Viajes

Cinco rincones naturales de Murcia para una escapada segura

La Región de Murcia es una de las más afectadas por la desertización en España. Sin embargo, y pese a ello, también tiene rincones naturales que merecen una visita.

Hablamos de la Murcia volcada hacia el mar, pero también de esa otra volcada tierra adentro. De un lado y del otro, la región ofrece paisajes y actividades en contacto con la naturaleza. Estos cinco espacios son un ejemplo y una alternativa para una escapada este otoño.

El Parque Regional de Calnegre y Cabo Cope ocupa una porción de las sierras costeras de la parte oriental del litoral de Murcia. Los elementos geológicos son de gran interés y pueden observarse en diferentes relieves: costas acantiladas, dunas fósiles, playas y acantilados. El Parque puede ser visitado durante todo el año, pero una de las mejores épocas es el final del invierno, que aquí es una primavera prematura.

En el corazón de la Región de Murcia, el Parque Regional de Sierra Espuña es un macizo montañoso que llega a superar los 1.500 metros de altitud. Los amantes del senderismo disponen de una red de caminos forestales y sendas que se encuentran cerrados al paso de vehículos. Entre sus múltiples puntos de interés destacan: los Pozos de la Nieve, la Ermita de la Santa, Áreas Recreativas del Hilo y la Perdiz, el Valle del Leiva y la Casa Forestal de la Carrasca.

El Parque Regional de Calblanque se ubica en el extremo oriental de Murcia, entre Cabo de Palos y Portman. Se caracteriza por su gran diversidad de ambientes: pinares de pino carrasco, matorrales, ramblas, arenales, dunas, paleodunas, calas y acantilados. En su cuenca se encuentran las Salinas del Rasall (humedal incluido dentro de la ZEPA Mar Menor). Se puede disfrutar de los bellos paisajes de Calblanque paseando por la playa y los senderos señalizados.

Entre Alhama de Murcia y Librilla, los Barrancos de Gebas sorprenden por sus colores, sus formas, sus contrastes y su naturaleza, pero sobre todo porque por un momento uno cree estar en la Luna. Estos barrancos albergan una fauna y flora muy interesantes y particulares. Las aguas del Embalse de Algeciras sirven de telón de fondo. Para pasear por sus caminos mejor elegir el inicio o el final del día: los atardeceres son impresionantes.

El Noroeste conserva los mejores tramos de ecosistemas fluviales de Murcia. Almadenes, entre Calasparra y Cieza, es un paraje donde el río Segura excava un profundo cañón por cuyo fondo discurre. La observación de la fauna es lo más atractivo en este lugar. Se organizan descensos fluviales en barcas neumáticas o en kayac por el cañón hasta la presa de La Mulata, visitando las pinturas rupestres de la cueva de los Monigotes.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba