Viajes

Cinco pueblos madrileños con menos de 1000 habitantes para visitar este fin de semana

A las puertas de Navidad, muchas personas aprovechan para hacer turismo y visitar pueblos con ese encanto especial de esta época del año. Algunos se encuentran ya bajo un mágico manto de nieve, por lo que es el momento ideal para visitarlos, conocer sus monumentos más característicos, su gastronomía o aprovechar para hacer alguna ruta de senderismo en los alrededores.

En la Comunidad de Madrid podemos encontrar muchos municipios con encanto en los que perderse en mitad de la naturaleza o en los que encontrar tranquilidad para estos días de bullicio en la ciudad. Estos cinco pequeños pueblos, de menos de 1000 habitantes, son perfectos para disfrutar de un día de turismo junto a nuestra pareja, familia o amigos.

La Hiruela

Sin duda, uno de los pueblos con más encanto de toda la región que ha sabido conservar su antigua esencia. Por eso, es posible contemplar el entramado del suelo, las casas de piedra, de madera e incluso de adobe.

Se encuentra a aproximadamente 110 kilómetros de la ciudad de Madrid y tiene una población de 65 habitantes, por lo que es una de las localidades más despobladas de la provincia. De su patrimonio cultural, se puede destacar el museo etnológico y el molino harinero, tan tradicionales como en sus orígenes.

Horcajo de la Sierra

Este magnífico pueblo rural se encuentra en el Valle Medio de Lozoya, de la Sierra Norte de la Comunidad de Madrid, y la población no llega a los 200 habitantes. Como destacan en la web oficial de Turismo del municipio, «se ubica en las estribaciones meridionales del macizo montañoso de Somosierra y está rodeado por dos arroyos, el de la Hera y el de los Haces».

Durante la visita, se pueden realizar distintas rutas de senderismo aptas para todos los niveles e incluso hacer la ruta circular de casi 6 kilómetros que recorre la dehesa boyal, mientras que muchos visitantes acuden por sus estupendas pozas naturales.

Puebla de la Sierra

Este pueblo está situado en la Sierra del Rincón, un espacio catalogado por la UNESCO como Reserva de la Biosfera. Puebla de la Sierra destaca por haber conservado su cultura y sus tradiciones, así como sus fiestas y eventos más importantes, como el esquileo, la rinconada o los bailes.

Una de las grandes curiosidades de este pueblo que quizá no sepas es que tiene un hermanamiento con la ciudad japonesa de Osaka, explican en la web oficial del Ayuntamiento. «Fruto de esta relación, la localidad dispone de museos con colecciones de artistas japoneses». Asimismo, cuenta con un rico patrimonio cultural, como la Parroquia de la Purísima Concepción, la exposición del Valle de los Sueños, la ermita e incluso una fuente de origen árabe.

La Acebeda

La Acebeda es otro pequeño pueblo de la Comunidad de Madrid cuya población censada es de tan solo 84 habitantes, lo que hace que sea un paraje único para pasar un día lleno de paz al estar rodeado de naturaleza.

Puedes aprovechar la visita para disfrutar del área recreativa de las Dehesas, visitar el santuario de la Fuente del Saz, la Iglesia de San Sebastián o contemplar la Casa de la Peña, considerada como la primera casa que se erigió en La Acebeda.

Robledillo de Jara

Situado en el Valle del Lozoya, en la Sierra Norte de la Comunidad de Madrid, el municipio de Robledillo de Jara cuenta con tan solo 87 habitantes censados y es perfecto para los amantes del senderismo por las posibilidades que ofrece su entorno. De hecho, se encuentra a tan solo 10 minutos del embalse del Atazar, su auténtico atractivo.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba