Deportes

El Almería despide a Guti: adiós al capricho ‘galáctico’ del jeque

José María Gutiérrez, Guti, deja de ser entrenador del Almería después de la derrota de este jueves contra el Alcorcón. El jeque y propietario del club, Turki Al-Sheikh, ha roto la confianza que le unía con un profesional que llamó para hacerse una fotografía más para su álbum y presumir de ‘galáctico’. No ha tenido paciencia después de perder en casa contra el Alcorcón y que el equipo esté en la tercera posición, a cinco putos del ascenso directo y en zona de playoffs. Una mala noticia para el exjugador del Real Madrid, que iniciaba su carrera como primer entrenador en un proyecto con muchos riesgos.

Guti conocía las dificultades, pero quizás pecó de ingenuo y ahora pueda sentirse engañado. Cuando le contrataron, el 4 de noviembre, cogió un equipo que estaba en segunda posición. El propietario y coleccionista de fotos con leyendas como Zidane, Messi… echó al entrenador portugués Pedro Emmanuel para poner a su ‘galáctico’. Así se encargó de presentarlo el club almeriense en sus redes sociales y Turki Al-Sheikh de vanagloriarse por tener a una figura del Real Madrid y de la Selección española. Todo era pose para el jeque que busca un proyecto que luzca en las redes sociales. Entiende que tiene plantilla para lograr el ascenso directo a la Primera división. No conoce las dificultades de la Segunda.

Turki Al-Sheikh junto a Guti y ZidaneTurki Al-Sheikh junto a Guti y ZidaneTurki Al-Sheikh junto a Guti y Zidane

Guti llegó a Almería cargado de ilusiones y con el objetivo de mostrarse como un entrenador capacitado para dirigir empresas de alto riesgo. Era un desafío y Guti es de los que tira para delante. Se la tenía que jugar. Sabía dónde se metía y con quién se juntaba. Le exigieron el ascenso directo y, a pesar de pedir tranquilidad y rebajar euforias, se metió en la boca del lobo. A este tipo de propietarios no se les puede hacer ilusiones y hay que ir con muchas precauciones. Pero el deseo de Guti de iniciar una vida nueva pudo más que la realidad de una categoría compleja y dura. Le pudieron las ganas y su aventura ha tenido de todo en estos casi ocho meses.

El fichaje de Enzo Zidane

Fue presentado como una estrella, se disparó la euforia, en el mercado de enero le cambiaron la plantilla con los fichajes (entre ellos Enzo Zidane, el hijo del entrenador del Real Madrid) y los jugadores empezaron a sentir la presión. No era nada sencillo jugar bien y ganar, como había insinuado Guti y las ilusiones que se hizo el jeque. En la Segunda división se juega a cara de perro y se compite muy fuerte. Ahí está el Cádiz, que nota el desgaste de seguir en el liderato tras unos primeros meses brillantes. Guti entendió que podía hacer realidad el desafío y se ha encontrado con el despido fulminante.

Nada más llegar se hizo respetar y dejó claro que no se le llamase Guti. Era otra etapa. “Soy José María Gutiérrez”, reclamó en una rueda de prensa. Se puso exigente con los jugadores y hasta con los arbitrajes, lo que le costó que le expulsaran por protestón. Aparecían los nervios de un joven entrenador que triunfó en su breve etapa en la cantera del Real Madrid y luego se llevó una decepción como segundo entrenador del equipo turco del Besiktas. De regreso a España, en el Almería, deja la sensación que le ficharon más por su nombre que por ser una apuesta seria para un proyecto.

El sueldo de Guti en el Almería es de un millón de euros brutos. Tiene que negociar el finiquito, aunque José María Gutiérrez ya dijo en un primer momento que si no convencía o no lograba el objetivo no pondría problemas para dejar el cargo. Lo que no se podía imaginar es el despido cuando todavía tiene opciones de ascenso.

El destino ha querido que el Alcorcón sea, otra vez, el verdugo de Guti tras una derrota que nos lleva a recordar el famoso ‘Alcorconazo’ cuando era jugador del Real Madrid. Fue un 27 de octubre de 2009 cuando el equipo, que entrenaba Manuel Pellegrini, recibió una goleada (4-0) en un partido de dieciseisavos de la Copa del Rey contra un rival de la Segunda división B. Guti estaba en el estadio de Santo Domingo ese día fatídico de la derrota del Madrid contra el Alcorcón.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba