Viajes

Diez lugares para visitar a menos de una hora de Guadalajara

Guadalajara es la más septentrional de las provincias de Castilla-La Mancha. Limita, al Oeste, con Madrid; al Norte, con Segovia y Soria; al Este, con Zaragoza y Teruel; y al Sur, con la también castellano-manchega de Cuenca.

Puede que Guadalajara capital no tenga muchos atractivos, pero sí su provincia, a la que dan forma cuatro comarcas naturales: La Alcarria, la Campiña, Las Serranías y el Señorío de Molina. Estos que siguen son diez lugares para visitar a menos de una hora de Guadalajara.

Es una de las localidades medievales mejor conservados de España y una de las ciudades con más historia del país. Su castillo del siglo XII y el Doncel, una de las mejores esculturas funerarias del mundo, son dos paradas obligatorias en Sigüenza.

Las altas tierras de Sigüenza ofrecen también un bello entorno rural en el que sierras y parameras se ven surcadas de cañones como el del Barranco del Río Dulce. Pequeñas ermitas románicas, castillos en los altos cerros, aldeas y localidades con encanto austero como Carabias, Palazuelos, Atienza, Cantalojas, Albendiego, Campisábalos, Villacadima o Galve de Sorbe.

Ubicado en el rincón noroccidental de la provincia de Guadalajara, en el término municipal de Cantalojas, está considerado una reliquia botánica. Se trata del hayedo más meridional de Europa. En otoño la coloración de sus bosques le confiere un mágico encanto. Pero durante todo el año es eso, un bosque como de cuento.

Las cotas más altas de Castilla-La Mancha se localizan en esta sierra, uno de los cuatro primeros espacios Red Natura 2000 de España en ser reconocido por su turismo sostenible. Por sus laderas se extienden los pueblos de la arquitectura negra: Tamajón, Campillo de Ranas, Majaelrayo, Campillejo, El Espinar, Roblelacasa, Robleluengo, Almiruete, Valverde de los Arroyos o Umbralejo. Se trata de pequeños pueblos y aldeas que muestran esta peculiar arquitectura popular que configura un paisaje único de enorme valor etnográfico.

Para cascada ésta. La encontramos en Valverde de los Arroyos y tiene un desnivel de 80 metros. Para llegar a la cascada desde el pueblo tenemos unos 45 minutos de caminata.

Esta montaña, a la que se puede acceder desde Majaelrayo o Valverde de los Arroyos, es la más emblemática de la Sierra de Ocejón, pese a no ser la más alta. Su ascensión es de mediana dificultad. Desde la cima vemos un paisaje de naturaleza que sólo salpican los negros tejados de pizarra de los pueblos de la arquitectura negra.

Es una extensión protegida ubicada entre Cuenca y Guadalajara y que comprende 38 municipios. Se trata de un paraje de agrestes sierras y amplios pinares con el agua como hilo conductor en el que se levantan pequeños pueblos con encanto como Peralejos de las Truchas, Poveda de la Sierra, Villar de Cobeta, Taravilla, Peñalén o Zaorejas.

Lo encontramos en el Parque Natural del Alto Tajo. Es una senda de recovecos cincelados por el tiempo, con paredes que alcanzan en algunos casos los 150 metros. A través de los cañones de los Ríos Gallo, Tajo y Arandilla, hay una ruta circular con varios miradores y lugares pintorescos, que se inicia en el Centro de interpretación de Corduente.

Situada en la Serranía Norte de Guadalajara, Atienza es cruce de rutas importantes de sus lares: la del Cid, la del Románico Rural y la del Quijote. El Castillo, situado en la parte más alta del pueblo, es su monumento más representativo. Tiene tres buenos museos de arte sacro: el de La Trinidad, el de San Gil y el de San Bartolomé.

Ubicada en la comarca de La Alcarria, Pastrana es conjunto histórico-artístico desde 1966. Es un antiguo pueblo medieval repleto de tesoros. Desde la Colegiata de la Asunción al Palacio Ducal, pasando por los conventos del Carmen y San José o sus bellas plazas, como la de la Hora o la del Deán.

Esta ciudad de la provincia de Madrid queda cerca de Guadalajara. Alcalá de Henares cuenta con un ingente patrimonio monumental que nos transporta al Siglo de Oro. Desde 1998 es Ciudad Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Se reconoció así el valor del conjunto que forman la Universidad y el recinto histórico, con muestras del arte plateresco, barroco y renacentista.

Apúntate a la newsletter de ’20deviaje’ y recibe en tu correo una selección de propuestas para viajar y descubrir la geografía española.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba