Deportes

De fantasear con que Messi jugaría gratis a conseguir que Xavi entrene casi sin cobrar

Joan Laporta, presidente del Barcelona desde que ganara las elecciones el 7 de marzo con 30.184 votos (un 54,28% del total), empieza a tener proyecto deportivo si consigue cerrar el fichaje de Xavi Hernández en las próximas horas. El acuerdo con el símbolo culé está cerrado y se puede anunciar antes de que acabe la semana con la presencia de Rafael Yuste, vicepresidente deportivo, y Mateu Alemany, director de fútbol, en Doha. Es la expedición que ha viajado a Qatar para reunirse con Mohammed bin Hamad bin Khalifa Al Thani, propietario del club y hermano del emir de Qatar. El fichaje lo dan por hecho en Barcelona.

La novedad es que Laporta no estará presente en las negociaciones y solo viajaría a Qatar si hay que desbloquear unas conversaciones en las que el Al Sadd quiere gestos del Barcelona. No es un problema de dinero, que le sobra al Al Sadd, y sí de orgullo. «Apreciamos y respetamos a toda la expedición del Barcelona. La posición del club es clara desde el principio: estamos comprometidos a mantener a nuestro entrenador Xavi y no podemos permitir que se vaya en este momento delicado de la temporada», son las palabras del CEO del Al Sadd, Turki Al-Ali. Laporta no ha viajado como se había dicho que era necesario por imposición del club catarí, que entendía que este tipo de conversación requería un cara a cara con el máximo dirigente culé. Laporta ha podido intercambiar impresiones con los dueños del club en llamadas telemáticas y con Xavi como intermediario. La otra novedad es qué tipo de contrato va a tener Xavi.

Ulises Sánchez-Flor

El Barcelona no está en disposición de ofrecer un buen salario a Xavi ni a sus colaboradores, entre los que se encuentra su hermano Óscar en el equipo de trabajo, por el estricto control económico de la Liga y con el asunto pendiente de resolver del finiquito de 12 millones de euros que le corresponde a Koeman. El Barcelona, según el último informe de la Liga, tiene el límite salarial en solo 97,9 millones de euros y dispondría de 3,9 millones de euros para el pago de salarios al cuerpo técnico. Con esta cantidad no da ni para pagar la mitad de lo que gana Xavi en el Al Sadd. La solución la tiene Xavi, que está dispuesto a tener una ficha baja en lo que queda de temporada y esperar a las siguientes para actualizar sus emolumentos. El contrato que tiene previsto firmarle Laporta incluye lo que resta de temporada y dos más. Hasta 2024. En el Al Sadd finalizaba en 2023.

Xavi, aliado de Laporta

El éxito de Laporta puede estar en conseguir lo que insinuó con Messi y parecía una fantasía o una fantasmada. Xavi no da prioridad al dinero, se hace cargo de la situación delicada en lo financiero y también en lo institucional porque es el club de sus amores desde que entró a La Masía desde que era un niño. También deja de lado su compromiso con Victor Font, el candidato con el que se comprometió en las elecciones y con el que iba a ser más que un entrenador. Un mánager. El presidente que puso una pancarta en el Bernabéu, que abrazó a un maniquí con la camiseta de Messi en campaña electoral, que dijo que pensó en repescar a Neymar, encuentra un aliado en Xavi en una situación de emergencia.

Joan Laporta mira a Sergi Barjuan, entrenador interino del primer equipo azulgrana. (EFE)Joan Laporta mira a Sergi Barjuan, entrenador interino del primer equipo azulgrana. (EFE) Joan Laporta mira a Sergi Barjuan, entrenador interino del primer equipo azulgrana. (EFE)

Joan Laporta, con fama de embaucador, sale a flote. Lo que no consiguió con Messi y todavía está sin explicar, se puede dar con Xavi si no surgen problemas de última hora. «Me dolieron las palabras porque creo que no tiene necesidad de decir eso. Es como sacarte la pelota de encima y no asumir sus consecuencias, ni hacerse cargo de las cosas. Esto hace pensar a la gente o genera un tipo de dudas que creo que no me merezco», ha dicho Messi al ‘Sport’ en su casa de París con el sentimiento de verse traicionado y decepcionado por el presidente del Barcelona.

Xavi conoce muy bien a Laporta y antepone su deseo de ser entrenador del Barcelona por delante de otros asuntos personales y económicos. Le está ayudando a cerrar el acuerdo con el Al Sadd en una situación compleja y en la que queda por resolver si finalmente no tiene que coger un avión para presentarse en Doha. Si hay acelerón en las negociaciones que tendrán lugar entre este miércoles y el jueves, se espera a Xavi en España para que se haga cargo del equipo tras el partido que juega el Barça contra el Celta este sábado en Vigo. Sergi Barjuan, técnico interino del primer equipo, regresará al Barcelona B.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba