Viajes

Dónde ver animales en semilibertad y disfrutar de una escapada en familia

Animales y naturaleza ofrecen una combinación a la que es difícil resistirse, ya sea otoño o primavera y siempre que las circunstancias -y restricciones por la pandemia- lo permitan. Si además se puede contemplar a dichos animales en su hábitat, el plan se vuelve perfecto para una escapada familiar de fin de semana.

Para ello, en España se puede disfrutar de varios parques faunísticos, instalaciones en las que las especies viven en semilibertad, lo que permite ver su comportamiento y modo de vida como si en el mismo bosque -o selva salvaje- se estuviese.

A continuación os dejamos una selección de algunos de ellos:

Lacuniacha, en Huesca. Lacuniacha es un parque natural, un bosque en pleno corazón del Pirineo Oscense donde disfrutar de numerosas especies: ciervos, muflones, lobos ibéricos, linces, osos, caballos de Przewalski…todos los animales que viven en el parque han nacido en cautividad, provienen de centros de recuperación, o han sido rescatados de lugares donde no recibían los cuidados necesarios para su bienestar. Como curiosidad, el parque no quiere ser una barrera para los animales que viven en libertad en los alrededores, por lo que las vallas que cierran los recintos están preparadas para que la fauna autóctona pueda entrar y salir del parque sin problemas. Un plan perfecto para disfrutar de una escapada en el Pirineo aragonés.

Cabárceno, en Cantabria. Addax, cobo lichi, oryx del cabo, vaca monchina, watusi… en el Parque de la Naturaleza de Cabárceno se encuentran mamíferos de lo más exóticos, pero también linces, lobos, osos, tigres, ciervos, elefantes y jirafas. Más de 100 especies animales de los cinco continentes que viven en régimen de semilibertad en un espacio de 750 hectáreas que, además, se puede recorrer en coche. Salvo la alimentación que se les facilita, el resto de las actividades están marcadas por su casi total libertad e instinto, por lo que los más pequeños podrán disfrutar del comportamiento animal al natural y con total seguridad.

Senda Viva, en Navarra. Más de 800 especies conviven en Senda Viva, repartidos en nueve rutas perfectas para descubrirlos a todos: la Senda Ganadera, la Senda del Safari Fotográfico, la Senda del Bosque, la Senda del Aviario, la Senda de los Herbívoros, la Senda de los Exóticos, la Senda de las Rapaces, la Senda de la Granja y la plaza de los Éxoticos. En el mismo recinto, los pequeños podrán disfrutar además de atracciones como las sillas voladoras, la tirolina o el tubing; de espectáculos de circo y de rapaces e incluso alimentando a algunos de los animales.

El Hosquillo, en Cuenca. El Parque Cinegético Experimental de El Hosquillo es un laboratorio natural para estudiar y conservar diferentes especies de fauna, y una gran aula al aire libre para aprender acerca de la conservación de nuestros recursos naturales. En su itinerario de visita, se puede disfrutar de ciervos, corzos, gamos, muflones y cabras monteses y buitres. Además, alberga una representación de dos especies en peligro de extinción: el lobo ibérico y el oso pardo.

•Karpin Fauna, en Vizcaya (a una hora de Bilbao). El BBK Karpin Fauna es un centro de acogida para animales silvestres que, por alguna razón no pueden vivir en su medio natural, ya sea por la caza y el tráfico ilegal, nacidos en cautividad, abandonos o cierres de granjas de cría. Macacaos, avestruces, hurones, rapaces, osos pardos, ciervos y gamos, buitres, aves exóticas, pumas… Además de los animales, una parte del parque presenta un campamento paleontológico donde cohabitan algunas de las especies de dinosaurios más llamativas y de los animales que sobrevivieron y heredaron la tierra, dando lugar a las grandes formas de carnívoros y herbívoros que ocuparon el Planeta hasta hace 10.000 años.

Apúntate a la newsletter de planes con niños y recibe en tu correo todo tipo de ideas para entretener a los más pequeños de la casa. Consejos, manualidades, juegos, experimentos…

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba