Noticias locales

Denuncian un nuevo caso de violencia policial contra un ciudadano de raza negra en Lavapiés

Estados Unidos no es el único país en el que se pueden observar imágenes de violencia policial, también existen en España. La detención de un hombre de raza negra este viernes en Lavapiés ha vuelto a generar la crispación de las personas racializadas, que no han dudado en compartir lo sucedido en las redes sociales hasta hacerlo viral.

Según los testimonios de los testigos de la escena recogidos por Es Racismo, este hombre, en estado de embriaguez, se encontraba fumando en la calle, ante lo que una señora le recriminó la acción, por ser nocivo para su salud. El joven no le responde debido a su estado y a que no comprende bien el español.

Fue entonces cuando esta señora se dirigió a un coche de Policía Nacional que pasaba por la zona para alertarles que le había pedido al chico que se pusiera una mascarilla y se había negado, algo que los testigos niegan que sucediera.

Al no comprender bien el idioma y encontrarse ebrio, el hombre tan solo se rio cuando los agentes le pidieron que se pusiera la mascarilla.

Tras esta reacción, le pidieron que se identificara y él se negó alegando que solo estaba “sentado en un banco bebiendo, no tenéis derecho a identificarme”, por lo que decidieron arrestarle.

En las imágenes se puede ver como los agentes proceden a detener con violencia a esta persona, impidiéndole moverse al sujetarle entre varios contra el suelo. Una de las mujeres que se encontraba viendo la escena salió en su defensa intentando separar a los policías del hombre arrestado, pero uno de los agentes la sacó inmediatamente de la escena empujándole.

“Es sistemático lo que pasa en el barrio de Lavapiés”, confiesa en exclusiva a 20minutos Youssef M. Ouled, periodista e investigador de Rights International Spain. “Recuerda mucho a lo que sucede en el barrio de San Francisco en Bilbao, barrios con fuerte presencia de personas de clase baja, con menos recursos socioeconómicos y también de muchas personas migrantes y racializadas, personas no blancas. En esos barrios la presencia policial siempre suele ser más exagerada que en cualquier otro”.

El activista ha compartido el vídeo a través de sus redes sociales, llegando a tener gran repercusión, algo que considera fundamental para denunciar este tipo de acciones. “Muchos de los casos que hemos documentado han sido casos que se han mediatizado a través de las redes sociales. Lo que mueve realmente a las instituciones para que se haga justicia, para que se señalen los comportamientos desproporcionales y esta estructura racista y violenta, es la difusión de esas imágenes. Muchas veces la gente si no lo ve, no se lo cree. Esas imágenes de violencia tan explícita, innegable y notoria lo que hace que la gente se movilice“, ha declarado.

Este caso recuerda a la muerte de George Floyd, que ha desatado una ola de protestas contra la violencia ejercida por parte de la policía contra los ciudadanos de raza negra. Una lacra que arrastra desde siempre Estados Unidos y que ahora se ha personalizado en el recuerdo de este hombre en todo el mundo. “Lo que se denuncia con el caso de Floyd no es solamente la brutalidad policial y las actuaciones de los agentes de policía y de las propias instituciones a través del racismo institucional, sino un racismo más estructural y más a un nivel del sistema, de cómo están configurado los Estados Unidos y de cómo están configurados los países occidentales que relegan a las personas, en este caso negras, pero también indígenas, latinoamericanas, magrebíes, musulmanas, gitanas, a las capas sociales más bajas y a unas condiciones de vida muy precarias. Al final eso genera un caldo de cultivo que cuando se da un caso de violencia tan explícita ante las numerosas violencias diarias, se genera una respuesta muy empática”, explica Youssef.

Estos días se han generado iniciativas a través de las redes sociales para recordar no solo el caso de Floyd, sino también el de tantas otras personas que han sufrido este tipo de violencia. “En España también hay casos parecidos al de George Floyd: Samba Martine, Idrissa Diallo, Mohamed Bouderbala, Manuel Fernández, Ilias Tahiri, Mame Mbaye, Daniel Jiménez, los cientos de personas que mueren cada año en el Mediterráneo, los malos tratos en los CIEs… El racismo es sobre todo violencia. Este es un protocolo que sigue vigente”, relata.

La pandemia no ha hecho que estas agresiones disminuya, sino todo lo contrario, como así lo han recogido desde Rights International Spain y el Equipo de Implementación del Decenio Afrodescendiente con la elaboración de un informe llamado Racismo y xenofobia durante el estado de alarma en España.

Este diario ha intentado ponerse en contacto con la Policía sin éxito para recoger también su versión de lo sucedido.

Mostrar más
Botón volver arriba