Vivienda

El alquiler de lujo de las casas de más de un millón de La Finca: entre 3.900 y 4.800€/mes

De momento, hay cinco unidades y están en alquiler. Y a estrenar. La Finca, compañía propiedad de la familia García-Cereceda, ha puesto en funcionamiento su nueva línea de negocio, centrada en la gestión de alquileres residenciales bajo la marca La Finca Residencial Rental Service, y lo ha hecho con la búsqueda de inquilinos para varias de las 144 viviendas que forman parte de la primera fase del gran proyecto inmobiliario de Susana Cereceda, junto a la exclusiva urbanización de futbolistas y ‘celebrities’ y frente a un campo de golf de 18 hoyos.

La mayoría de los propietarios de esas viviendas llevan desde principios de año instalados en ellas. Otros, por el contrario, han decidido ponerlas en alquiler y está siendo La Finca la encargada de encontrar los selectos inquilinos con capacidad para pagar entre 3.800 y 4.800 euros al mes por vivir en una vivienda de entre 1,2 y dos millones de euros, a estrenar.

La Finca estrena su nueva línea de negocio enfocada al alquiler de alto ‘standing’

¿Cómo son las viviendas? La más ‘asequible’, la de 3.800 euros al mes, tiene una superficie de 188 metros, cuatro dormitorios, cinco cuartos de baño y tres plazas de garaje, mientras que el alquiler más caro es el de un ático, también de 188 metros y las mismas plazas de garaje, dormitorios y cuartos de baño que la vivienda anterior, pero con un plus, una piscina en la planta superior.

Estas viviendas permitirán a los dueños de La Finca estrenar su nueva línea de negocio enfocada al alquiler de alto ‘standing’ —La Finca Residencial Rental Service—, puesta en marcha el año pasado y que surgió de la mano del lanzamiento de la segunda fase del proyecto inmobiliario de La Finca, compuesto por casi un centenar de viviendas de menor tamaño —entre 85 y 170 metros—, pensadas más para inversión en alquiler, cuya venta se cerró en tiempo récord.

Además de buscar inquilinos, La Finca se encargará del mantenimiento de las viviendas y del cobro de las rentas, así como del asesoramiento legal en el caso de que surjan problemas con el alquiler. Un negocio que le permitirá abarcar toda la cadena de valor de la vivienda, desde la propiedad del terreno hasta la comercialización y gestión del alquiler para el cliente.

Ya se han firmado cinco alquileres

A pesar de lo elevado de los precios, desde La Finca aseguran que ya se han firmado varios contratos de arrendamiento. “Ya hemos cerrado cinco alquileres en LGC3. Teniendo en cuenta que empezamos a entregar a finales de año y las circunstancias extraordinarias que estamos viviendo, lo consideramos un éxito”, explica a El Confidencial Lorena Santana, responsable de La Finca Rental Service.

“Conociendo bien el perfil del propietario y sus necesidades, podemos casar los perfiles con la propuesta comercial más adecuada. Algunos propietarios tienen intención de vivir por temporadas en su vivienda y quieren obtener una rentabilidad por un alquiler de corta estancia y que la vivienda quede en perfectas condiciones para cuando ellos mismos quieran utilizarla. Otros, por el contrario, compraron motivados por el atractivo de la inversión en LGC3 y prefieren que les gestionemos largas estancias en régimen de alquiler”, apunta Santana, quien explica que “al ser viviendas con superficie menor de 300 metros cuadrados, el contrato se rige estrictamente por ley, por lo que se solicita un mes de fianza y dos de garantía adicional, excepto que se negocie otro acuerdo entre las partes”.

E. Sanz

Comprar una vivienda de lujo para posteriormente destinarla al alquiler no es una tendencia nueva en Madrid. De hecho, ya en Lagasca 99 y en Canalejas, algunos de los propietarios de sus exclusivas viviendas también han decidido conseguir una rentabilidad extra durante el periodo en que la vivienda se encuentra desocupada.

Tal y como avanzó El Confidencial, los precios en Lagasca 99 llegaron a alcanzar 15.000 euros al mes, mientras que en Canalejas, viviendas que contarán con los exclusivos servicios del Four Seasons, se han manejado precios en torno a los 17.000 euros al mes. Precios, en ambos casos, muy alejados de los que se manejan en La Finca.

Quieren extender el servicio a otros proyectos

Por otro lado, según confirman desde La Finca a El Confidencial, la intención de la compañía es extender este servicio de alquiler a las viviendas unifamiliares donde viven las grandes estrellas de fútbol del Real Madrid y del Atlético de Madrid, además de numerosos famosos.

“La intención es extender el servicio de ‘rental services’ a todas las iniciativas de La Finca. La mayoría de los clientes que tratamos ya han hecho inversiones en otras de nuestras urbanizaciones, tanto para alquiler como para intermediar en la venta de su casa”, asegura Lorena Santana, quien aclara que, en el caso de LGC3, “por el momento, al tratarse de viviendas que acaban de terminarse y entregarse a los propietarios, se están alquilando sin amueblar, pero iremos conformando la oferta de proyectos para el amueblamiento de las viviendas con distintas categorías”.

LGC es el gran proyecto inmobiliario de Cereceda. Contempla la construcción de un total de 500 viviendas de diferentes tamaños, un centro comercial y un campo de golf, y supondrá una inversión total de 500 millones de euros.

La Finca Garden fue la primera gran promoción en salir a la venta en la era poscovid

El proyecto echó a andar en 2017, cuando arrancó la comercialización de las primeras viviendas: 144 unidades de entre 200 y 400 metros cuadrados por algo más de un millón de euros. La buena marcha del sector y el enorme apetito de la demanda impulsaron las ventas y también los precios, que se revalorizaron casi un 20%. Todas ellas forman parte de la primera fase de este proyecto, LGC3, y todas ellas ya están construidas, terminadas y entregadas. De esta primera fase, forman parte las viviendas ahora en alquiler.

El proyecto contempla otras dos fases con viviendas de menor tamaño. La segunda fase del proyecto, La Finca Garden, fue la primera gran promoción en salir a la venta en la era poscovid y se vendió en tiempo récord. Se trata de 92 viviendas de entre 80 y 130 metros cuadrados que salieron a la venta el pasado verano a un precio medio de 4.600 euros el metro cuadrado, o lo que es lo mismo, entre 380.000 y 940.000 euros, precios que incluyen dos plazas de garaje y trastero por vivienda, además de piscina y gimnasio de uso comunitario y salas pensadas para el teletrabajo de 10 y 14 metros cuadrados que, de manera premonitoria, fueron bautizadas antes del estallido de la crisis del covid-19 como centros operativos de vigilancia técnica (Covit).

Un producto, como explicaron en aquel entonces desde la compañía, muy enfocado a inversores y a su posterior alquiler.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba