Viajes

¿Cuál es el monumento o edificio más excéntrico (o feo) de Cataluña? ¡Queremos saberlo!

Tras el éxito de la iniciativa de 20 Minutos ¿Cuál es tu pueblo favorito para veranerar?’, en la que descubrimos el pueblo más bonito de cada provincia, nos ponemos nuevamente en marcha para encontrar el monumento, edificio o rotonda ‘más singular, raro o feo’ de Cataluña.

Sabemos que existen esculturas, monumentos o edificios que causan ‘desencanto’ a los catalanes. ¿Estás cansado de ver ese extraño monumento en tu pueblo y/o ciudad? ¿Crees que habría que cambiarlo por otro? Si es así, queremos conocer cuál es, y por qué has elegido ese monumento, edificio o rotonda.

¡Vota en esta encuesta!

Ayúdanos y realiza esta encuesta que te mostramos a continuación. Vota por el que te parece más extraño o atroz, ese que consigue sacarte de tus casillas nada más verlo. Puedes consultar cuál es cada uno de ellos al final del artículo.

Los monumentos, edificios o rotondas más excéntricos de Cataluña

Torre Glòries (Barcelona)

Conocida anteriormente como Torre Agbar (acrónimo de ‘Aguas de Barcelona’), se ubica en la confluencia de la avenida Diagonal y la calle Badajoz, junto a la plaza de las Glorias. Cuenta con 34 plantas sobre la superficie, además de cuatro plantas subterráneas para un total de 144 metros de altura, convirtiéndose en el tercer edificio más alto de la capital de la Comunidad Autónoma de Cataluña, solo superado por el Hotel Arts Barcelona y la Torre Mapfre (ambos con 154 metros de altura).

Monument Pla de les Serenes, Cambrils (Tarragona)

El monumento ‘En el Pla de les Serenes’ está situado en el paseo marítimo de Cambrils, a la altura de las Escaleras Reales del puerto de Cambrils. Representan unas sirenas, la Dolça i la Calma, observadas por un joven pescador, Adrià. La obra, inaugurada en abril de 2011, está realizada en chapa, cerámica y gres, obra del artista cambrilense David Callau.

Gato, de Fernando Botero (Barcelona)

Adquirido por el Ayuntamiento de Barcelona en 1987. Este curioso gato es mundialmente conocido. Obra de Fernando Botero, podrás encontrarlo al final de la Rambla del Raval.

La Gamba de Javier Mariscal (Barcelona)

La obra, inaugurada en 1989, empezó como un elemento de reclamo para uno de los restaurantes del Moll de la Fusta de Barcelona diseñado por el arquitecto Alfred Arribas, amigo de Mariscal.

Carmela, de Jaume Plensa (Barcelona)

Se sitúa en el Palau de la Música, 2. Aunque en un principio esta obra iba a estar en Estados Unidos, finalmente se quedó en Barcelona. La obra de Jaume Plensa tiene una altura de casi cinco metros y refleja el tránsito de la infancia a la etapa adulta.

Queremos saber los monumentos más excéntricos de España

Dinos esos monumentos feos y raros, las rotondas o edificios que crees que no deberían existir. Mantendremos la votación abierta varias semanas y daremos a conocer el ganador de Cataluña.

Esta iniciativa de participación de 20 Minutos se repetirá con los monumentos feos o extraños del resto de comunidades autónomas de España. Finalmente, se contarán los votos para saber cuáles son los monumentos más feos de nuestro país.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba