Salud

Cómo hacer tu propio gel desinfectante de manos en cuatro pasos

Probablemente en los últimos tiempos habrás visto en más de un lugar (público y privado) un dispensador de gel para que puedas lavarte las manos sin tener que pasar por el baño. Este gel es antiséptico y se emplea como alternativa al agua y jabón en caso de que no los tengas cerca, aunque vaya por delante que su efectividad no es la misma.

Según ‘The New York Times‘, la venta de geles ha alcanzado en estas fechas un pico del 73% en comparación con el año pasado, lo que ha llevado a pequeñas locuras, como que sus precios se hayan disparado en plataformas como Amazon, igual que ha sucedido con las mascarillas, que en algunos lugares se han llegado a publicitar por 50 o incluso 90 euros.

Ada Nuño

Entonces, si no queremos pagar una millonada por un bote de alcohol (lógico), lo mejor es que fabriques el tuyo. Así es como debes hacerlo (y no es nada difícil).

IngredientesUn frasco dosificador, si es de un litro mejor.Aceite de árbol de té. Lo puedes encontrar hasta por internet y su precio ronda los 12 euros, tiene propiedades antibacterianas y por ello es necesario.Aceite de lavanda y también de rosa mosqueta, limón o cualquier otro que tenga un olor agradable.Gel de aloe vera, (importante, evitará que el desinfectante de manos seque la piel).¿Cómo hacerlo?

Es muy sencillo.

Pon ocho cucharadas del gel de Aloe vera en un bol.Lo más importante es el aceite de árbol de té, así que vierte 16 gotas en el mismo bol donde has puesto el aceite de aloe vera.Utiliza una cuchara para mezclar y ten en cuenta que debe quedarse un poco espesa, con una consistencia gelatinosa, (si no te gusta con esa consistencia así puedes usar los aceites esenciales).Pon la mezcla en el frasco dosificador porque lo ideal sería que pudieras llevarlo donde quisieras.¿Por qué deberías hacerlo?

No solo porque, hipotéticamente, podamos quedarnos sin frascos en nuestras tiendas de confianza, también porque ahorraremos de una forma fácil y cómoda, podremos elegir la consistencia de nuestro gel y, aún más importante, nos aseguraremos de que el gel dispone de elementos naturales sin ningún elemento químico tóxico.

A pesar de ello, el lavado de manos es más efectivo para la prevención de enfermedades que el desinfectante porque el jabón elimina algunos microbios que los productos a base de alcohol no hacen. “El punto positivo de los geles es que, pese a que no son el mejor método para evitar gérmenes, no tienes que buscar un lavabo y agua corriente”, cuenta el doctor William Schaffner en ‘Live Science‘, “por eso han sido tan ampliamente adoptados, porque son muy prácticos”.

El gel no es tan efectivo como el jabón y el agua, pero es útil si no hay un baño cerca. Si lo preparas, no contará con ningún elemento químico

Recuerda que el desinfectante debe aplicarse en las manos y frotar durante 20 segundos aproximadamente, hasta que esté seco. En cuanto al lavado de manos, quizá lo estés haciendo mal, pues antes de nada debes humedecer tus manos, después enjabonarlas durante 20 segundos (recuerda el dorso de las manos, debajo de las uñas y entre los dedos, los grandes olvidados), enjuaga y seca con una toalla limpia. Y, por supuesto, si tienes que estornudar o toser, recuerda poner el codo. El método más recomendado es cubrirse la boca y la nariz con un pañuelo, que después deberás desechar inmediatamente tras su uso, pero si no te sientes con fuerzas de usar ‘kleenex’ continuamente, entonces la mejor alternativa es el codo.

De todas maneras, después de utilizar el desinfectante de manos, evita a las personas que tosen y estornudan, aunque tampoco te obsesiones mucho. A pesar de que las tiendas puedan quedarse temporalmente sin este producto, probablemente volverán a recibir existencias. Aunque si quieres una opción más natural y sin elementos químicos, ya sabes lo que tienes que hacer.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba