Viajes

De pueblo en pueblo, celebrando el 23 de abril en las Villas del libro

El 23 de abril es el Día del Libro. Ese día de 1616 fallecieron: Cervantes, Shakespeare y (casi) el Inca Garcilaso de la Vega. La fecha también coincide con el nacimiento o la muerte de otros notables autores como Vladimir Nabokov, Josep Pla o William Wordsworth.

Como dice la Unesco, el Día del Libro «es un motivo para celebrar la importancia de la lectura, fomentar el crecimiento de los niños y niñas como lectores y promover el amor a la literatura». A través de la lectura «podemos abrirnos a los demás a pesar de la distancia, y viajar gracias a la imaginación».

Pero también podemos viajar a propósito de los libros de manera literal. Las Villas del Libro, las booktown en inglés, son una oportunidad para ello. Se trata de pueblos o pequeñas ciudades con muchas librerías y actividades vinculadas con la lectura. Muchos, que no todos, están adheridos a la IOB (International Organisation of Book Towns).

Suelen ser, además, lugares de gran belleza que los convierte, sumando lo cultural y lo natural, en destinos turísticos. Hablamos de localidades que basan su oferta cultural en actividades en torno al libro y la literatura.

El origen de estos lugares está en la galesa Hay-on-Wye, en 1961. Este pueblo cercano a Cardiff, de unos 2.000 habitantes y con 30 tiendas de libros, se convirtió en la primera booktown del mundo. Uno de sus habitantes compró el castillo y la antigua estación de bomberos y los llenó de libros de segunda mano para venderlos. Otros siguieron su iniciativa y convirtieron edificios vacíos en librerías.

Con el tiempo, Hay-on-Wye impulsó la creación de la IOB. Desde 1987, además, esta localidad galesa celebra el Hay Festival, un evento literario en el que escritores, pensadores, científicos y artistas se reúnen para intercambiar ideas sobre literatura, música y otras artes.

En España, el Hay Festival tiene desde el 2006 su sede en Segovia, ciudad que la organización del festival considera ideal por su significación cultural y su situación geográfica. El festival tiene ediciones también en Xalapa (México), Budapest (Hungría), Kells (Irlanda), Winter Weekend (Gales), Nairobi (Kenia), Arah ( Islas Maldivas), Kerala (India), Dhaka (Bangladesh), Cartagena de Indias y Bogotá (Colombia) y Beirut (Líbano).

En España, la primera Villa del Libro (de momento la única adherida a la IOB) está en Castilla, en plena Tierra de Campos.

Esta villa medieval, enclavada en un otero en el noroeste de la provincia de Valladolid, se convirtió en 2007 en la primera Villa del Libro de España, por iniciativa de la Diputación Provincial. Encontramos una decena de librerías en un pueblo que no llega a 200 habitantes.

Cuenta, además, con un espacio para la promoción de los libros y la cultura, el Centro e-LEA Miguel Delibes (con una biblioteca especializadas, sala de exposiciones y conferencias), el Centro Etnográfico Joaquín Díaz, el Museo de Instrumentos del mundo, de Luis Delgado, y el Museeo-Colección de Campanas Quintana.

Urueña ofrece un claro ejemplo de villa castellana fortificada. Su muralla es una de las mejores conservadas de toda la provincia de Valladolid. Mantiene la mayor parte de su perímetro y encierra 66.000 m2. Su castillo, de planta rectangular, posee cubos cilíndricos en las esquinas y en el centro de los muros a excepción del situado en la esquina sur, que es de planta cuadrada.

En 2008 nació la red de “Viles del Llibre” (Villas del Libro) de Cataluña. No están en la IOB y su programación no siempre es permanente. Bellprat, con 90 habitantes, fue la primera. Esta localidad barcelonesa decora sus calles con libros para celebrar su festival anual del libro. Sus casas antiguas se convierten en librerías de ocasión, con un mercado de editoriales independientes, talleres y exposiciones.

Esta localidad leridana es la segunda booktown de Cataluña. Se une a esta iniciativa y celebrará su feria anual los días 22 y 23 de octubre, e inaugura así, la Red de Villas del Libro de Cataluña.

Este pequeño pueblo de Lleida ha sido partícipe de la experiencia acogiendo dos ediciones como Villa del Libro en España, en 2018 y 2019.

Se trata de una histórica población de la Conca de Barberà, al sur de Tarragona, que se estrenó en 2018 como booktown. El festival anual “Montblanc, Vila del Llibre” tiene lugar en marzo, y propone multitud de actividades como mercados o talleres.

Esta villa marinera del Alto Ampurdán (Girona) es famosa por sus anchoas y se sumó a la iniciativa librera en 2019. Ha celebrado ya dos ediciones como Villa del Libro con el Mediterráneo como escenario.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba