Vivienda

El alquiler irrumpe en las mansiones de lujo de La Zagaleta (Marbella): 20.000€/mes

Es una de las grandes urbanizaciones de lujo de España, junto a La Finca o La Moraleja en Madrid o Sotogrande en Cádiz. Comprar una de sus exclusivas mansiones puede suponer un desembolso de más de 20 millones de euros, mientras que vivir de alquiler cuesta entre 15.000 y 20.000 euros al mes para larga estancia –más de un año– y corta estancia –máximo de tres meses– y entre 3.000 y 5.000 euros la noche en alta temporada, dependiendo de las villas.

“Hemos llegado alquilar propiedades por 150.000 euros todo el mes de agosto”, reconocen desde La Zagaleta, sociedad propietaria de la mayor parte de los terrenos de esta espectacular urbanización.

Hablamos de La Zagaleta en Marbella. Un exclusivo complejo al alcance de muy pocos bolsillos y que durante la pandemia ha recibido un gran interés por parte de la demanda que busca villas en alquiler, hasta el punto de que la sociedad que da nombre a la urbanización ha decidido ampliar su línea de negocio para satisfacer a esta creciente demanda formada, principalmente, por jóvenes profesionales con un elevado poder adquisitivo que buscan teletrabajar desde un destino con buen clima, tranquilidad, privacidad y seguridad.

Entre 15.000 y 20.000€/mes para larga estancia y entre 3.000 y 5.000€/noche en alta temporada

“Durante la pandemia se ha incrementado la demanda de alquileres, familias que deciden vivir un tiempo de alquiler para luego comprar. Son relativamente jóvenes, entre 35 y 50 años, que valoran las instalaciones deportivas, la seguridad y las actividades para la familia”, explica a El Confidencial Jacobo Cestino, CEO de La Zagaleta quien reconoce que, al menos por el momento, “no se están produciendo operaciones de venta de suelo para construir y posteriormente alquilar, pero sí se están comprando villas para su posterior alquiler”.

Este creciente interés por vivir de alquiler en La Zagaleta ha cogido impulso a raíz de la pandemia, cuyo impacto en la urbanización, según reconoce Cestino, no ha sido tan intenso como en otros mercados.

La crisis se ha notado con menor intensidad que en otros segmentos residenciales, debido al elevado poder adquisitivo del cliente que vive en esta urbanización. Un perfil que se ha visto más afectado por la crisis de las tecnológicas o la caída de Lehman Brothers que por la crisis sanitaria. La crisis inmobiliaria de 2008 afectó menos a este mercado y ahora, con la pandemia, no se ha visto tan castigado como otros mercados, posiblemente, por la baja densidad de La Zagaleta”, reconoce Cestino.

“La pandemia nos ha enseñado que los clientes de alto poder adquisitivo siguen preparados para invertir. De hecho”, prosigue, “desde hace más de un año, hemos visto cómo la demanda para comprar ha crecido exponencialmente, no solo en La Zagaleta, también en otros proyectos como en Sierra Blanca o Sotogrande”.

Una de las casas más caras de La Zagaleta: casa Radclyffe. Una de las casas más caras de La Zagaleta: casa Radclyffe. Una de las casas más caras de La Zagaleta: casa Radclyffe.

Para satisfacer esa creciente demanda en alquiler, La Zagaleta cuenta en la actualidad con de 15 casas en alquiler, la mayoría para corta temporada y ofrecen a los inquilinos Además, tal y como explican desde la compañía, los inquilinos suelen contratar servicios auxiliares como alquiler de coches, compras y, en especial, chef y suele aprovechar su estancia para estudiar la oferta inmobiliaria en la urbanización.

“El precio del alquiler suele llevar incluido un servicio de limpieza parcial, siendo el servicio de chef uno de los más demandados. Los precios para un servicio completo diario –desayuno, almuerzo y cena– puede rondar los 600 euros más la compra de los alimentos. A veces se puede hacer un pre ‘stocking’ de tal manera que cuando los inquilinos lleguen a la casa tengan ciertas cosas básicas en la nevera. También suelen pedir servicio de traslado desde y hacia el aeropuerto y servicio de alquiler de vehículos para su estancia, que pueden estar ya preparados en la villa en cuestión a su llegada. Otros servicios tipo ‘nanny’, fisio o, incluso, reserva de alguna excursión privada para conocer alguna zona de interés cercana, son igualmente posibles”, explican desde La Zagaleta.

Y junto a este creciente interés por el alquiler, la compraventa de villas y parcelas también ha cogido impulso en el arranque de 2021. “Se siguen cerrando transacciones algo por debajo del mercado, por situaciones de ‘distressed’ o debido a situaciones particulares de los vendedores”, apunta Cestino.

Ventas por valor de 10 millones hasta abril

“Las transacciones en 2016 registraban un precio medio por metro cuadrado de 10.545 euros frente a los 14.400 euros de este año o los 8.700 euros de 2020, en plena pandemia. No obstante, en el precio de venta influye muchísimo el año de construcción de las viviendas, ya que las más antiguas, las construidas antes de 2003, compiten muy mal en precio con las nuevas. Hablamos de viviendas en las que el precio por metro cuadrado puede rondar los 5.000 euros”.

Entre enero y abril se han cerrado 13 transacciones por un valor de casi 120 millones

¿Pero cómo han ido las ventas este año? Los cuatro primeros meses del año han sido muy fuertes. Según explica el CEO de La Zagaleta, de enero a abril se han cerrado dentro del ‘resort’ 13 transacciones, por un valor de casi 120 millones de euros, mientras que en todo 2020 se cerraron 22 ventas, ligeramente por encima de los 100 millones. “Este año se ha formalizado, por ejemplo, la venta de la casa más cara que estaba en venta, en torno a 28-30 millones de euros, mientras que se ha producido otra venta de 23 millones”, explica Cestino.

Sus huéspedes y clientes son altos directivos, profesionales de éxito que buscan un sitio exclusivo con un perfil de baja o nula exposición. En su mayoría provienen de Reino Unido (28%), Alemania (12%), Rusia (13%), Suiza, Dinamarca y norte de Europa (18%), mientras que un 29% se reparte entre españoles, árabes y otras nacionalidades.

“Inicialmente hubo una fuerte presencia de compradores germanos y suizos, aunque luego comenzaron a llegar los británicos, actualmente, la principal nacionalidad de quienes compran en La Zagaleta”, apunta Cestino, quien recuerda cómo “la crisis ha traído consigo un cambio generacional. Hasta ahora, la demanda estaba liderada por empresarios sénior de 60-70 años, mientras que ahora vienen muchos empresarios entre 35 y 40 años que llegan con la familia y que, aunque viajan mucho por Europa, quieren que sus hijos y sus familias estudien y vivan en Marbella, que cuenta una gran oferta de colegios internacionales y clínicas sanitarias privada“.

30 años de la lujosa urbanización

Para encontrar el origen de La Zagaleta hay que remontarse a finales de la década de los años 80 y principios de los 90. Originariamente era la finca de caza del empresario de origen saudí, Adnan Khashoggi quien, a su vez se la compró a Henry Roussel, un conocido empresario francés suegro de Cristina Onassis, heredera del imperio creado por su padre, el armador Aristóteles Onassis.

Aquellos terrenos –La Baraka– fueron adquiridos por un grupo de inversores liderados por el empresario Enrique Pérez Flores, fallecido en 2020, quien en 1991 constituyó la sociedad La Zagaleta, que a partir de ese momento dio nombre a una de las urbanizaciones privadas más lujosas y seguras de Europa.

Situada en un entorno privilegiado de 900 hectáreas en las montañas de Marbella, actualmente hay construidas más de 240 viviendas con una superficie total de entre 3.000 y 10.000 metros cuadrados y con precios que van de los 2,5 millones de euros a los 32 millones, si bien, el rango de 6 y 8 millones de euros en el que mayor oferta de viviendas hay. Este año, según explica Cestino, se ha vendido una de las villas más caras por 28 millones de euros.

La Zagaleta, gran propietario de la urbanización, dispone de 80 parcelas a la venta

Tal y como recuerdan desde La Zagaleta, el plan inicial contemplaba la construcción de 3.000 viviendas, pero el ideólogo de la operación, Enrique Pérez Flores –fundó y presidió el Banco Exterior en Suiza– planteó solo 420. “Con esta cifra se garantizaba una baja densidad de construcción, gracias a la cual hoy las casas están rodeadas de una abundante y cuidada vegetación, con vistas al Mediterráneo, África, Gibraltar, lagos y los dos campos de golf de 18 hoyos cada uno“.

Una de las casas más caras de La Zagaleta: casa Radclyffe.Una de las casas más caras de La Zagaleta: casa Radclyffe.Una de las casas más caras de La Zagaleta: casa Radclyffe.

“La Zagaleta es el ‘resort’ más exclusivo de Europa. A pesar de que abarca una superficie de 900 hectáreas, solo está previsto construir 400 viviendas, y hay 260 terminadas. El resto del terreno está por desarrollar“, explica Cestino. De hecho, todavía son muchas las parcelas a la venta sobre las que poder construir.

La inmensa mayoría de las villas nuevas a la venta está en manos de La Zagaleta a través de mandatos exclusivos o no y quien, además tiene gran parte de los mandatos exclusivos del mercado secundario de viviendas terminadas, disponibles a partir de 3 millones de euros. Cuenta con una cartera de 80 suelos de gran tamaño para desarrollar, si bien, en el ámbito hay otros propietarios como el fondo de inversión Castlelake, que aterrizó en la urbanización en 2014, adquiriendo parcelas, de las cuales ha desarrollado dos villas de lujo a través de su promotora, la cotizada, Aedas Homes; pero también un grupo de inversión privado suizo, además de inversores privados y particulares.

“La Zagaleta ofrece los más altos niveles de construcción y de arquitectura de interiores, una infraestructura de carreteras, y numerosos servicios como el club de socios con restaurante, el centro ecuestre con 23 establos y 4 pistas, canchas de tenis o helipuerto, desde el que llegar a Málaga en apenas 15 minutos. Pero, ante todo, es el lugar donde el cliente encuentra discreción y el más alto nivel de seguridad (circuito cerrado de vigilancia, puertas de seguridad, patrullas, etc.). Además, ofrece un servicio de atención personalizada 24 horas, gracias a un equipo de 120 profesionales plurilingües que se encarga de atender todas las necesidades de los clientes desde la organización de actividades de ocio, hasta conductores privados, lavandería, servicio doméstico de limpieza y mantenimiento de la casa, canguros o secretarias”, apuntan desde la compañía.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba