Viajes

Doce lugares para visitar a menos de una hora de Madrid

Madrid tiene mucho que ver. Pero, sin duda, otro de los atractivos de llegarse a la capital del país es la inmensa oferta de su alrededor. Y no hablamos sólo de la propia Comunidad de Madrid.

En un radio temporal de una hora en torno a Madrid, el listado de tesoros a descubrir es enorme. De Segovia a Toledo, pasando por los puebles de Guadalajara o llegando incluso a Valladolid (gracias a AVE), son muchas las localidades con una espléndida oferta turística que hay que aprovechar. Al menos estas doce (pero hay, por supuesto, más).

Su riqueza arquitectónica y gastronómica es excepcional. No en vano, la Unesco incluyó en 1985 a Segovia en su listado de Ciudades Patrimonio. Sin duda, su monumento más famoso es su Acueducto romano. También destaca el Alcázar, que se alza sobre un cerro donde confluyen los ríos Eresma y Clamores. Otro monumento fundamental es la Catedral de Santa María, de estilo gótico con rasgos renacentistas. Para disfrutar de las mejores vistas de la ciudad merece la pena acercarse al Parador de Segovia.

Gracias al AVE, desde Madrid a Valladolid podemos llegar en sólo una hora, aunque sean 190 kilómetros. La que fuera por pocos años capital de España, tiene un interesante patrimonio histórico-artístico. Desde su mastodóntica e inacabada catedral al palacio en que naciera Felipe II. Pucela es una ciudad de museos, algunos únicos, como el Nacional de Escultura (en la foto), el Museo Oriental (una rareza muy desconocida) y Museo de Arte Contemporáneo.

Es la de las Tres Culturas. La cristiana, la judía y la musulmana han sabido dejar aquí lo mejor de sí mismas. Toledo, bañada por el río Tajo, está empapada de El Greco, Cervantes o Garcilaso. Hay que ver su catedral, repleta de tesoros, pero sobretodo hay que callejear y perderse.

Sepúlveda se alza como uno de los destinos turísticos más visitados de la provincia segoviana. Las tradiciones, la estupenda gastronomía y la riqueza artística de esta población la han perfilado como enclave indiscutible al que escaparse un fin de semana. De Sepúlveda a Pedraza (en la foto), que está cerca. Es una villa amurallada en lo alto de una roca coronada por un castillo. El pueblo presue de que el edificio más reciente data prácticamente del siglo XVII, aunque la mayoría son muy anteriores.

El Parque Natural de las Hoces del Duratón protege un lugar único en paisaje fauna y flora. Aguas abajo de Sepúlveda, el río se ha encajonado en esta zona en un profundo cañón. Su colonia de buitres leonados está considerada como la mayor de Europa y se ha convertido en uno de los principales atractivos del parque, además de su riqueza arqueológica e histórica.

Forma parte, junto a Valsaín y la Pradera de Navalhorno y Riofrío, del Real Sitio de San Ildefonso. La Granja es el escenario perfecto de las cuatro estaciones. Está a 97 kilómetros de Madrid y abrazado por el Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama. Desarrolla a lo largo del año una activa agenda cultural y practica, a diario, una calma a la que es fácil acostumbrarse.

Estamos en uno de las localidades medievales mejor conservados de España y en una de las ciudades con más historia del país. Su castillo del siglo XII (en la foto) es el mejor punto de partida para conocerla. La otra parada obligatoria es el Doncel de Sigüenza, considerada una de las mejores esculturas funerarias del mundo. Además, su Plaza Mayor, de estilo gótico cisterciense, el Palacio Episcopal, la Antigua Universidad y la ermita del Humilladero.

El Monasterio de San Lorenzo de El Escorial es una excursión ineludible con su factura grandiosa. La basílica alberga más de 4000 estancias; el Patio de los Reyes de Judea cuenta con un cimborrio de casi cien metros de altura; el Panteón Real está esculpido en mármol y jaspe; o el suntuoso Palacio de los Borbones. En San Lorenzo destacan otros monumentos como la Casa de los Infantes y la Reina o el Coliseo de Carlos III, y su trazado urbano, que armoniza casas señoriales de estilo herreriano, con plazas y avenidas racionalistas.

Considerado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco debido a su conjuntos de Palacio Real, sus jardines palaciegos y su trazado urbano cuadricular. Es uno de los Reales Sitios de la Corona. Cerca queda la reserva natural de El Regajal-Mar de Ontígola, formada por un humedal y el monte mediterráneo-subdesértico de El Regajal.

Mejorada del Campo está en el mapa turístico de la Comunidad de Madrid gracias a un hombre que este año ha cumplido 94 años. Justo Gallego ha edificado, él solo, uno de los edificios más singulares de España. Sin planos y sin conocimientos de arquitectura, Justo empezó en 1961 a construir una catedral… y hoy sigue en ello, pese a su edad. Imperfecta, pero única.

Es uno de los pueblos más bonitos de Madrid. Su mayor tesoro es su Plaza Mayor, flanqueada por edificios de tres plantas con más de 200 balcones asomados a la plaza. Hay que ver también el castillo de los Condes de Chinchón, el convento de San Agustín (actual Parador Nacional), la Torre del Reloj y su iglesia, Nuestra Señora de la Asunción, con un cuadro de Francisco de Goya.

Su casco antiguo data de comienzos del siglo XVIII y procede de la creación de viviendas para los trabajadores de una fábrica de vidrio fundada por Juan de Goyeneche y Gastón. Esta localidad madrileña es Monumento Histórico-Artístico y, junto al palacio de Goyeneche y la iglesia, Bien de Interés Cultural.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba