Viajes

Cómo visitar el castillo de Butrón, fortaleza romántica a las afueras de Bilbao

En España son muchos los monumentos de gran valor histórico, cultural y artístico que pueden visitarse y que ofrecen una experiencia completa con la que poder trasladarse a otras épocas.

Es lo que sucede con el castillo de Butrón (Butroe o Butroeko gaztelua, en euskera), una edificación medieval y de estilo neogótico que está situada dentro del término municipal de Gatika, cerca de Bilbao y de otras poblaciones como San Juan de Gaztelugatxe.

Visitar este castillo supone un viaje a la Edad Media, concretamente, a las guerras banderizas entre diferentes bandos. Se encuentra en lo alto de una colina, encima de unas rocas y rodeado de un bosque centenario, según la web de turismo del País Vasco.

A mediados del siglo XIII, el castillo de Butrón, que ahora es Patrimonio Histórico Español, no ejercía su función como castillo, sino que era la residencia de los señores de Butrón en lo que era una casa-torre. Fue en el siguiente siglo cuando el V Señor de Butrón lo transformó en castillo.

Durante más de trescientos años, este castillo ha sido testigo de las luchas llevadas a cabo entre los diferentes bandos de la nobleza de Bizkaia, el cual tenía como refugiados en su interior a los señores de Butrón, los cuales ejercían su poder en el territorio.

Tras la finalización de estas batallas, a principios del siglo XVI, el castillo queda abandonado y se va deteriorando pero, a finales del siglo XIX, se lleva a cabo su restauración, que tiene como resultado el actual castillo de Butrón.

La restauración corrió a cargo del arquitecto Francisco de Cubas, que en 1878, lo reconstruyó siguiendo los criterios imperantes en aquella época sobre los castillos principales de Europa.

Visitar este castillo supone una experiencia completa. Ya desde la carretera por la que se llega hasta él, el bosque que lo rodea ofrece un paisaje que no deja indiferente a nadie y, a través del cual, se descubre la principal torre del castillo.

El castillo solamente se puede ver por fuera, ya que se encuentra abandonado y en venta pero, aun así, es del todo recomendable. El edificio ofrece un estilo muy diferente al resto de los castillos medievales que pueden encontrarse en España.

De hecho, es un lugar perfecto para visitar con niños, a los que les encantará este castillo que parece sacado de un cuento. También los amantes de la fotografía tienen en este castillo un espacio ideal para hacer fotos. Además, la visita se puede completar con un paseo por el bosque que lo rodea.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba