Viajes

De faro en faro, siete rutas imprescindibles por el mundo

Cada 7 de agosto desde 1989, Estados Unidos celebra el Día Nacional del Faro, con el objetivo de reconocer la importancia a lo largo de la historia de estas estructuras marítimas, y rendir homenaje al servicio realizado por los fareros durante generaciones.

Para conmemorar esta fecha, Musement, plataforma de reservas de actividades y experiencias en destino, ha recopilado una lista de rutas, a pie y en coche, en las que los faros son los protagonistas indiscutibles, y que harán las delicias de los amantes del mar y la costa.

Esta ruta de senderismo lleva al viajero a descubrir los principales faros de la Costa da Morte a lo largo de los 200 km que separan Malpica de Finisterre. Se trata de un trazado de dificultad media dividido en 8 etapas, que atraviesa acantilados salvajes, playas, dunas, villas marineras, miradores, estuarios, montes e incluso castros y dólmenes. Algunos de los faros protagonistas del recorrido son el Faro Touriñán, el Faro de Muxía y el Faro Roncudo.

Para descubrir la magia del Cantábrico, nada mejor que una ruta en coche por la costa asturiana. Durante las 6 etapas de este recorrido (Figueras-Cabo Busto, Cadavéu-L´Arena, Salinas-Candás, Gijón-Villaviciosa, Lastres-Ribadesella, Llanes-Tina Mayor), además de admirar de cerca faros tan famosos como el de Lastres (escenario de la serie Doctor Mateo), es posible visitar localidades con mucho encanto, como Puerto de Vega, Ribadesella o Cudillero.

La ruta 181, el desafío de los faros, es una auténtica aventura. El recorrido completo está dividido en 27 etapas y se puede hacer tanto en moto, como en coche o autocaravana. El circuito recorre 5700 km de costa, atraviesa más de 450 municipios, 6 reservas naturales de la biosfera y numerosos parques naturales protegidos. A lo largo del litoral, los 181 faros que dan nombre a la ruta ponen el broche de oro en cada etapa.

Esta ruta escénica se extiende a lo largo de 585 km en la costa sur de Nueva Escocia, desde Halifax a Yarmouth. En esta provincia canadiense hay más de 160 faros históricos, incluyendo uno de los más fotografiados del mundo: el faro Peggy’s Point, situado en el pintoresco pueblo pesquero de Peggy’s Cove. Pero este faro blanco y rojo, construido en 1915, no es la única maravilla del recorrido. El casco antiguo de Lunenburg, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, o Barrington, la «capital de la langosta de Canadá» son algunas de las muchas sorpresas que depara el camino.

La mayor concentración de faros del mundo se encuentra en las costas bretonas, por eso no es de extrañar que sea uno de los destinos predilectos para los amantes del mar. Aquí se encuentra el faro de la isla Virgen, el más alto del mundo realizado en piedra tallada. El faro de Saint-Mathieu, construido entre las ruinas de una antigua abadía, y el faro de Stiff, el más antiguo de los que todavía están en funcionamiento en Bretaña, son dos de los puntos fuertes de la ruta. Para los que se queden con ganas de más, el sendero de los aduaneros (GR® 34) es un gran recorrido de más de 2000 km a lo largo del litoral bretón, desde Monte Saint-Michel hasta el puente de Saint-Nazaire.

A poca distancia del Círculo Dorado, esta ruta de casi 50 km va desde Selvogur hasta el faro de Knarrarós, y es la excusa perfecta para descubrir la historia y la cultura de la costa sur de Islandia. El trayecto pasa por tres pequeños pueblos (Þorlákshöfn, Eyrarbakki y Stokkseyri) y tres faros (Knarrarósviti, Selvogsviti y Hafnarnesviti), y permite a los viajeros disfrutar en primera persona de las maravillas naturales del lugar, así como de la gastronomía, en la que no faltan ni el pescado ni el marisco.

El lago Míchigan es uno de los cinco Grandes Lagos de Norteamérica y el único que se encuentra en su totalidad dentro del territorio de Estados Unidos. La ruta Lake Michigan Circle Tour, establecida oficialmente en 1980, recorre las carreteras estatales que rodean el lago a lo largo de cuatro estados: Illinois, Indiana, Wisconsin y Míchigan.

Los viajeros que se animen a realizarla, además de contemplar más de 100 faros, quedarán fascinados por la enorme variedad de paisajes, desde parques y áreas naturales hasta preciosas ciudades costeras pasando por hermosas playas y dunas. El circuito completo es de aproximadamente 1700 km, por eso hay quien decide dividir la ruta en dos partes, visitando primero la zona norte y después la zona sur.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba