Noticias locales

Díaz Ayuso pide a Sánchez control en Barajas y el PSOE la culpa del “turismo de borrachera”

El llamado turismo de borrachera se convirtió este lunes en un nuevo punto de fricción entre el Gobierno de España y el de la Comunidad de Madrid en plena carrera al 4-M. Mientras que el PSOE afeó a Isabel Díaz Ayuso que la libertad que defiende en su lema de campaña “no es el desmadre” que se vio en algunas calles de la capital el pasado fin de semana, la presidenta sostuvo que el turismo que llega a Madrid no es de borrachera. El problema no es si un francés viaja hasta aquí para “beber”, sino si viene “contagiado”. Esto, incidió, le compete controlar al Gobierno central en el aeropuerto de Barajas, aunque Madrid estudia la posibilidad de realizar PCR y test en “todos los hoteles” para detectar positivos.

No se puede trasladar la idea de que Madrid ahora mismo es turismo de borrachera cómo lo están vendiendo. Es insensato”, señaló Díaz Ayuso en un acto electoral del PP con empresarios. “Si se estudia cuántos gastos están aplicando nuestros turistas a los museos o a los comercios se verá que el turista no solo viene a emborracharse. Eso es un tinte un tanto xenófobo y un tanto ofensivo”, esgrimió.

La candidata a la reelección volvió a defender tanto la llegada de turistas a Madrid como los actuales horarios de apertura de la hostelería, que con aforo limitado en el interior y las terrazas puede permanecer abierta hasta las 23.00 h.

“Mientras se cumplan las normas, que yo sepa, un francés no contagia más que un chamberilero”, sentenció Díaz Ayuso, que añadió que lo que no va a hacer es “cerrarlo todo” para “arruinar” a los ciudadanos. “No sé cuántas veces más habrá que demostrar que así no se acaba con el virus”, zanjó.

La presidenta regional subrayó que es el Gobierno de Pedro Sánchez el que debe controlar que los viajeros que llegan a España procedentes de otros países lo hacen con una prueba diagnóstica negativa y aseguró, como había hecho ya en otras ocasiones, que esos controles no son exhaustivos.

“¿Alguien ha visto alguna vez un informe de lo que está haciendo el Gobierno de España con el aeropuerto? No, porque no lo hay”, señaló Díaz Ayuso. A estas declaraciones le contestó la ministra de Exteriores, Arancha González Laya, quien afirmó que el Gobierno sigue “escrupulosamente” las recomendaciones europeas en materia de fronteras. “Me gustaría también que se hicieran cumplir al pie de la ley las recomendaciones comunitarias en el interior de las comunidades autónomas”, agregó. También Carolina Darias, responsable de Sanidad, se mostró preocupada por las aglomeraciones en la capital y reclamó “un poco de prudencia” a los ciudadanos.

En todo caso, dentro del PSOE la voz más crítica con las imágenes de grupos de turistas ebrios, sin mascarilla y saltándose el toque de queda fue la del candidato a la Presidencia de la Comunidad, Ángel Gabilondo. “Me preocupa muchísimo. Me parece alarmante y un despropósito absoluto”, valoró. Además, afeó a la presidenta que la libertad de la que habla constantemente, y que incluso es su lema de campaña, “no es el desmadre” del pasado fin de semana ni “el llamado turismo de borrachera” ni consiste en “minimizar el peligro del virus”.

“Este turismo de borrachera manda el mensaje de que parece que nos olvidamos que estamos en una situación de contagio”, manifestó Gabilondo. Aunque no cree que hay un efecto llamada, el cabeza de lista del PSOE al 4-M sí que calificó las medidas del Ejecutivo regional de “poco claras, poco estrictas y demasiado laxas”. Las imágenes del pasado fin de semana no deben volver a repetirse, aseveró para añadir que “debe haber un Gobierno frente a la cuarta ola y frente a esta situación”.

La candidata de Más Madrid a la Presidencia de la Comunidad, Mónica García, también fue muy critica con el llamado turismo de borrachera y este lunes anunció que la formación ha denunciado ante la Dirección General de Turismo a una docena de pisos turísticos del centro de Madrid en los que se han celebrado fiestas ilegales que suponen un peligro para la salud pública.

“Llevamos mucho tiempo pidiendo que la señora Ayuso no dé patente de corso al turismo de borrachera”, indicó la cabeza de lista de Más Madrid. “También hemos pedido al Gobierno de España que impida la entrada de viajeros procedentes de países con mayor incidencia”, agregó.

Isa Serra, portavoz de Unidas Podemos, se manifestó en una línea muy similar: acusó a Isabel Díaz Ayuso de actuar con “absoluta irresponsabilidad” y de fomentar un “efecto llamada” para salir de fiesta. Además, dijo, la presidenta utiliza la pandemia para confrontar con el Gobierno central para crearse un perfil “estatal” por “motivos partidistas” e “internos” en el PP.

Mostrar más
Botón volver arriba