Deportes

Egan Bernal abandona el Tour de Francia: el desfallecimiento del último campeón

Dicen que lo más difícil de los campeones no es ganar sino mantenerse en el tiempo. Llegar a la cima y demostrar que tienes regularidad para seguir siendo competitivo es lo que diferencia a los grandes deportistas. En cualquier disciplina los que pasan a ser leyendas son los que marcan una época y dejan huella. En el ciclismo sucede lo mismo. La dificultad es máxima y la dureza de la carretera marca la categoría y las fuerzas de los mejores corredores. Con Egan Bernal se generó una enorme expectación por ser el primer ciclista latinoamericano en ganar un Tour de Francia. Lo consiguió el año pasado con todos los honores. Pero en esta edición se baja de la bici. Bernal abandona la ronda gala cuando ocupaba el decimosexto puesto en la clasificación y estaba a 19:04 minutos del líder en la general, el esloveno Primoz Roglic.

Los motivos que justifica el ciclista del Ineos son unas molestias en la espalda que le impiden estar fresco y rendir como a él le gustaría. Hay quien puede pensar que se ha precipitado o que no es lo más correcto dejar una etapa como el Tour si no es por una lesión de mayor gravedad. Pero Bernal estaba tocado. Física y psicológicamente. En la etapa del pasado domingo sufrió un desfallecimiento. Algo más que una pájara. Perdió más de siete minutos en la subida al Gran Colombier. Mal presagio para un corredor que mostraba en sus redes sociales lo orgulloso que estaba por no haberse rendido.

Pero este martes llegó la estocada para el colombiano cuando notó la debilidad en sus piernas. Hizo mella en su cabeza. Se descolgó del pelotón. Fue aminorando el ritmo. No encontraba nada que le pudiera hacer reaccionar o rebelarse. Iba a la deriva. Ya no era una cuestión de orgullo ni de amor propio. Cuando uno sufre en la bicicleta, lo mejor es pararse a pensar si merece la pena hacer más sobreesfuerzos. El colombiano acabó la etapa como pudo. Llegó a la meta a más de 27 minutos del ganador, Lennard Kämma. Lejos, otra vez, de los principales favoritos.

Retirada por prudencia

Bernal abandona el Tour derrotado, pero con la sensación de ser honesto consigo mismo y, sobre todo, haciendo un ejercicio de humildad. No estaba bien preparado para competir. Con las primeras etapas de alta montaña el colombiano se ha desinflado. Ha decidido que es mejor parar antes que seguir haciéndose daño. No estará en la etapa reina de la ronda gala. La decimoséptima que tiene dos puertos especiales con final en alto. Los Alpes se pierden al último ganador del Tour.

“Obviamente, así no es como quería que terminara mi Tour de Francia. Pero estoy de acuerdo en que es la decisión correcta para las circunstancias. Tengo el mayor respeto por esta carrera y ya tengo muchas ganas de volver en los próximos años”, dice el comunicado del equipo Ineos. Su director, Dave Brailsford, argumenta la decisión del abandono para defender los intereses del colombiano. “Es un verdadero campeón al que le encanta correr, pero también es un ciclista joven, con muchas vueltas por delante y en este punto, a fin de cuentas, creemos que es más prudente que deje de correr”.

Lo que necesita Egan Bernal es recuperar sensaciones y la autoestima que haya podido perder cuando era uno de los favoritos en este Tour de Francia que dominan los ciclistas eslovenos. Probablemente podamos volver a ver cuál es su nivel en la Vuelta a España del mes de octubre.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar