Noticias locales

Dentro del Zendal: paseos y juegos de mesa, los otros ‘tratamientos’ para sobrellevar la odisea del coronavirus

El hospital Enfermera Isabel Zendal está a punto de cumplir dos meses abierto. Dos meses en los que ha estado rodeado de diversas polémicas pero sin dejar de trabajar: desde que se puso en funcionamiento, más de 1.700 pacientes han pasado por sus instalaciones, levantadas entre julio y noviembre de 2020 en el barrio de Valdebebas.

La convalecencia de muchos pacientes en este centro ha sido muy complicada, en una unidad de cuidados intensivos o en las llamadas de cuidados respiratorios intermedios, una concepción novedosa nacida de la experiencia de los profesionales sanitarios que llevan 11 meses eternos luchando contra la Covid-19.

Pero la estancia del grueso de personas que ha estado en el Zendal ha sido en las camas de hospitalización o convencionales. En la mayoría de los casos, con autonomía para moverse y siempre con consciencia, a pesar de sufrir en ocasiones elevados picos de fiebre. Eso lleva a que los días de ingreso, enfermos y sin posibilidad de salir del centro ni de recibir visitas de familiares o amigos, se hagan eternos en no pocas ocasiones.

La mayoría de pacientes pueden dar paseos por dentro de los pabellones. También tienen sus teléfonos móviles con ellos y algunos tienen tabletas u ordenadores y con ellos pueden doblegar al aburrimiento mientras vencen a la Covid-19. Pero aun con esas ventanas al mundo que son los dispositivos electrónicos, sigue habiendo necesidad de llenar las horas, y de ahí nacieron hace unas semanas unas iniciativas de entretenimiento más tradicionales que no dejan de crecer y que son posibles gracias a la solidaridad de muchas personas.

Varias empresas, asociaciones, parroquias e incluso algunos particulares, han enviado desde revistas, juegos de mesa, libros o pasatiempos al hospital Isabel Zendal. Por ejemplo, parroquias de la diócesis de Getafe enviaron al hospital de Valdebebas libros, revistas y juegos de mesa. La Fundación Pequeño Deseo envío pasatiempos, que también llegaron desde otra asociación sin ánimo de lucro. Varias familiares del Colegio Andel de Alcorcón remitieron libros, revistas y pasatiempos. El Corte Inglés donó tableros de ajedrez, de parchís, bingos y cartas. También mesas y sillas, que se han habilitado como puntos de ocio en los laterales de los pabellones.

La lectura también es otro de los pasatiempos más cultivados en el Zendal. La revista Hola manda ejemplares todas las semanas, el Colegio Pío Baroja de Madrid donó clásicos de la literatura y la Consejería de Cultura envío varias cajas de libros que llevaban dentro entradas para el teatro. Otras donaciones han llegado de editoriales, como BookBank Agencia Literaria, y de negocios privados, como la clínica dental Federico Herrero Climent.

La solidaridad también llega desde los propios trabajadores del hospital un celador y una auxiliar administrativa llevaron varias cajas de libros para entretener a los pacientes. Todos se dispusieron en una sala que se habilitó como biblioteca gracias a la donación de mobiliario de la empresa Eurest.

“Muchos ciudadanos se han estado poniendo en contacto con las trabajadoras sociales del Zendal para ver cómo pueden colaborar“, indican a 20minutos desde el hospital. La solidaridad, al fin y al cabo, parece ser contagiosa en circunstancias adversas como la actual. Y es que más allá del entretenimiento de pacientes, en otros ámbitos también se están llevando a cabo iniciativas con una clara impronta filantrópica.

En el marco del movimiento Grow Food Banks, puesto en marcha por Compass Group, se dona un kilo de comida al Banco de Alimentos por cada paciente que sea curado de la Covid-19 en el Zendal. De momento, ya se han superado el millar de altas médicas.

Además, la empresa Eurest, que sirve los menús de los pacientes ingresados, ha estado acompañando las comidas de cartas redactadas por los hijos de los empleados de la empresa, como una vía más para tratar de levantar el ánimo a las personas que están siendo tratadas en el hospital.

Mostrar más
Botón volver arriba