Deportes

¿Cuánto dinero nos cuesta dejar los dispositivos en ‘stand by’ y cómo apagar la luz roja?

Los elevados precios que está registrando la luz este año, con varios récords históricos, han vuelto más imprescindible que nunca usar de manera eficiente los aparatos que tenemos en casa. Uno de los principales consejos que proponen los expertos para ello es no dejar los dispositivos en stand by o modo de espera, es decir, sin apagarlos por completo.

Sabremos que están este estado porque podremos ver una luz indicadora de color rojo o verde, que en algunos casos titila o parpadea. En estos casos, el aparato seguirá consumiendo energía y aumentando el gasto de dinero. En concreto, la Agencia Internacional de la Energía (IEA) calculó hace unos años que el gasto por dejar los aparatos eléctricos y electrónicos en esa función podría rondar los 60.000 millones de euros a nivel mundial. Una cifra que podría ser superior a los 100.000 millones de euros en 2025 si no se toman medidas. Asimismo, aumentarán casi un 4% las emisiones globales de CO₂ asociadas al consumo doméstico de electricidad.

Consciente del consumo innecesario que suponen los aparatos en stand by, la Comisión Europea aprobó en 2008 el reglamento 1275/2008 que, siguiendo la ‘Iniciativa 1W’, obligaba a los fabricantes a recortar el consumo de esta función para que los aparatos consumieran menos de 1 W, aunque admite excepciones en función de las características y los usos del dispositivo. Sin embargo, fuera de la Unión Europea este aspecto no está tan regulado, con lo que el consumo en este modo sigue aumentando.

Cómo evitar el modo stand by

Debido a los problemas energéticos, medioambientales y económicos que puede causar, muchas organizaciones de consumidores ha sugerido eliminar esta función a nivel global. Pero, mientras se toma esta decisión, los expertos destacan la necesidad de que los usuarios apaguen los aparatos desde el interruptor, y no desde el control remoto, así como que desenchufen el cargador del móvil cuando la batería esté llena.

También recomiendan enchufar los aparatos en una regleta equipada con interruptor y apagarlos todos a la vez con ella cómodamente. Más cómodo aún sería colocar temporizadores en aquellos electrodomésticos que consuman más cuando están en stand by, de forma que se apaguen y se enciendan a una hora determinada. Con estas sencillas acciones, se podrá evitar el gasto oculto de energía y el alto volumen de emisiones, a la vez que nos ahorramos algo de dinero en la factura de la luz. 

¿Qué dispositivos suelen malgastar la energía?

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) tiene disponible en su página web una calculadora online que permite consultar el gasto de cada aparato que queda en modo stand by, indicando su potencia, el consumo energético (KWh) mientras permanece en espera, el CO₂ que emite y el gasto anual que supone ese derroche de energía.

Por ejemplo, una impresora con una potencia de 8W consume 70 kWh al año, lo que supone un derroche de 11,91 euros anuales y unas emisiones de 45,6 kilos de CO₂. La máquina de café es otro de los aparatos que solemos dejar encendidos. Con una potencia de 5W, 44 kWh al año, lo que conlleva un gasto anual de 7,45 euros y la emisión de 28,5 kilos de CO₂. Por su parte, la televisión, con una potencia de hasta 6W, consume 52 kWh cuando la apagamos desde el mando a distancia y la dejamos con la luz roja encendida, lo que supone un coste anual de 8,94 euros y emite 34,2 kilos de CO₂.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba