Viajes

Diez lugares para visitar a menos de una hora de Ávila

Los 8.050 km² de la provincia de Ávila son un museo natural de enorme valor, aunque solo sea por la Sierra de Gredos. Situada en el Sur de Castilla y León, presenta dos zonas distintas entre sí: un área más montañosa (las zonas centro y norte) y la parte sur, con temperaturas más suaves (como ocurre en el Valle del Tiétar).

Ávila, la ciudad, la de Teresa, está incluida en la lista del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco desde 1985. Nos recibe su muralla, con un perímetro de más de 2.500 metros con casi 90 torreones. Se cree que es de 1090 y está considerado el recinto amurallado urbano mejor conservado del mundo.

Es la capital de provincia más alta de España (se eleva a 1.182 metros). Si callejeamos, hay que buscar tres templos religiosos de gran valor que son la Catedral del Salvador, la Basílica de San Vicente y el Real Monasterio de Santo Tomás.

Pero salgamos a conocer la provincia. Estos son diez lugares para visitar a menos de una hora de Ávila (o un poquito más).

Es un bosque que parece sacado de un cuento de hadas. Se puede pasear sin problema con toda la familia y disfrutar de los castaños, algunos de ellos famosos, como El Abuelo, un árbol centenario.

Situado entre El Tiemblo y El Barraco, es uno de los atractivos de esta zona, ya que en él está permitido el baño y se puede practicar el piragüismo o el paddle surf.

Al lado de la Cañada Real Leonesa Oriental, en el cerro de Guisando, de nuevo en el término municipal El Tiemblo, descubrimos los famosos Toros de Guisando. Son un conjunto escultórico vetón que data entre los siglos IV y III antes de Cristo, durante la Edad del Hierro.

Está a menos de una hora de Ávila (a 64 kilómetros) y la visita está, por supuesto, más que justificada. Su riqueza arquitectónica y gastronómica es excepcional. No en vano, la Unesco la incluyó en 1985 en su listado de Ciudades Patrimonio de la Humanidad. Por el Acueducto, icono de Segovia, por la Catedral de Santa María, por el Alcázar, por su muralla…

Ávila uno de los lugares donde más vestigios quedan de las culturas prerromanas. Por ejemplo, restos celtas. El Castro de Ulaca, en Villaviciosa (Solosancho), es también de origen vetón y fue la más importante ciudad celta en España. Está declarado Conjunto Histórico-Artístico. Destacan la muralla de más de 3 km de longitud, el torreón y el altar de los sacrificios. Otro castro vetón es el de la Mesa de Miranda, en el municipio de Chamartín.

Otro yacimiento arqueológico, éste en el municipio de Cardeñosa. Este es otro de los lugares de donde se han podido obtener pistas del modo de vida de las poblaciones anteriores al Imperio Romano.

Cerca de Gredos está la reserva natural del Valle de Iruelas. En este entorno de naturaleza, las rutas de senderismo, la observación de aves rapaces, las rutas en bicicleta o las actividades de agua en el Burguillo están aseguradas.

Están ubicadas cerca de Arenas de San Pedro (en la foto, sus piscinas naturales). A diario se puede ir a visitar la cueva de forma guiada en un recorrido de unos 40 minutos, donde se puede contemplar el proceso geológico que se esconde en la oscuridad de la cueva y que se estima con una antigüedad de entre 500.000 y un millón de años.

Y si nos vamos a un poco más de una hora de Ávila, tenemos…

La calma y la tranquilidad presiden esta localidad, desde los cerca de 300 metros de altitud por los que discurre a su paso el río Tiétar, hasta los 2.592 metros del Almanzor, techo de la Sierra de Gredos. Están también el embalse de El Rosarito y el observatorio, de aves ‘Las Tejoneras’.

Se encuentra en lo que se conoce como Circo de Gredos, uno de los parajes más importantes del Parque Regional de la Sierra de Gredos. Es una zona perfecta para hacer una ruta de senderismo por la montaña, finalizando el trayecto en la laguna, donde poder disfrutar de un baño con un bonito paisaje.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba