del mundanal ruido es un plan más que deseable. No sólo lejos de la ciudad, de las compras, de la iluminación navideña, sino también lejos de los demás. Si tenemos pareja y libertad, nada como perderse para disfrutar de estas fiestas.

Y si de perderse se trata y de hacerlo entre naturaleza y paz, mucha paz, nada como hacerlo en un pueblo pequeño, uno de esos de menos de mil habitantes. Disfrutar de un bonito pueblo en Navidad tiene un encanto añadido. Estos que siguen son cinco pequeños pueblos perfectos para disfrutar por unos días junto a nuestra pareja.

Regencós (Girona)

Se trata de un pueblo medieval muy bien conservado. Situado en una zona montañosa pero cercana al mar, Regencós es un pueblo amurallado. De hecho, es imprescindible visitar su recinto amurallado construido en los siglos XIV y XV. Del mismo, todavía quedan en pie dos torres, dos portales y fragmentos de muro. Hay que pasear por el barrio de Puigcalent, donde es posible encontrar masías de los siglos XVI y XVIII. Pueden ser buenos niditos de amor, porque algunas de ellas son hoy en día hoteles o alojamientos rurales.

Llánaves de la Reina (León)

Esta localidad de la montaña leonesa, a 1.420 metros de altura, es uno de los pueblos de España donde más nieva. Así que es perfecto para llegar en estas fechas y luego no poder salir (sólo para parejas en etapa muy pasional). Con menos de 10 habitantes, Llánaves de la Reina sabe lo que es estar totalmente incomunicado (cosa que ocurre en cuanto llegan las primeras nevadas). Hay que asomarse al mirador del monumento al Corzo en el alto del Puerto de San Glorio, que nos regala unas espectaculares vistas. También la cueva de Orpiñas (con estalactitas y estalagmitas) y el pozo Butrero, una laguna situada a 1.900 metros.

Rubielos de Mora (Teruel)

Es una joya urbanística y arquitectónica. A 929 metros de altitud, situada en la margen derecha del río Rubielos, pertenece a la comarca denominada Gúdar-Javalambre. Presenta un muestrario de construcciones tradicionales, decoradas con excelentes labores de rejería, con talleres de merecida fama en la actualidad. Posee multitud de bellas iglesias, conventos, ermitas y, también, varias edificaciones civiles de los siglos XVI al XVIII. Y si estando en pareja nos apetece ver el otro lado del espejo, siempre podemos acercarnos a Mora de Rubielos.

Candelario (Salamanca)

Se encuentra enclavado a más de 1.100 metros de altura, en plena comarca de la Sierra de Béjar. Sus callejuelas empedradas y su arquitectura son el testigo mudo de cómo este municipio se ha preparado durante siglos para las grandes nevadas de la zona. Cuando llega el deshielo el agua corre por las pequeñas acequías que hay en todas sus empinadas calles. Cerca de Candelario queda la muy visitada localidad de La Alberca (preciosa) y la estación de esquí de La Covatilla.

Alquézar (Huesca)

Localizado en el Parque Natural de la Sierra y Cañones de Guara se alza el municipio de Alquézar. Esta villa está coronada por un alcázar y una colegiata que culminan en lo alto de un risco. En el interior de bastión se pueden ver unos capiteles románicos realmente únicos.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba