Viajes

Diez cosas que ver y hacer en Cangas de Onís

Cangas de Onís es el corazón de Asturias. De hecho, su puente “romano” es uno de los símbolos del Principado. Ciudad desde 1908, Cangas de Onís limita al norte con Parres y Ribadesella, al este con Onís y Llanes, al oeste con Amieva y Parres y al sur con la provincia de León.

Histórica y montañosa; tierra de pastoreo, ganado y buenos quesos; y puerta de los Picos de Europa; Cangas de Onís está enclavada a los pies de los Picos de Europa y en el valle que forman los ríos Sella y su afluente el Güeña.

El Santuario de Covadonga, los Lagos, el Parque Nacional de los Picos de Europa, la pesca del salmón, el rey Pelayo, el queso de Gamonéu… todo eso y mucho más es Cangas de Onís.

El puente romano, con su Cruz de la Victoria colgante, es uno de los monumentos más fotografiados de Asturias. Es Monumento Histórico Artístico pero no es romano. Su construcción tuvo lugar durante el reinado de Alfonso XI, pero bien pudiera ser una reconstrucción de otro anterior, ya que esta zona sufrió una gran romanización.

Cangas de Onís es una de las puertas de los Picos de Europa. La localidad vio nacer el Parque Nacional de la Montaña de Covadonga, lo que hoy es el Parque Nacional de los Picos de Europa (Asturias, Cantabria y la provincia de León).

En su seno acoge el Real Sitio de Covadonga y los Lagos Enol y Ercina, con su paisaje de cumbres y majadas, y con el aspecto casi ‘lunar’ de las antiguas minas de hierro de Buferrera o la espectacular visión de la Vega de Comella, testigo de la riqueza geológica de esta zona.

En octubre, el Pilar. El día 12 se celebra en la capital el Certamen del Queso de los Picos y la Feria de la Miel. Y por cierto, los domingos todo está abierto. Comercios, tiendas tradicionales, restaurantes, sidrerías y el mercado dominical, donde se adquieren los productos de la huerta y los mejores quesos de Picos de Europa.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba